Publicidad
Sáb Nov 18 2017
18ºC
Actualizado 06:39 pm
Martes 14 de Noviembre de 2017 - 10:07 AM

Secretos de un jardinero en Bucaramanga

Carlos Rodríguez lleva años en el arte de la jardinería. En sus manos, lastimadas por las espinas de las rosas y las púas de los cactus, guarda los más íntimos secretos para hacer florecer y crecer hasta los árboles y plantas más ‘renegadas’. Ahora, cuenta cómo todos pueden tener un jardín perfecto en casa.
Valesca Alvarado/ VANGUARDIA LIBERAL
Secretos de un jardinero en Bucaramanga
(Foto: Valesca Alvarado/ VANGUARDIA LIBERAL )

La jardinería, desde hace décadas, es considerada como un arte que no se les facilita a todas las personas.

‘La buena mano’ con las plantas, como dicen tradicionalmente los abuelos, parece ser un don exclusivo de algunos especialistas en hacer crecer y florecer hasta las especies más delicadas y ‘caprichosas’.

Sin embargo, la astucia de algunos jardineros y las ‘ayudas’ de la naturaleza, hacen que cientos de plantas no solo decoren de manera natural todo tipo de espacios, sino que brindan beneficios curativos y terapéuticos para las personas.

Lea también: La batalla por salvar del peligro de extinción a rana de Colombia

Por ello, si usted quiere un jardín con árboles frondosos y coloridas flores pero no sabe cómo lograrlo o lo ha intentado sin éxito, es necesario que conozca algunos de los trucos más utilizados por los expertos.

Tener un jardín en casa no será tarea imposible después de esto.

Trucos de un jardinero

Desde hace seis años Carlos Rodríguez se da a la tarea de cuidar cientos de árboles y flores que hacen parte del área metropolitana de Bucaramanga.

Además, por sus manos han pasado miles de plántulas que luego de meses de ‘mimos’ y cuidados se han convertido en grandes jardines.

Si bien asegura que un talento como el que él posee no es tarea de todos, pues depende mucho del carisma del individuo, tampoco es imposible de lograr.

El mayor truco, según él, es el amor que se le ponga a la labor de siembra y cuidado. Además, de una serie de trucos que podrán marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de la plantación.

Lea también: Ave invasora amenaza especies endémicas de Santander

Para podar los árboles

Hay que mandar la tijera hacia arriba, no hacia el frente o adentro. La persona debe retirarse de manera constante para revisar que esté quedando parejo y cortar las ramas que sobresalgan.

En lo posible, hay que darle forma al árbol para que se vea bonito, que las personas se alegren al verlo. Es importante cortar despacio para que quede parejo.

Siembra del ‘Cacho de nabo’

En el caso del ‘Cacho de nabo’ uno debe buscar la raíz de la planta y buscar un árbol en el cual pegarla. Esta es una planta que vive en los troncos de los árboles frondosos.

Por eso, es necesario echarle agua todos los días  hasta que quede completamente pegada al árbol. Con el tiempo, ella convierte sus raíces en enredadera del árbol.

Sin embargo, no todos los árboles son recomendables para pegarlo. Deben ser árboles que acumulen gran cantidad de agua para que no sequen al ‘Cacho de nabo’.

Lea también: Descubren once especies de fauna y flora en Santander

El misterio de la luna menguante

Cuando una persona quiere podar o hacerle mantenimiento a una planta, debe tener en cuenta que la luna esté en menguante.

Si se podan durante la luna creciente, las ramas van a crecer demasiado y no serán tan resistentes. La ventaja de la menguante es que las deja crecer frondosas y más fuertes.

Eliminar hongos

Generalmente las plantas a las que les da hongo son las que tienen muchas ramas. Entonces, toca ‘entresacarle’ para que ese hongo se vaya y el árbol pueda sacar ramas nuevas.

Cuando uno le quita algunas de las ramas, el sol puede entrar y atacar el hongo y evita que la hoja se seque. En caso de que el hongo llegue a la raíz, es importante eliminar dicho árbol.

Manchas blancas

En ocasiones uno está haciendo el mantenimiento de las flores o los árboles y nota que tienen algunas manchas blancas, esas son bacterias.

Es importante que se fumiguen las plantas por lo menos una vez al mes. Si no se hace, ese polvillo blanco pasa a otras especies de plantas y las acaba.

Lea también: Comida orgánica: opción saludable para una vida saludable

Ungüento después de la poda

Es recomendable podar los árboles cada seis meses, pero el ‘desplumillado’, es decir, el recorte de los gajos se debe hacer cada mes.

Cuando esto se hace, la gente puede agarrar cristales de sábila y frotarlos en las ramas para que funcione como protector y evite que las hormigas o los hongos se le peguen a las plantas.

Plantas muertas

Si el cogollo de una planta no se recupera aunque se le dé todos los cuidados que requiere, es mejor que se saque de raíz porque daña el terreno en el cual está.

Le puede interesar: Bolsas plásticas en el hogar, ¿cómo reemplazarlas?

Las rosas

Para las rosas necesitan de un buen abono orgánico y gran cantidad de agua para que dé buenas flores.

Si es verano se le debe echar agua todos los días y si estamos en temporada de lluvias cada tres días. Si la rosa pone amarilla se debe cambiar el abono, preferiblemente cada tres meses.

Abonos

Es recomendable que se use abono orgánico en lugar del químico. Si es posible hacerlo con cáscaras de frutas y verduras es mejor, también se le puede poner un poco de arena y piedras para que funcionen como filtros.

En caso de que usen composta de animales, tener cuidado que esté reposada para que no quede las plantas.

Pencas de sábila

Para sembrar la sábila hay que mirar que el terreno sea muy fértil. Hay que meter la sábila y la primera tierra hay que apretarla para que agarre la raíz y tenga buena penca cuando crezca. Se tiene que sembrar en espacios de 50X50 centímetros.

Mejor época para sembrar

Todos los meses son buenos para plantar siempre y cuando la luna esté en menguante. Si uno siembra una planta durante la luna creciente, la planta va a nacer pero será muy débil, mientras que si lo hace en luna llena o en las noches en las que no hay luna, la planta morirá.

La recomendación es sembrar y podar durante la luna menguante para que sea más frondosa y con raíces más fuertes.

Las orquídeas

Ellas florecen una vez al año y es mejor ponerlas al lado de un árbol seco para que sus raíces se paguen a los troncos y absorban el agua del suelo.

La orquídea hay que cuidarla mucho, necesita agua cada tres días y solo bota flores cada 12 meses. Hay que ponerle abono orgánico con palos podridos y meterla en canastillas.

Lea también: Diez ‘superespecias’ para cuidar el cuerpo

Cactus

Aunque el cactus se planta en terrenos más secos, necesita de agua contantemente. Es recomendable que se plante en un lugar donde no haya niños porque sus púas lastiman y cortan. Ellos absorben las malas energías y es bueno tener algunos. 

*Fotografía y videos: VALESCA ALVARADO RÍOS 

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Fideos con Mejillones
Fideos (espaguetti grueso) con mejillones, en una salsa de tomate, ajo, tocineta y perejil.
Publicidad
Publicidad