Publicidad
Lun Dic 11 2017
23ºC
Actualizado 04:49 pm
Martes 05 de Diciembre de 2017 - 04:53 PM

Permita que sus hijos resuelvan los problemas

Contrario a lo piensan algunos padres de familia, los conflictos hacen parte del desarrollo social de las personas y en especial de los niños. Por ello, es importante que desde los primeros años de vida le enseñe al menor a solucionar sus problemas de manera pacífica y por ellos mismos.
Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Permita que sus hijos resuelvan los problemas
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL )

La mayoría de las peleas entre niños surgen a raíz de situaciones simples en las cuales los menores no son capaces de encontrar reglas que permitan una sana convivencia entre ellos.

Según explican los expertos, dicho comportamiento es normal durante la infancia y hace parte del desarrollo social de cada persona.

Sin embargo, es fundamental que los padres le enseñen a sus hijos a resolver los conflictos por sí mismos y darles la libertad de llegar a un consenso de una manera pacífica.

Lea también: Incentive el deporte en sus hijos desde pequeños

Carlos Guillermo Mahecha Montaño es especialista en el manejo y comportamiento de niños y explica que si bien los padres no deben dejar solos a sus hijos en este aprendizaje, tampoco pueden caer en el extremo de la sobreprotección.

“Lo primero que debe comprender un padre es que la relación de su hijo con las demás personas es clave para su desarrollo. Así, los adultos deben estimular y ayudar a ese niño para que comprenda que cada persona es diferente y por lo tanto, los conflictos hacen parte de dicha relación social”, indicó Mahecha Montaño.

Además, el experto aclaró que en este sentido, la tarea del padre es enseñarle al niño a respetar tales diferencias.

“Es importante resolver el conflicto de manera positiva y el papel que juegan los padres es fundamental. Ellos deben instruir para que luego el niño sepa cómo resolver el problema sin acudir a la violencia”, agregó.

Lea también: Desintoxique su cuerpo y mente de la escolaridad

El peligro de la sobreprotección

Según Carlos Guillermo Mahecha Montaño, la sobreprotección  se debe entender como la negación de los padres por dejar que sus hijos hagan las cosas por sí mismos.

“En vez de dejarlos experimentar y resolver sus problemas, los padres los defienden frente a todos y los dejan hacer lo que quieren. Esto trae consigo problemas graves porque ese niño crece con la falsa creencia de que lo logrará todo sin importar lo que haga y cuando crece se convierte en un adulto prepotente. También, son personas muy inseguras y ansiosas porque no desarrolla las capacidades para sentirse seguro sin estar al lado de alguien”, aseguró el especialista.

 Además, estas personas desarrollarán dificultad para relacionarse con los demás.

Lea también: Consejos para que no deje que su cuerpo se 'aperece'

Por eso, es importante que  los padres les den las herramientas necesarias a los niños para que ellos mismos tengan la capacidad de solucionar sus conflictos.

La importancia de compartir

Los primeros conflictos a los que se enfrenta un niño se relacionan, generalmente, al hecho de tener compartir con sus compañeros. Por ello, la psicóloga Margarita Serrano Galvis hace énfasis en la importancia de enseñarle al menor este valor.

“Los padres deben dejar que sus hijos aprendan a fortalecer las habilidades sociales como la empatía, la solución de conflictos o la manera en la cual se enfrentan a una situación cotidiana. El problema es que algunos padres no aceptan que sus hijos crecen y siempre están resolviéndoles los problemas”, señaló Serrano Galvis.

Lea también: Trucos para que maneje la vida social de sus hijos

Por ello, es que algunos padres optan por tomar decisiones erradas que poco a poco interfieren en el desarrollo de sus hijos.

“Sucede en situaciones tan simples como el préstamo de un juguete. Es obvio que si todos los niños quieren el mismo juguete, deben aprender a establecer regalas y horarios. Pero el adulto siempre quiere evitarle un ‘sufrimiento’ al niño. Entonces, el papá decide comprarle el mismo juguete a su hijo y al otro día ese niño no se tiene que enfrentar a la situación de esperar su turno porque el papá le resolvió el conflicto”, resaltó la psicóloga.

Según la experta, dicho comportamiento hace que los hijos se vuelvan dependientes. Por ello, explicó que es importante que los padres estimulen la inteligencia emocional de sus hijos y les den espacio para resolver las dificultades ellos mismos.

La violencia no es el camino

Si bien es necesario que los padres les den la libertad y las bases necesarias a sus hijos para resolver los conflictos de una manera pacífica, hay quienes consideran, de manera errónea, que la violencia es el mejor camino.

Por eso, Héctor Gonzalo Ulloa Piraquive, profesor de Krav magá y defensa personal, explica por qué es importante que los niños no recurran a la violencia de manera injustificada.

Lea también: ‘Booktubers’: el nuevo fenómeno literario en las redes

¿En qué consiste el Krav magá?

Es un sistema de protección personal en el cual nos basamos en situaciones reales en las que una persona se enfrenta en la cotidianidad. Entonces, de manera lúdica y práctica, les enseñamos a los niños cómo se deben defender en situaciones de riesgo, ya sea en la calle, en la casa o en el colegio. Pero, haciendo énfasis en que ese conocimiento o esas técnicas no deben ser ejecutados en contra de sus compañeros por diversión.

¿Cómo le explica eso a los padres que consideran que el camino es la violencia?

El principio básico del Krav magá, tanta para adultos como para menores, es la prevención de ataques violentos. Acá le enseñamos a los niños a evitar conflictos más no a lastimar a las personas de su entorno. Nosotros enseñamos a no usar la violencia en situaciones que no deba y lo instruimos para que no se sobrepase en sus ataques en casos en los que deba defenderse.

¿Cómo pueden aplicar estas técnicas para la resolución de conflictos?

Lo primero que le enseñamos al niño es a que acuda al diálogo para resolver el inconveniente. Si eso no funciona, debe informarle la situación a un adulto para que entre a mediar y finalmente, si nada tuvo resultado aplicar las técnicas de defensa como una advertencia en situaciones de máximo riesgo.

Lea también: Que su espiritualidad no se convierta en moda

¿En qué situaciones aplican estas técnicas?

Por ejemplo cuando el niño es agredido físicamente, atacado, acorralado, cuando le quitan sus pertenencias o es acosado por personas de su edad o mayores.

Recomendaciones para resolver conflictos

1. Enséñele al niño a no acudir a la violencia física o verbal en situaciones de conflicto.

2. Que el menor acuda al diálogo, establezca reglas e intente un consenso.

3. En caso de que no sea posible encontrar una solución, el menor debe acudir a una autoridad. Pueden ser los padres, maestros o adultos responsables.

4. Los padres de familia de los niños no deben entrar en conflicto para defender a sus hijos. Es importante que acudan al diálogo.

Lea también: Aprenda a respetar la soltería de sus familiares

5. Es fundamental que los niños aprendan a compartir y se pongan en el lugar del otro.

6. Establecer cuáles serán las consecuencias para ambos niños si no logran solucionar el conflicto de una manera pacífica.

7. Si el niño no es violento, dialogue con él, busque la ayuda de expertos y evite las comparaciones. Cada niño es diferente.

Lea también: Descubra qué tipo de mentiroso es usted

8. No caiga en la sobreprotección y permita que el niño experimente las situaciones reales de la vida a medida que crece.

9. Los adultos no deben acudir a la violencia ni obligar a los niños a hacer uso de la misma en contra de sus compañeros.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Gelatina para Navidad
Un pasabocas frío combinado con los colores tradicionales de la Navidad.
Publicidad
Publicidad