Viernes 14 de Octubre de 2016 - 03:57 PM

Así vivió Güepsa el estreno de su película, Pariente

Con alfombra roja y el parque principal completamente lleno, fueron recibidos los protagonistas y el equipo de la película Pariente, un drama de amor y suspenso que se desarrolla en medio del proceso de desmovilización de los paramilitares en el país.
Así vivió Güepsa el estreno de su película, Pariente

Sobre las 6 de la tarde, con un sol ya tímido y una temperatura agradable que anunciaba la lluvia, las personas con ruanas, ponchos, sombreros y en general, con su mejor pinta y ondeando una bandera de Colombia, saludaban alegremente por toda la carrera cuarta de Güepsa, un municipio santandereano, a los actores de la película Pariente, que hasta hace unos meses atrás se había rodado por esas mismas calles y con sus habitantes.

Con la banda de guerra de la Escuela de Oficiales de la Provincia de Vélez y del colegio Santodomingo Sabio del municipio, se ambientó el desfile. Ese día, el pasado sábado 8 de octubre, ni las mascotas del pueblo se querían perder el estreno de la que es hasta la fecha, la primera película hecha y actuada por santandereanos que se estrena en las salas de cine nacional.

Y es que no era para menos, pues el hijo pródigo de esa tierra panelera, cálida de día y fría de noche, Iván Gaona, se jugó su carrera como cineasta en su terruño, haciendo diversos cortometrajes con actores naturales y ahora, lanzando su primer largometraje, Pariente de la misma manera, con güepsanos dedicados al campo, a la conducción de camiones y taxis, mejor dicho, de todo, menos al cine.

Ese sábado todo el mundo quería una foto con él y los actores principales de su cinta, que se estrenó el pasado jueves 13 de octubre, pero que dio su primera función al público colombiano entre quienes prestaron sus rostros, calles e historias para que fuera una realidad.

“Me gustó mucho la experiencia. Eso es una bendición de Dios, acá no había dónde cupiera una persona más de la alegría…”, comentó Inalda Lesmes Amado, mientras compraba el domingo en la plaza de mercado del pueblo y recordaba su minuto de fama al hacer un personaje secundario en la película.
Verónica Romero de Moncada, una mujer de la tercera edad, de pocas palabras, con un aspecto muy tierno y reconocida por su papel en el cortometraje, Los Retratos, que ha viajado a 90 festivales del mundo,  y quien  también hace una corta aparición en la película, solo tiene una palabra para describir la experiencia, “bacana”.

Al llegar al parque principal, una enorme carpa acondicionada con sillas y una pantalla gigante, esperaba a todo el equipo de La Banda del Carro Rojo, productora de la película, así como una alfombra roja en medio del escenario, en la que uno a uno fueron desfilando: Willington Duarte, René Calderón y Leidy Herrera Castillo, los actores principales, que solo tuvieron dos meses de preparación para interpretar a sus personajes.

“Esto es algo que no se espera uno en la vida, pero aún así se hicieron las cosas. La banda del Carro Rojo es mi nueva familia. Lo más difícil es tratar de congeniar con todos, porque hacer una película tiene sus cosas estrictas, sus horarios… Todavía tengo muchos nervios pero mi familia se siente orgullosa…”, cuenta René Samuel Díaz, quien actúa como René y es uno de los enamorados de Mariana, la protagonista.

“Fue única, emocionante. Una experiencia de verdad maravillosa porque no está dentro de los planes de uno, pero vivirla fue inolvidable. Es difícil porque no es la profesión de uno…”, comenta Leidy Herrera, quien interpreta a la protagonista, Mariana, una tímida campesina por la que se disputan René y Willington su amor.

“Es una experiencia muy bonita, ni soñada porque ni lo imaginaba. Aunque ya había estado en el cortometraje de Forastero, el largometraje es una responsabilidad más grande, más textos para uno aprenderse…”, expresa, Heriberto Palacios Santamaría quien interpretó a Heriberto, uno de los antagonistas.

Luces, cámara y...

Los aplausos, gritos, risas y algarabía no cesaron hasta que el protocolo se tornó un poco más serio con las palabras del padre del director y guionista de la película,  Luis Gaona, historiador y quien tras una investigación logró decretar ese mismo día el cumpleaños del pueblo. Es decir, la celebración era doble. De igual manera, su hijo, Iván Gaona, fue condecorado con la Cruz de Oro al mérito, lo que lo hace un hijo pródigo de la Provincia. Finalmente, con la lluvia acosando y la ansiedad de ver el largometraje, se apagaron las luces y la historia rodó.

“…Éra un equipo grande el que trajimos de Bogotá y de muchas partes para el rodaje de la película y el equipo técnico de la Banda del Carro Rojo. Nada más el hotel, como en Güepsa no hay hoteles, era en casas de familia; las locaciones eran en el pueblo. Fueron seis semanas de rodaje en las que se afectó la vida de todo el mundo… Lo bonito es que todo el pueblo siente que la película es suya y eso es muy hermoso”, explica Diana Pérez, productora de Pariente y de los cuatro cortometrajes que la han hecho, junto a Gaona, una dupla de reconocimiento en el medio.

Son 115 minutos en los que el suspenso es el mayor protagonista, así como la ansiedad entre quienes disfrutaron de la cinta. Cada vez que uno de sus habitantes se veía en la pantalla, la gente soltaba carcajadas, aplausos y hasta burlas. La seriedad, detalle y drama que tiene esta película santandereana, desarrollada con un estilo ‘western’, con una excelente fotografía y una fuerte carga emocional en sus diálogos, se perdió de vista, pues la verdad, era un show jamás antes presenciado en un pueblo en donde la mayoría de sus habitantes son campesinos y que si bien, ya venían estando en los cortometrajes de Gaona, jamás habían experimentado el trabajo y despliegue que requirió este largometraje.

“De lo que más me enorgullece es la actuación y que al hacerlo la gente se sorprenda… Uno siempre sueña con que la cultura genere tanta fuerza como otros espacios y nosotros en el proceso nos parecía importante y pertinente estar aquí, hablar de historias de acá, una búsqueda regional hacia el país y fue sorpresivo comprobar que el arte tiene un poder de identificación muy fuerte porque era hablar de nuestras historias, de nosotros mismos…”, dice Iván Gaona, escritor y director de Pariente.

La trama

Pariente refleja con la naturalidad propia de sus actores y un triángulo amoroso, los estragos que hizo en Güepsa, como en tantas poblaciones del país, el fenómeno paramilitar y su proceso de desmovilización y por supuesto, la cultura de la región, con sus paisajes y su gente.

“… La película recae en la humanidad de las personas, de una vida sencilla, hablando de la complejidad de un conflicto colombiano, pero viendo lo que quedará cuando todos los procesos de paz terminen… Creo que es interesante explorar el país geográficamente y acercarnos a historias que se construyen desde el campo…”, relata Gaona, quien desde ya trabaja en otra película que se desarrollará entre Bucaramanga y Bogotá.

Fueron seis semanas de rodaje en diversas locaciones del pueblo, a las que los medios de comunicación tuvimos la oportunidad de visitar el pasado fin de semana y conocer de primera mano el trabajo profesional y desgastante que tuvo que asumir la Banda del Carro Rojo Producciones para entregar una cinta competente para la industria cinematográfica del país, que cada día se destaca más en diversos festivales del mundo y es, lastimosamente, más valorada por los extranjeros que por los nacionales.

“A Venecia llevamos a Willington, el protagonista, y fue una experiencia que jamás imaginó que iba a tener… que la gente le pidiera autógrafos a la salida de la película son cosas que jamás se le habían pasado por la mente... Esto es el punto climático al que hemos llegado con los cortos de Iván y la Banda del Carro Rojo… es la culminación de un proceso que hemos llevado con mucho respeto, cariño por la región y deseo de hablar de esta tierra que es la que nos mueve con mucha fuerza…”, afirma la productora de la cinta.

Y es que así ha sido la carrera del director Iván Gaona, muy productiva y quizás rápida, cargada de premios y un amplio bagaje por la industria del cine tanto en el país como por fuera.

Por ahora, entre la expectativa y aún no muy conscientes de lo que hicieron, pues les parece todavía un sueño, los actores de Pariente recorren junto al equipo de la película algunos festivales de cine, firman autógrafos y se toman fotos antes de retomar la cotidianidad de su vida, que como en la cinta, se desarrolla en Güepsa, sin descartar, por supuesto, volver a la pantalla grande.

“Mi vida es la construcción, el palustre y es de eso y pues si se presenta la oportunidad nuevamente hay que hacerle, pa’ las que sea”, asegura René.
“Yo trabajo en la alcaldía desde principio de año, pero por ahora no tengo ninguna intención o proyecto para seguir trabajando en televisión o cine pero si se presenta la oportunidad tampoco la voy a desaprovechar”, concluye la actriz Leidy.

Finalmente, las luces del parque se prenden, la película se acaba dejando de fondo la banda sonora a cargo del polifacético y extravagante Edson Velandia, otro talento santandereano que sin duda le da un toque fundamental a la cinta y a los momentos de mayor tensión. La hora de los abrazos y aplausos sigue, mientras sin importar la lluvia, todos los güepsanos se preparan para disfrutar de una larga noche de celebración en la que invitan a los colombianos a conocer su tierra y a sentirse ‘Pariente’ de la misma.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Genovesa de frutas
Una torta mojada y perfecta para cualquier celebración. Compártela también en navidad con tu familia.
Publicidad
Publicidad