Lunes 09 de Octubre de 2017 - 12:01 AM

Hábitos que heredan los niños

Que las prácticas que usted realiza no se conviertan en un mal ejemplo para los más pequeños de casa. Piense en cómo serán esos niños a futuro y si usted está ayudando a formar a personas íntegras y valiosas para la sociedad.
Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Hábitos que heredan los niños
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL )

Con la llegada de un nuevo ser a casa, las actividades tienden a cambiar para todos los miembros de la familia.

Sin embargo, hay quienes se niegan a dichos cambios y continúan con prácticas que a largo plazo, se convierten en un mal ejemplo para los niños.

Recuerde que es durante los primeros años de vida que los pequeños moldean sus gustos y estilo con base en el comportamiento de sus familiares.

Si bien los avances científicos actuales permiten conocer que un niño contiene la mitad del ADN de cada uno de sus padres, y es por esta razón que tienen rasgos físicos parecidos, esto no es lo único que heredan.

Lea también: Diez comidas saludables para alimentar a sus hijos

Hoy en día, los expertos aseguran que gran parte de la personalidad de los niños proviene de los padres, en especial de aquel con el que tengan la mejor relación.

Así pues, si la madre o el padre tienen conductas que tienden a ser agresivas o perjudiciales tanto física como psicológicamente, es probable que el menor refleje dicha conducta en entornos ajenos al familiar.

Por ello, es común escuchar frases como “es igualito a su papá”, “es idéntica a su mamá”, “sacó el mismo genio de su abuela”, “así mismo era su abuelo”...

Lea también: Planes divertidos para disfrutar con sus hijos

Proyecte la imagen de ese niño a futuro y visualice cómo quiere que sea. Abstengase de todo tipo de prácticas que puedan ser una mala influencia para la vida del menor.

Prácticas negativas que heredan los niños

Aunque algunos sicólogos aseguran que los niños que crecen en ambientes marcados por la violencia o los vicios no suelen imitar estas actividades, ese es un factor que depende de otro tipo de variables como el estado socioeconómico o el nivel académico.

Es por ello, que muchos menores que ven a sus padres en este tipo de situaciones, tienden a imitarlas.

Entonces, el alcohol, las drogas, las apuestas y el cigarrillo, son solo algunos ejemplos que se convierten en vicios que los niños adoptan en la medida de que alguno de sus familiares lo permita.

Le puede interesar: ¿Sabe cómo tratar a los ancianos? Acá algunas ideas

Actividades especiales

Pese a los avances tecnológicos que se registan diariamente, aún hay familias que conservan costumbres que han heredado de generación en generación.

Por ello, es común que en algunos hogares se organicen salidas especiales, tardes de juegos, se preparen platos que les recuerden a los abuelos o se guarden objetos preciados que pertenecieron a algún familiar.

No deje que esas actividades especiales que usted hacía junto a sus padres o abuelos se pierdan. Aproveche el tiempo con sus hijos y desempolve los recuerdos.

“Los niños son como un espejo de sus padres”

Para la sicóloga Tatiana Cordero González, de la Fundación Mujer y Futuro, este es un tema de vital importancia para la formación de niños mentalmente sanos y fuertes.

Según la experta, los niños, desde el primer año de vida, tienden a repetir las acciones de los padres.

“Todas las personas aprendemos por imitación, especialmente tomando como referencia lo que hacen nuestros padres. Por eso, es importante que se tengan hábitos que sean saludables. Es decir, comidas saludables, un vocabulario adecuado y un correcto comportamiento”, indicó la mujer.

Lea también: Pérdida corporal: un duelo personal y familiar

Además, Cordero González señaló que en los casos en los que los niños muestren resistencia para adoptar estos hábitos, se deben corregir inmediatamente por medio del diálogo.



“Es importante que los padres le expliquen a los niños lo que está bien y lo que está mal. Lo recomendable es que les enseñen por medio del ejemplo, los niños son como un espejo de sus padres”, destacó.

También, la sicóloga advirtió que cuando alguno de los familiares tiene cierto tipo de adicción, la probabilidad de que el niño la herede es alta.

“Cuando una persona entra en una adicción es difícil hacer que la deje, es un círculo vicioso. Se necesitará ayuda de expertos. Pero esto mismo aplica cuando el niño crece en un ambiente en el que predomina la violencia. Si el padre le pega a la madre, el niño va a crecer y hará lo mismo porque eso es algo normal. Y las niñas, serán más susceptibles a ser maltratadas. Eso es lo que ellos ven de sus padres y eso mismo es lo que imitarán”, reconoció Cordero González.

Cambios necesarios tras la llegada de un niño 

Si bien a lo largo de los años el niño adoptará prácticas que ve en su círculo social, la mayor cantidad de ellas son aprendidas de sus familiares.

Por ello, los expertos dan algunas recomendaciones para que abandone algunos hábitos negativos y se convierta en una persona digna de imitar.

Lea también: No deje que las obsesiones se apoderen de usted

1 . Adoptar estilos de vida saludables: en especial en temas relacionados a la alimentación y el comportamiento.

Eviste el uso de palabras obscenas, así crea que los niños no están prestando atención. Las conductas agresivas son las primeras que los niños imitan, en especial en el colegio.

Considerando este último punto, tenga en cuenta que cuando el niño se relaciona con sus amigos, entre ellos también comparten los hábitos aprendidos en casa.

2 . Dialogar abiertamente con los niños: en ocasiones, para los padres es difícil abandonar algunas conductas que pueden afectar a los niños.

Por ello, es importante que desde los primeros años de vida cree una relación basada en el diálogo con los niños, para que pueda acercarse a ellos y explicarles por qué cierto tipo de conductas no deben ser imitadas.

3 . Cuidar las reacciones: los expertos recomiendan hacer uso de la inteligencia emocional.

Cuando note que su hijo tiene conductas equívocas, no lo reprenda con agresividad. Los golpes y los gritos harán que el niño adopte una conducta agresiva y rebelde.

Le puede interesar: Que su relación sentimental no interfiera en sus estudios

Cuando un niño es corregido con actos violentos, aumenta su probabilidad de ser violento a futuro. En cambio, los niños que crecen en ambientes en donde prima el amor, tienden a ser más sanos emocionalmente.

4 . Recurrir a ayuda sicológica: cuando un niño registra cambios abruptos en su comportaminto, ya sean agresivos o demasiados aislados, es el primer hecho que demuestra que algo ocurre.

Es probable que si tal conducta no es reflejo de una situación que ocurre en su hogar, se deba al reflejo de conductas de sus compañeros de colegio. Es importante que busque ayuda con expertos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Ensalada de frutas divertida
Una receta para preparar y compartir con los más pequeños de casa.
Publicidad
Publicidad