Publicidad
Jue Mar 30 2017
22ºC
Actualizado 05:25 pm

El Conde de Cuchicute, Figueroa y Jaime √Ālvarez Guti√©rrez | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-28 05:00:00

El Conde de Cuchicute, Figueroa y Jaime √Ālvarez Guti√©rrez

El vestido tiene su propio lenguaje. Por medio de él una persona expresa su manera de ser o la forma en que quiere proyectarse ante la comunidad, bien sea porque le nace o porque deliberadamente quiere enviar un mensaje.
El Conde de Cuchicute, Figueroa y Jaime √Ālvarez Guti√©rrez

En Santander existen tres casos muy especiales como es el del conde de Cuchicute, el de Luis Enrique Figueroa y el de Jaime √Ālvarez Guti√©rrez.

El conde de Cuchicute se vest√≠a al estilo siglo XIX, cuando ya viv√≠a en pleno siglo veinte. Pero en realidad pertenec√≠a m√°s al siglo anterior por su manera de sentir y de vivir las cosas. El se cre√≠a y se sent√≠a un noble, como todo sangile√Īo que se respete. Y de ah√≠ que primero se consigui√≥ su t√≠tulo de Conde, que por cierto es el de m√°s alta jerarqu√≠a dentro del escalaf√≥n de la nobleza, porque el √ļltimo, el de bar√≥n, fue usurpado por nuestros barones electorales.

Y luego de comprar su t√≠tulo, quiso que aquello fuera producto de una haza√Īa, como ocurr√≠a antiguamente, pues la nobleza surgi√≥¬† de la clase militar, que a trav√©s de las grandes batallas, duelos y haza√Īas, la realeza otorgaba como premio tales t√≠tulos.

As√≠¬† que el Conde no quer√≠a llegar por¬† el simple mecanismo de la compra ¬Ėventa a la conquista del t√≠tulo, sino que fuera mediante un hecho en donde estuviera implicada la sangre, que es la protagonista de las haza√Īas y de los hechos importantes.¬† De ah√≠¬† que decidiera¬† volarse un ojo y llenar¬† con un parche el cuenco, para darse una fisonom√≠a que acorde con el traje de gala, el sacoleva, lo identificara. En esa forma lo conocimos, sentado en las bancas del Parque Santander, cuando se hospedaba en el hotel Bucarica. Tambi√©n vest√≠a sombrero de copa, mon√≥culo, anillos en sus dedos, varita de mango de plata, capa espa√Īola, levita verde con galones de raso y chaleco de fantas√≠a.

Y murió como tenía que morir, en forma dramática, pues luego de provocar a su mayordomo, seguramente con el maltrato, con la arrogancia noble, con el látigo del terrateniente feudal, lo agarró el mayordomo a machetazo limpio, como en las tragedias griegas, para redondear  el personaje que dominó  por mucho tiempo la historia de capa y espada  de nuestro feudalismo criollo.

Nadie en Santander ha atra√≠do tanto la atenci√≥n para novelarlo, para escribir biograf√≠as sobre √©l, para tratar de interpretar una √©poca o una regi√≥n, para tomarlo en todo caso, como un s√≠mbolo de la aventura, del se√Īor√≠o feudal, del aristocr√°tico se√Īor que so√Īaba con su propio reino y con su propio monarca.

Vea el texto completo en raulpachecoblanco.blogspot.com

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad