Publicidad
Mar Sep 19 2017
22ºC
Actualizado 08:46 am
Miércoles 29 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

A envejecer con dignidad

La belleza natural cada vez adquiere más protagonismo. Están aquellas mujeres que tienen claro que más allá del quirófano están otros cuidados naturales que las hacen envejecer con dignidad.

Para ellas, las ayuditas son importantes, pero también gozarse la vida como llegue, disfrutando a sus hijos, a sus nietos, viviendo el éxito, comprando lo que se les antoje, riendo, llorando y aceptando sus líneas de expresión.

Cada rostro tiene una historia. Sólo basta mirarse al espejo para que usted recuerde cuántas vivencias ha tenido que asumir.
Y es que detrás de cada cana o detrás de cada línea de expresión hay señales de vida, de anécdotas gratas y otras no tanto, que le permitieron ser la mujer que es hoy, una mujer fortalecida por la vida y un poco más sabia.
Es por eso que las mujeres que tienen una belleza natural se preocupan por cuidar su piel, pero no caen en excesos. Prefieren mostrarle al mundo que el paso del tiempo les ha permitido ser mujeres exitosas, integrales y amantes de la vida. Pero eso no quiere decir que se descuiden, se aman como son, se cuidan, pero tampoco van en contra del paso de los años: son mujeres auténticas.
Vanguardia Liberal participó en el foro organizado por Natura para el lanzamiento de su producto Chronos y dos hermosas mujeres de la televisión nacional contaron qué piensan de la belleza, cuáles son sus cuidados y su óptica de la vida.
Para ellas la belleza natural está en vivir la vida al máximo, aprender de cada instante, acudir a la naturaleza para cuidar su cutis y mantener siempre una sonrisa a pesar de los momentos cruciales en la vida como la misma muerte de sus seres queridos.

LA VOZ DEL EXPERTO
Liliana Blandón
Entrenadora nacional de Natura
A los 25 años debemos tener los primeros cuidados de la piel. A esa edad la piel es lozana, sin ninguna línea y lo que buscamos es llegar a los 30 y 40 años con menos señales y una piel bien cuidada.
A los 30 pueden aparecer algunas arrugas y leve flacidez, tener pocas señales de expresión. Cuando ya hay muchas señales es cuando tenemos varias arrugas, flacidez alta y la piel empieza a perder elasticidad.
Por eso es importante tener cuidados década a década para notar mejoría como más hidratación, más lozanía, mejor textura, y con el paso del tiempo ver la reducción de las líneas de expresión.
Lo importante es que la mujer use un tratamiento antiseñales y ser constante porque es en el tiempo que se ven los resultados de los activos.
Por ejemplo hay un activo para cada edad, a los 30 años empieza la decandencia de la flacidez y es importante la proteína de soya que tiene un efecto tensor. Es así como las mujeres pueden ver los resultados con una sola línea.

Belleza natural va más allá de un quirófano. Belleza natural es:
• Gozarse su familia.
• Envejecer junto a sus hijos y nietos.
• Aceptar sus líneas de expresión y canas con la frente en alto.
• Alcanzar el éxito y seguir siendo la misma mujer.
• Definir su proyecto de vida y lograrlo.
• Contribuir con el cuidado del medio ambiente.
• Disfrutar una tarde de compras, adquirir eso que tanto le fascina y sentirse hermosa.
• Aceptar los momentos duros como aprendizajes de vida.
• Es respetarse como es.
• Es no compararse ni ponerse estándares de belleza.
• Es aceptarse, amarse y no correr tanto, tener un espacio para sí misma.
• Es sentirse un ser fantástico.
• Es conocerse mejor para equivocarse menos.
• Es tomarse el tiempo para quererse.
• Es conquistar el mundo.
• Es respetar y ser tolerante con el otro.
• Es cuidarse, mimarse y sentirse bella para usted misma.
• Es aceptar que el tiempo pasa, deja señales y esas señales hacen parte de su historia de vida.

Preguntas y respuestas

La presentadora Mónica Fonseca y la experta en moda Pilar Castaño hablan sobre su concepto de belleza, cuidados y del mismo placer por la vida.
¿Cada rostro es una historia?
Mónica Fonseca: Mi rostro es mi historia pero es la unión de la historia de muchas mujeres en las que me reflejo. Vivimos escuchando que debemos vernos regios, que tenemos que ser bonitos, pero lo que se refleja y lo que se ve en el rostro es la historia de uno y de esas personas que han estado con uno.
Pilar Castaño: El espejo para mí no es solo confianza sino un referente diario que tenemos la absoluta obligación de consultar. Es mágico, es el que nos dice quiénes somos, cómo vamos, cuántos años tenemos, cuánto pesamos, cuánto medimos, y hay que consultarlo. Vivimos en horas de aeropuerto, en la autopista y por eso es importante que no nos manipulen, tenemos que agarrarnos al ideal, a lo que nos produce placer.

¿Qué es una belleza libre de manipulaciones?
Mónica Fonseca: Es la belleza con la que uno se despierta, con la que se encuentra en la mañana, con la cara lavada, es la belleza cuando empieza a salir una cana, cuando de golpe te sale una arruga, es con lo que nos enfrentamos en la mañana porque en la noche ya hay demasiada historia.
Pilar Castaño: Mi mamá me decía siéntete bella y amada. Se trata de aceptarnos con lo que va llegando, de aceptar que somos abuelas. Soy la abuela más feliz del mundo de Pedro y Felipe, es parte de mi vida.
Por eso la belleza es aceptar lo que viene y sentirnos felices de la vida. Siempre habrá cincuenta mil más jóvenes que uno, cincuenta millones más exitosas y se trata de saber lidiar con esa presión social.
Así lo dijo Sofía Vergara, admitiendo que no es la más sexy, que no es la más flaca, que no es la más exitosa, pero sí es la que más se lo goza.

¿En qué momento se sintió más hermosa que nunca?
Mónica Fonseca: Estaba en una reunión con cinco mil personas, en una conferencia de Steve Jobs, y ese día fui la más linda para la historia de todos los nerds en San Francisco. No había sino tres mujeres, entre esas la esposa de Steve Jobs, su ayudante y yo que era guapísima de sudadera, tenis y despelucada. Todos tuvieron que ver conmigo ese día, y me sentí la más guapa, fui un éxito rotundo entre esa comunidad (risas).
Pilar Castaño: Yo no me había puesto lentejuelas, y cuando Margarita Rosa de Francisco no quedó de Señorita Colombia, sino que ganó Sandra Borda, mi mamá tenía que leer el veredicto y se le notó en la cara su descontento.
Ese día ella dijo que no sería más la presentadora del Concurso Nacional de la Belleza después de 20 años y al año siguiente me dijeron que yo lo hiciera. Ese día mi mamá me compró un vestido de lentejuelas y me sentí la mujer más linda (risas).

¿Cómo se visualizan?
Mónica Fonseca: Me visualizo todo el tiempo cogiendo ejemplos de quien quiero llegar a ser. Como mamá es muy fácil visualizarme, porque crecí con mi papá y mis abuelas. Me veo como una mamá trabajadora y me visualizo por ese lado, trabajadora siempre, que mis hijos sean la esencia de mi vida pero comparto que hay que crecer, evolucionar, y saber qué y para dónde ir, pero siempre con mis raíces.
Pilar Castaño: Soy la mamá mamá. Disfruto muchísimo este rol. Es curioso porque yo perdí a mi mamá y a mi abuela en 45 días, ahora soy la cabeza, después de que era la más chiquita. Escribir me ha ayudado enormemente. Soy maternal cien por ciento y así me visualizo.

Los cambios internos y externos más duros
Mónica Fonseca: Cuando se muere mi mamá a los cuatro años fue súper fuerte, pero tengo un papá maravilloso que se sentó y me explicó qué era la muerte a esa edad. Ese fue el primero momento pero fue bien manejado por las abuelas y por un papá fantástico al que le celebro el día del padre pero también el día de la madre y le digo Brenda.
Otro momento fue mi separación, fue muy dura, fue agresiva, nunca había tenido tanta tensión en mi vida y fue un proceso acompañado por Juan Pablo (actual esposo) y mi papá.
Pilar Castaño: Siempre tuve el apoyo de mi mejor amiga, de mi compañera de trabajo, todo lo aprendí de mamá. Cuando se fue el mundo se partió en dos, sobre todo porque se fue al tiempo que mi abuela. Recuerdo cuando le conté a mamá que ya estaba muy enferma, que mi abuela había muerto y cuando me miró sentí que en su mirada soltaba, que ella estaba esperando irse con ella.
Pensé que no podía conmigo misma, pero me he dado cuenta de la madera que estoy hecha y es una maravilla. Soy fuerte, puedo sola, estoy criando mis nietos y así me veo, como la abuela.

Los placeres simples de la vida
Mónica Fonseca: Tengo unos carnales fantásticos, comprar un buen par de zapatos me produce un placer malicioso; el hecho de ir y ahorrar, comprarme esos zapatos que me encantan. Salgo de ese almacén con una sonrisa ridícula. Pero otro placer simple es la mantequilla de maní con mermelada, pues me trae recuerdos de la infancia.
Pilar Castaño: Mis placeres simples están en gozarme como loca el papel de mamá y de abuela. Ayudarle a mi hija a hacer su disfraz de griega, inventarme el adorno, la pulsera, la sandalia, pero igual sentarme con mi hijo a revisarle la ortografía para su trabajo de Historia. Ayudarle también a mi hija a buscar el anillo de mamá que no encuentra. El placer más simple es el tiempo para mi familia, para mis hijos.

Mónica Fonseca: “La belleza nunca fue un tema de competencia en mi casa, era más por la calificación, por los logros. No crecí pesada con ese equipaje tanto que para mí el trabajo psicológico fue diferente. Me cuesta trabajo cuando me dicen estás muy guapa, mi marido me lo dice y me sonrojo, me incomodo un poco, porque con eso no crecí. Pienso que hay palabras más interesantes para decirles a los hijos que son bonitos. Infortunadamente nos muestran una belleza constantemente.

Pilar Castaño: Yo soy Naturalia, esa es mi filosofía, soy el Amazonas, creo en la nuez, en la castaña, en el maracuyá, creo en los beneficios de ese tipo de belleza.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Alfajores de Chocolate
Sándwiches de Galletas y arequipe, bañados con chocolate.
Publicidad
Publicidad