Las carreteras de Santander | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-21 05:00:00

Las carreteras de Santander

Lleg√≥ la temporada de fin de a√Īo, √©poca en que tradicionalmente los colombianos toman sus vacaciones y muchos de ellos, junto con sus familias, emprenden traves√≠as por v√≠a terrestre. Esta vez -al igual que en oportunidades anteriores- pero con m√°s √©nfasis, corroborar√°n que la regi√≥n en que la Naci√≥n fija menos sus ojos para mantenimiento y mejoramiento de las principales carreteras, es Santander.
Las carreteras de Santander

En materia de v√≠as carreteables troncales -si bien al pa√≠s le falta mucho-, prudente es reconocer los avances que se han hecho en materia de mejoramiento de la principal red de carreteras que tenemos. Pero no hay necesidad de instalar a la orilla de ese sistema venoso de pavimento que cruza el pa√≠s avisos que se√Īalen que el viajero est√° en tierra santandereana pues el estado de las v√≠as le hace pronto llegar a esa conclusi√≥n.

La carretera que de Bogotá conduce a la Costa Atlántica está en buenas condiciones pero el tramo que atraviesa el Magdalena medio santandereano es el que más huecos y menos mantenimiento tiene. Lo mismo ocurre si en lugar de buscar llegar a San Alberto por La Gómez, tomamos el tramo que de Bucaramanga va a El Playón y La Esperanza para entrar al sur del Cesar.

La carretera que de Bucaramanga lleva a C√ļcuta est√° en mal estado mientras avanza por las monta√Īas de Santander y apenas entra a Norte de Santander, las condiciones de la v√≠a mejoran notablemente.

La lentitud con que se ha construido la doble calzada entre Floridablanca y Piedecuesta y el deficiente estado de la carretera entre Oiba y Barbosa hacen que al viajar de Bogotá a la capital de nuestro departamento el trayecto en que más peligro vial corre el viajero esté en Santander.

Entre Bucaramanga y Barrancabermeja el asunto es crítico por la injustificable demora en reponer el puente Flandes sobre el río de Oro y la lenta construcción de la doble calzada entre Girón y Lebrija.

Esas son nuestras principales vías de comunicación con el resto del país y ponen en evidencia que la administración Uribe Vélez no le ha cumplido a Santander en materia de carreteras mientras otros departamentos muestran una inmensa mejoría en tal aspecto.

Buena parte de la responsabilidad de dicho estado de cosas es imputable a nuestra dirigencia política y empresarial. La primera, afanosa al pedir cosas para su clientela y atravesarle palos a la rueda de sus coterráneos, es roma al saber exigir obras para la región. A la nueva generación de la segunda le ha hecho falta el coraje que tuvieron sus mayores para exigir un mejor trato para el departamento.

El balance del a√Īo que termina, en materia vial, deja que desear pues Santander no tuvo la significaci√≥n que ser√≠a de anhelar en el alto gobierno.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad