Martes 27 de Noviembre de 2018 - 12:01 AM

Numismática y filatelia

Columnista: Edmundo Gavassa Villamizar

Cuando éramos niños nos inculcaban nuestros padres dos hobbies, la numismática y la filatelia. Entretención inolvidable, era coleccionar nuestras monedas y de otros países. Cuando algún amigo o pariente viajaba al exterior, ese era el encargo preferido; monedas y billetes. La fIlatelia era de rigor porque aprendíamos historia, geografía y en fin, de todo. Esta última afición está de capa caída porque ya las estampillas no circulan como antes. Realmente es un negocio del gobierno con los coleccionistas.

La numismática, en cambio, está tomando auge. Nos ha sorprendido Luis Mauricio Ramírez Sarria con el primer Boletín Numismático de Santander, órgano de divulgación de la Asociación Numismática de Santander. Excelente publicación que nos llena de recuerdos históricos comenzando con el Estado Soberano de Santander. Las monedas que antaño acuñaban los hacendados para pagar a sus trabajadores, amén de las ediciones en papel emitidas en Socorro y Pamplona.

Las coscojas de la época de la guerra en valores que desconocíamos y las que antes utilizó el Libertador o las que venían de España, ahora en manos de los coleccionistas. Los billetes nos recuerdan el magnífico estudio que hace unos años publicó Pedro Vivas Guevara. Nostalgia del Banco Santander que nos identificaba en el territorio nacional.

El Banco de Pamplona imprimió bellísimos billetes que hacen contraste con los que actualmente circulan en nuestro país. Diseños artísticos, algunos con fauna u homenaje a nuestros próceres. No podía faltar el Banco Prendario de Soto, fue el último Banco de emisión, giro y descuento del Estado Soberano de Santander.

Reyes González y sus hermanos, oriundos de Matanza, hicieron más de tres mil transacciones registradas en las notarías. El billete Popular, tenía impreso el nombre de Reyes González y Hermanos. Rugeles Hermanos, la Guerra, la Junta Departamental de Emisión, el Banco Popular de Soto, La Mutualidad y Alarcón & Camacho, son el más bello testimonio gráfico de nuestra historia comarcana.

Autor:
Edmundo Gavassa Villamizar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad