Higiene genital, un cuidado para inculcar desde la infancia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Viernes 21 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Salud
2009-03-10 05:00:00

Higiene genital, un cuidado para inculcar desde la infancia

Higiene genital, un cuidado para inculcar desde la infancia
Hablar sobre la sexualidad o simplemente, tocar el tema de los órganos genitales con los hijos, casi nunca ha sido una tarea fácil para los padres ni siquiera al momento de enseñarles una correcta higiene íntima.

Poner ‘apodos’ o no enseñarles a llamar por el nombre a sus genitales, e incluso acostumbrarlos de manera errónea a que consideren su zona íntima como algo que no hace parte del resto del cuerpo, o como ‘eso’ de lo que no se puede hablar. Esas son las equivocaciones más comunes y graves cuando se trata de educar a los más pequeños en su cuidado personal.

Si bien los expertos señalan que poner el tema de los genitales en una conversación suele resultar algo incómodo para los padres, sin duda, sólo se tratará de un ‘sonrojo’ momentáneo que contribuirá a generar mayor seguridad en los pequeños, y que en la medida que crezcan se lo agradecerán.

Así es, si desde temprana edad los niños y niñas comprenden que sus órganos sexuales merecen igual o mayor cuidado que por ejemplo, sus ojos, piel u oídos, su salud íntima desde ese momento y hasta que sean adultos correrá menos riesgos.

Debido a su proximidad con los orificios de salida de las heces y la orina, tanto la vulva como el pene requieren atención especial. A la hora del baño, en ambos casos es necesario recalcar en la separación de los pliegues para lavarlos de manera correcta, pues en estos dobleces es donde se presenta mayor acumulación de restos de orina o secreciones propias del organismo.

Es así como tanto hombres como mujeres deben crecer con la conciencia sobre la necesidad de una limpieza completa y diaria de sus órganos sexuales.

“Los aparatos sexuales sufren cambios fisiológicos en el transcurso de la vida. En el aparato femenino, algunos de estos cambios se encuentran en las variaciones de la flora o del ecosistema vaginal, por eso, mantener el equilibrio en esta zona resulta fundamental para disminuir los riesgos de infecciones y malos olores”, aseguró el ginecólogo Augusto Salazar.

De la misma manera, expresó: “Los hombres no tienen problemas de olores pues no segregan flujo como en el caso femenino, sin embargo, sí se pueden generar olores que se deben a la falta de higiene. En ellos las infecciones son menos frecuentes”.

A continuación, una serie de recomendaciones fáciles y básicas para enseñar a los más pequeños a mantener la salud de sus genitales.

LISTA
Para ellas

1 Debe ser cuidadosa pero a la vez meticulosa.
2 Al momento del baño debe dejar que el chorro de agua caiga en abundancia sobre los genitales externos.
3 Deben lavarse con agua y jabón, preferiblemente neutro y que no haga demasiada espuma.
4 Luego del baño, es fundamental secar bien la zona.
5 La forma correcta de limpiarse luego de orinar o defecar, es de la vagina hacia el ano, es decir, de adelante hacia atrás.

glosario

•    Vaginosis bacteriana: Infección producida por el uso prolongado de antibióticos, las alteraciones hormonales, uso excesivo de duchas vaginales, un aseo anal incorrecto o incluso el uso prolongado de protectores.
•    Candidiasis: Enfermedad tradicionalmente asociada a las relaciones sexuales, causada por un hongo que coloniza normalmente el recto de muchas personas sanas.
•    Cistitis: Causa molestias o dolor en la vejiga y el abdomen. Se presenta más en las mujeres que en los hombres y sus síntomas varían de un caso a otro.

LISTA
Para ellos

1 Durante el baño, los que no tienen la circuncisión deben bajar o echar hacia  atrás el prepucio y lavar con agua abundante y jabón esa parte del glande.
2 No se puede olvidar lavar también el resto del cuerpo del pene y los testículos con agua y jabón.
3 La zona debe quedar bien seca.
4 Si sufre de mucha sudoración puede aplicar un poco de talcos en la zona.
5 Lavarse bien las manos antes de tomarse los genitales para orinar, al igual que después de esa acción, o incluso, después de defecar.
6 Después de cierta edad, deben asegurarse de que entre el glande y el prepucio no se acumule esmegma, una sustancia de color blanco que se fermenta y origina mal olor.

LA VOZ DEL EXPERTO
Agustín Herrera de Argos
Médico sexólogo

“La infancia: ahí empezamos mujeres y hombres a construir la persona que seremos. El niño o la niña nace y no sabe que es él o ella, pero desde entonces quienes están a su alrededor le marcan el camino según su sexo para que su inclinación sexual esté de acuerdo con la del que nació.

Los cuidados se enmarcan en ese sentido y tienen que ver siempre en facilitarle un proceso de educación de acuerdo con lo que ellos creen en su medio cultural.

La identidad sexual es la percepción íntima que tiene la persona de que es hombre o es mujer, diferente a la orientación sexual, que es la inclinación erótica sexual hacia una persona de su mismo sexo, del sexo contrario o ambos.  

No olvidar que la ignorancia sobre el crecimiento y desarrollo infantil es una amenaza que impide la atención adecuada en esta sensible etapa de la vida y para superarla es necesario leer, preguntar, oír y ver cada vez con buena voluntad”.

Algunos consejos paso a paso...

 

1 Acercarse a él o ella.
2 Mostrarle afecto e interés.
3 Háblele mientras lo guía en el baño.
4 Hágalo sentir seguro.
5 Realice la limpieza en su cuerpo, incluyendo los genitales.
6 No impida que se toque su cuerpo, así se conoce y reconoce y así percibe 7 e identifica sus propias sensaciones.
7 Facilítele que juegue con niños y niñas para que construya su identidad sexual de forma clara y consistente.

Las infecciones en la mujer

Tal vez en el caso de las mujeres hay que tener más cuidado en cuanto a la higiene íntima, ya que tienen más facilidad adquirir infecciones y según la flora vaginal de cada una, a veces el olor vaginal puede ser más o menos fuerte.

Entre las infecciones que afectan de manera más cotidiana a las mujeres están aquellas causadas por la higiene deficiente, la falta de transpiración o incluso el estrés. Estos son aspectos que conducen a un crecimiento exagerado de microorganismos en el tracto genital.

Las patologías más habituales son: cistitis; vaginosis bacteriana y candidiasis.

 

Publicada por
jmartinez@vanguardia.comErika Juliana Martínez
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones