Publicidad
Vie Nov 24 2017
19ºC
Actualizado 08:44 am
Lunes 16 de Octubre de 2017 - 12:01 AM

Dos hombres fueron atacados violentamente en Bucaramanga

Los crímenes, cometidos en hechos aislados y que son materia de investigación judicial, fueron atendidos por la Policía Metropolitana de Bucaramanga en los barrios La Independencia y Campo Hermoso.
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
En ninguno de los dos hechos de violencia, ocurridos en la capital santandereana, se reportaron capturados.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL )
Cristian Ayala, 23 años.

Libardo Monguí, capturado en la tarde del viernes, por el delito de fraude de resolución administrativa, solo pudo disfrutar unas cuantas horas en la calle. El sábado, después de recobrar su libertad, fue asesinado.

Testigos señalaron que Monguí, de 47 años, se dirigía a casa de un familiar, cuando sobre las 3:00 de la tarde, en inmediaciones de la calle 5 con carrera 18 del barrio La Independencia, fue interceptado por varios hombres que llegaron hasta la zona en un carro y dos motocicletas para dispararle en repetidas ocasiones.

Los tres proyectiles que alcanzaron su humanidad, dos a la altura de la cabeza y uno en el pecho, lo dejaron agonizando en plena vía pública, por lo que fue trasladado hasta la E.S.E. Hospital Universitario de Santander, donde se produjo su deceso cuando recibía atención médica.

Lea también: Músico barranqueño sufrió grave accidente de tránsito

El hombre vivía en el barrio Comuneros y, según lo establecido, llevaba tres meses haber salido de la cárcel, tras purgar una condena aproximada de cinco años y medio.

Al respecto, se conoció que en 2011 fue capturado muy cerca a donde ocurrió su ataque.

En ese entonces, según las autoridades, integraba una red criminal al servicio de ‘Los Rastrojos’, por lo que la Fiscalía lo requería para que respondiera por los delitos de concierto para delinquir, tentativa de homicidio, homicidio selectivo y porte ilegal de armas de fuego.

Adicionalmente, las investigaciones que -en dicho momento- fueron llevadas a cabo por personal del grupo estupefacientes, dependencia adscrita a la Sijin de la Mebuc, precisaron que Libardo se disputaba el control del microtráfico en Comuneros y sectores aledaños de la capital santandereana.

En marzo de este año, esta persona vuelve a ser pronunciada por unidades de la Fiscalía y Policía, a raíz de un operativo de extinción de dominio de 10 inmuebles que estaban siendo utilizados para el expendio de estupefacientes, en un perímetro menor a nueve calles en los barrios Comuneros, Chapinero y La Independencia.

Se sindicó a Carlos Prada, alias ‘Yiyo’, y alias ‘Libardo’ como los responsables de tener el control de los predios, cuyo propósito era el de almacenar el estupefaciente, para luego comercializarlo en pequeñas dosis.

Le puede interesar: Investigan accidente en el que falleció un motociclista en Piedecuesta

En zona boscosa

De la otra víctima, se aseveró que se trataba de un hombre de 23 años, identificado como Cristian Ayala Serrano, más conocido como ‘Pescadito’.

Pese a que sus familiares, encontrándose en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses haciendo la respectiva reclamación del cuerpo, no quisieron referirse al tema, se dijo que uno de sus hermanos, Sebastián, fue el que lo encontró y, posteriormente, reportó a la Policía.

Desde el sábado en la mañana nadie sabía nada de él, no daban razón de haberlo visto, pero en medio de esa desesperación se recibió una llamada en la que le avisaban que se escucharon tres disparos en el Parque de La Vida, localizado sobre la calle 45 del barrio Campo Hermoso.

Con solo ese comentario, la búsqueda de Sebastián se concentró en esa zona hasta que oscureció. Tras no encontrar nada, al día siguiente, es decir, el domingo, muy temprano volvió y se refundió entre la maleza y hacia las 6:30 de la mañana, en la parte de atrás de este lugar, ‘Pescadito’ apareció.

El responsable le disparó en la nuca y cuando confirmó que ya había logrado su cometido se marchó, no sin antes taparlo con un plástico y hojas.

La Policía acordonó el sitio mientras que funcionarios del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijin levantaban el cadáver y recolectaban evidencias sobre lo sucedido; sin embargo, aún no hay pistas claras de los móviles y los autores del crimen.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad