Lunes 30 de Abril de 2018 - 02:19 AM

“Tragedia ambiental en la Lizama aún no termina”: Pescadores de Santander

Aunque la Organización de Naciones Unidas estima que la recuperación ambiental en la zona de influencia del pozo La Lisama 158 tardará cerca de un año, pescadores y ambientalistas aseguran que el proceso podría demorar hasta 40 años.

La tragedia ambiental no termina en Santander. Pese a que el afloramiento de crudo y gas fue controlado, pescadores y comerciantes de La Fortuna alertaron que las repercusiones ambientales persistieran por varias décadas. Este lunes se completan 46 días de la emergencia que comenzó el pasado 15 de marzo.

En un recorrido de periodistas de Vanguardia.com por la quebrada La Lizama, Caño Muerto y el Río Sogamoso se registran los impactos ambientales y económicos de las fallas en el pozo 158.

Pescadores que realizaban su actividad económica en Caño Muerto, denunciaron que luego de la contaminación del afluente, que generó mortandad de varias especies de pescado, en la “actualidad los pocos peces que atrapamos nadie lo quiere comprar. No tienen salida, incluso hemos tenido que tirarlos a la basura”.

Lea también: Recuperación de daño ambiental en La Lizama tardaría un año: ONU



Hernando González, pescador de la zona de la Lizama, manifestó que “la gente dice que el pescado sabe a petróleo y si alguien llega a comprarlo nos pide el nombre y nuestra dirección, para devolverlo, si les sale contaminado. Estamos en una situación muy difícil”.

González agregó que antes de ocurrir el derrame de crudo, se en vendían hasta $150 mil en pescado. “Ahora no llegamos ni a $50 mil. La semana anterior salimos a hacer una faena de pesca y no le encontramos sabor a petróleo. Sin embargo, es muy difícil quitarnos ya esa mala fama y nadie nos compra nada…”.

El sector de turismo es otro de los renglones afectados. Henry Amaya, quien comercia con pescado en esta zona de Santander, aseguró que  debajo del puente que comunica a La Fortuna con la vía a San Alberto, “la gente venía a bañarse y a almorzar. En un fin de semana se vendían hasta 50 pescados fritos. Hoy no vendemos ni uno. La gente ya no viene a bañarse y menos a comer”.

El director del Comité Departamental de Gestión del Riesgo de Santander, Ramón Ramírez, expresó a Vanguardia Liberal que“podemos decir a toda Colombia que una vez revisados los estudios pedidos a Ecopetrol de los peces de la región del Magdalena Medio, estos animales pueden ser consumidos. Damos la tranquilidad y estamos en este momento con el gremio de pesqueros trabajando activamente en esta emergencia”.

Le puede interesar: En cuatro meses se superaría crisis ambiental por derrame de crudo en Santander

“Pasarán hasta 40 años para que Caño Muerto vuelva a ser el de antes”



El pasado 25 de abril, expertos de la ONU entregaron un informe en el que anunciaron que aunque visualmente es muy impactante, el evento es de dimensión media y el proceso de recuperación de la zona se podría tardar un año aproximadamente.

No obstante, biólogos consultados por esta redacción afirmaron que “lo peor estaría por suceder. El afloramiento mató a los peces que se encontraban cerca de la superficie, pero cuando el crudo se vaya hasta el fondo de los afluentes hídricos afectados, manchará las rocas de las que se alimentan especies como el bagre y el bocachico. Además se pueden afectar las demás especies que no resultaron dañadas durante el derrame”.

Los pescadores expresaron que “da tristeza mirar ahora a Caño Muerto. En su tiempo, el pescado ‘hervía’, nos llevábamos hasta 400 pescados en cuatro recorridos. En este momento no se ve ni un pescado, la mancha aún persiste y tendrán que pasar hasta 40 años para que este criadero vuelva a ser el mismo”.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad