Miércoles 11 de Abril de 2018 - 10:00 AM

Bonitos... ¿e infelices?

Es común pensar que la gente bella tiene más puertas abiertas que las personas menos atractivas. Incluso, que ganan más que sus colegas con una belleza diferente al canon establecido. Pero un nuevo estudio encontró que aunque en apariencia para los bonitos todo es más fácil, cuando se indaga un poco más a profundidad no es así. ¿Qué es lo que pasa?
Tomada de Internet
Las redes sociales están llenas de gente bella y feliz: con las puertas abiertas debido a sus rostros y cuerpos perfectos, es fácil pensar que pueden lograrlo todo... pero no es así.
(Foto: Tomada de Internet)

Un nuevo estudio acaba de encontrar lo impensado: las personas bonitas, contrario a lo que se cree, no tienen relaciones más estables.

Una investigación hecha en conjunto entre la Universidad de Harvard University y la de La Verne, ambas en Estados Unidos, halló que la belleza no es lo que se dice que es: los hombres más atractivos tienen una mayor tendencia a divorciarse.

Le puede interesar: Rodéese de belleza

Después de mostrar fotos de anuario escolar a varias personas y pedirles que calificaran a los más bonitos, los investigadores encontraron que a lo largo de la vida, estos hombres bellos se habían divorciado no solo una, sino hasta dos veces.

Una de las razones, al parecer, es que la gente más bonita tiene un mayor número de parejas potenciales y, por tanto, muestran mucho  más interés también en otras personas distintas a su cónyuge.

Le puede interesar: Los feos están desapareciendo y con ellos el talento

Otro de los motivos que se halló en el estudio es que la gente más bonita está menos satisfecha con sus relaciones estables.

Como son hermosos, saben que existe mucha gente ansiosa por intentar un romance y es por esto que ponen menos de su parte cuando la relación se estabiliza.

Y bueno, cualquier podría pensar: ¿cuál es el problema? ¿No es acaso mejor conocer a mucha gente?

Le puede interesar: A envejecer con dignidad

La psicóloga Carolina Dulcey explica que no. “Salir y entrar en una relación, incluso si se es muy atractivo, es agotador. Con el tiempo, todos necesitamos una estabilidad emocional para sentirnos satisfechos y es por esto que cada que termina una relación, incluso si la persona tomó la iniciativa de hacerlo porque tiene más opciones, se expone a un sentimiento de fracaso”.

Le puede interesar: Matrimonio con feos... ¿matrimonio duradero?

Puede que de entrada la gente con una belleza que se ajusta al canon establecido para esta épocareciba mucha más atención, pero a la larga nonecesariamente son felices... además de que elatractivo se percibe de una forma diferente y es loque realmente hace que su vida sea muy distintade la de otras personas.

Y no siempre el atractivo está ligado con la belleza: “Diego Rivera era un tipo muy feo, pero salíacon muchas mujeres. Es verdad que las mujeres estánsujetas a mayores exigencias, pero existen algunasque no cumplen esos cánones y que han logradoel éxito que otras más hermosas hubieran deseado”, explica Camilo Cifuentes, sociólogo y máster en psicología social.

“Digamos que tenemos dos mujeres y dos hombres. Dos de ellos tienen rasgos perfectos, pero no son tan agradablescomo los otros dos, que tienen algunasimperfecciones -dientes torcidos o narizmuy grande-, pero con un temperamentoy talento que no se pueden olvidar.

Los dos últimos tendrán muchas posiblidades, mientras que los primeros serán dejados atrás fácilmente.

Le puede interesar: Lo que sus labios dicen de usted

El atractivo consiste en una mezcla de factores que hacena una persona increíble: un gran talento y elocuencia, una personalidad misteriosa, pero arrolladora, rasgos agradables, un temperamento tranquilo y una inteligencia superior. Estos rasgos sí hacen la diferencia”, explica Cifuentes.

Lo que dicen los bonitos

"Y lo más importante para tener una autoestima alta es que no se deben generar comparativos ante otros, ya que este es el primer factor para provocar inseguridades y cuestionamientos sobre sí mismo.

Lo que la persona proyecta tanto en la vida profesional, amorosa o personal es lo que los demás van a leer en ella y posteriormente van a recibir el trato correspondiente.

Cualquier ámbito de la vida se desarrolla de acuerdo a las actitudes y criterio personal que cada uno tenga de sí mismo y como lo emplee en la vida cotidiana”, dice Tatiana. 

Simplemente debemos ser conscientes que vivimos en una sociedad que cada día consume más los “modelos” de vida que nos muestran los medios de comunicación y ahora las redes sociales, que son la televisión de las nuevas generaciones.

Ser atractivo hace que se abra una primera puerta más fácil, generar un primer impacto de mayor alcance, ya sea en el campo laboral o personal. 

Eso sí, lo que pase después de ese “primer empujón” estoy totalmente seguro que va mucho más allá de ser atractivo físicamente”.

Es la actitud. No vale tener y no saber llevarlo. Por eso en todo camino lo más importante es saber llevar o manejar los dones que la vida nos regala”.

Hay personas que son agradables a las vista o son consideradas bonitas.

Puede que cumplas con estos cánones o no. La palabra sufrimiento tiene que ver con la autoestima, si sientes que no encajas, tienes tres opciones: cirugías plásticas, aceptarte, tratar de mejorar. Soy un fanático de la belleza, pero interior.

Me gusta la gente con confianza, la niña que se quiere rapar, que se quiere tatuar un arcoíris, el hombre que es capaz de tener el pelo largo y liso sin necesidad de ser gay, es una posibilidad que tu puedes desarrollar y si lo potencializas, la gente se va a fijar en tu historia”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad