martes 09 de julio de 2019 - 6:00 PM

Corte Suprema ordena captura de ‘Santrich’

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia libró orden de captura en contra del representante a la Cámara Seuxis Paucias Hernández Solarte, a quien investiga por presuntos delitos de narcotráfico. La decisión fue proferida luego de que los magistrados analizaron la inasistencia por parte del exjefe guerrillero a la audiencia de este martes.

El tribunal recalcó que antes había beneficiado a Hernández Solarte con libertad porque se había presentado a previos requerimientos de las autoridades.

“Pese a que en un primer escenario procesal el señor Hernández Solarte atendió a las citaciones de las diferentes autoridades judiciales y en virtud de ellos se le privilegió su derecho fundamental a la liberatad, ahora, considerando las nuevas circunstancias, resolvió dictar orden de captura con fines de indagatoria en su contra por los delitos de concierto para delinquir agravado, fabricación tráfico o porte de estupefacientes”, dice el comunicado de la Corte.

Tras conocerse del incumplimiento, se convocó a sesión extraordinaria que se extendió durante todo el día. Con esta decisión, las autoridades deben dar con el paradero de Jesús Santrich cuya última aparición es del sábado 29 de julio pasado cuando se encontraba en uno de los espacios territoriales.

Sus abogados no conocen del lugar en el que se encuentra y señalaron que posiblemente el incumplimiento obedezca a posibles problemas de seguridad.

La cita estaba prevista para las 9:00 am en el Palacio de Justicia, pero Santrich no acudió . Solo se hizo presente su abogado Eduardo Matías que afirmó que no se comunica con su apoderado desde hace más de 15 días.

Recordemos que el pasado 30 de junio, el director de la Unidad Nacional de Protección, UNP, Pablo Elías González, aseguró que el exjefe guerrillero era que se encontraba en Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tierra Grata, corregimiento San José de Oriente, municipio de La Paz, Cesar y luego abandono su esquema de seguridad y desapareció. Aún se desconoce su paradero.

El congresista tenia la posibilidad de transitar por todo el Estado colombiano sin problema alguno y el abandono de su esquema de seguridad no presentaba delito, pero no comparecer a la Corte Suprema de Justicia le representaría incumplirle al alto tribunal y este podría emitir una orden de captura o reprogramar la audiencia.

Santrich está acusado por narcotráfico y pedido en extradición por un juez de Estados Unidos, por ello permaneció en la cárcel La Picota por un año.

El exguerrillero había recuperado la libertad tras una serie de fallos de las Altas Cortes: la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, al aplicar la garantía de no extradición, la de del Consejo de Estado de señalar que es aforado y la Corte Suprema de Justicia de ordenar su libertad.

Santrich se había posesionado como representante a la Cámara el pasado 11 de junio.

La cita a la que no asistió

La cita estaba prevista para las 9:00 am, pero al Palacio de Justicia no acudió Seuxis Paucias Hernández. Sin embargo, sus abogados, integrante del partido Farc, Gustavo Gallardo y Eduardo Matyas, llegaron hasta la Corte.

El alto tribunal reafirmó su competencia para investigar a ‘Santrich’ por presuntos delitos de narcotráfico, dado que los hechos por los que se le investiga son posteriores a la firma del Acuerdo de Paz.

Por su parte, Kenneth Burbano, director del Observatorio Constitucional de la Universidad Libre, evoca los calificativos que ha recibido Hernández Solarte, incluso desde altas esferas del Gobierno Nacional.

“Se ha ejercido mucha presión, me han parecido infortunadas expresiones del propio presidente Iván Duque y de otras autoridades en las que no lo bajan de delincuente, narcotraficante, mafioso y eso crea zozobra y desconfianza a su alrededor”, explica.

Sin embargo, el analista advierte que no presentarse a la citación judicial de hoy sería un pésimo mensaje para el proceso de paz, ya que la palabra de ‘Santrich’ ha sido honrada con el Estado de Derecho, en este caso con el llamado de los jueces.

En efecto, al salir de La Picota, el exlíder de las Farc hizo ronda por la Jurisdicción Especial para la Paz para ratificar su disposición con ese tribunal y lo propio hizo ante la Comisión de la Verdad y la propia Corte Suprema de Justicia. En cada uno de esos escenarios insistió en que era inocente de los cargos que se le endilgaban y que se encargaría de demostrarlo.

Pero tras su desaparición, el exguerrillero va camino a incumplir esos compromisos.

El togado había pedido unas pruebas al Gobierno de los Estados Unidos, principal interesado en el tema, pero dicha solicitud fue negada.

Ante esto, la ministra de Justicia, Margarita Cabello, explicó que a esa cartera llegó una nueva carta de la Sala que requiere al procesado para que por su conducto se pida información a las autoridades estadounidenses.

La funcionaria dijo que “esa solicitud nos llegó, tramitamos la rogatoria como se debe hacer y esta se envió al Departamento de Justicia el 27 de junio. Estamos esperando respuesta”.

¿Se pudo evitar su huída?

Por estos días, una de las preguntas más recurrentes en el país es: ¿dónde está ‘Santrich’? Pero Policía, Ejército, Ministerio de Defensa, Farc, sus abogados y sus colaboradores aún no tienen respuesta a ese interrogante.

De hecho, tampoco se ha confirmado la posibilidad de que haya cruzado hacia Venezuela a encontrarse con Luciano Marín (Iván Márquez), Hernando Darío Velásquez (el Paisa) y Henry Castellanos (Romaña), de quienes se dice que andan en ese país.

“Eso se sabía”, dice tajante el analista John Marulanda. “Es francamente inaceptable que salgan con ese cuento de que se voló por una ventana. Eso no tiene presentación. La culpa recae, en un 90 %, en el escolta de la Unidad Nacional de Protección, que, entre otras cosas, es de ellos”, añade.

Sobre el por qué el segundo y el tercer anillos de seguridad, Policía y Ejército, en su orden, no detectaron la salida del exjefe guerrillero del espacio territorial obedece a que entre uno y otro hay mucha distancia, máxime en la región de La Guajira, por la que se dice que pudo escapar hacia territorio venezolano.

Con respecto a este departamento hay una información que es manejada con mucho sigilo y prudencia en los organismos de inteligencia. Cuando ‘Santrich’ recuperó su libertad, partió a la península y llegó al espacio territorial de Pondores. La información que analizan es que desde allí él y su esquema recopilaron información ‘de inteligencia’ sobre las posibles rutas de salida hacia Venezuela, analizaron los movimientos de los anillos de seguridad y los puestos de control que hay en el territorio.

Con esas averiguaciones en su poder detallaron la presunta ruta de escape. Esto, sin embargo, no ha sido confirmado oficialmente, pero no han desechado la hipótesis, más aún cuando el ministro de Defensa, Guillermo Botero, dijo la semana pasada que es posible que el exjefe guerrillero esté cerca de la frontera.

En idéntico sentido se pronunciaron los comandantes de la Policía, Óscar Atehortúa, y del Ejército, Nicacio Martínez.

Para el círculo cercano de Hernández Solarte todo fue una sorpresa, ya que el exjefe guerrillero había concertado citas con su equipo de abogados para preparar la estrategia de defensa de cara al proceso en la Corte Suprema de Justicia. También tenía programado asistir al Festival Internacional de Poesía que se realizó en Medellín la semana pasada.

Por fuentes del partido Farc trascendió que también preparaba su agenda legislativa y una reunión con esa colectividad que tendría en los próximos días.

Encuentro

Embajadores de distintos países se reunieron ayer con los representantes de la JEP, la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, en el encuentro ‘La implementación del SIVJRNR bajo la coyuntura política nacional y territorial actual’.

En el evento, la comunidad internacional reiteró su apoyo a los Acuerdos de Paz en Colombia y al proceso de implementación del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), expresó la preocupación que tiene el sistema de justicia transicional y la comunidad internacional por la reducción del presupuesto asignado a las instituciones derivadas del Acuerdo.

En lo que tiene que ver con la JEP, dicha reducción, de acuerdo con Linares, corresponde al 30 %.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad