domingo 10 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Otro médico murió de coronavirus en el país

El médico de 55 años de edad se suma a los otros nueve profesionales del sector salud en Colombia que han perdido la vida a consecuencia del COVID-19.
Escuchar este artículo

Otro médico perdió la batalla contra el coronavirus en el país.

Se trata del médico general Enrique Gamarra, de 53 años, quien es el primer muerto por COVID-19 en la ciudad de Santa Marta, según se confirmó en las primeras horas de ayer. El profesional de la salud tenía años de experiencia en clínicas del Distrito.

Gamarra se contagió con otro grupo de trabajadores de la salud en la Clínica Cehoca, lo que obligó al cierre de la UCI por parte de las autoridades de salud.

“Perdimos un colega, un gran amigo, nos duele y aún más porque no sabemos, el mundo da vueltas, nos duele porque no sabemos si hoy o mañana podemos ser más los fallecidos. Triste porque es uno menos que le sirve a la sociedad, que dejó de salvar vidas, la muerte de un médico significa a futuro la muerte de muchas personas y es muy triste el abandono de los gobiernos”, manifestó Jaisan Granados Glen, médico general y profesor universitario.

Enrique Gamarra se suma así a los cuatro médicos que han fallecido en Colombia a causa del virus.

$!Otro médico murió de coronavirus en el país

De acuerdo con el más reciente reporte del Instituto Nacional de Salud (INS) dado a conocer ayer, ya son 678 los trabajadores de la salud en el país que se han contagiado con el nuevo coronavirus. De esos 678, 527 de ellos adquirieron el virus durante el ejercicio de su profesión.

Entre tanto, el último informe del Ministerio de Salud reveló ayer 444 nuevos casos de contagio por COVID-19 y 17 muertes. De esta manera, Colombia llega a un total de 10.495 contagiados y 445 muertes.

Los nuevos casos se registraron en Bogotá (210), Meta (63), Valle del Cauca (57), Cartagena (45), Atlántico (29), Barranquilla (11), Nariño (9), Caldas (6), Norte de Santander (3), Amazonas (3), Antioquia (2), Risaralda (2), Cundinamarca (2), Santander (1) y Cesar (1). Hasta el momento se han recuperado un total de 2.569 personas.

Cambio de vida de obreros por el COVID-19

La vida de 180 obreros que trabajan en la ampliación de una planta para descontaminar el río Bogotá cambió. Hoy viven en un cómodo hotel y cumplen con las más estrictas medidas sanitarias para poder trabajar y evitar que haya un foco de contagio de COVID-19 en esa obra, vital para la capital colombiana.

Cabinas de desinfección, mascarillas, guantes de látex, termómetros y distanciamiento social hacen parte del día a día de los obreros, que desde el 23 de abril están alojados en el GHL Style Hotel Bogotá Occidente, a las afueras de la capital colombiana, alejados por seguridad de sus propias familias.

Desde que se levantan cumplen con un minucioso protocolo al que ya están habituados. Salen de sus habitaciones y van en grupos de 10 a desayunar al restaurante del hotel donde les toman la temperatura, se sirven los alimentos y cada uno se sienta solo en una mesa para mantener el distanciamiento social.

Una vez terminan de desayunar salen del hotel para abordar un autobús, en el que tampoco pueden sentarse juntos, que los lleva a la obra de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Salitre (PTAR Salitre), ubicada a poco más de siete kilómetros y que construye un consorcio en el que participa la española Aqualia.

Un día de la madre en cuarentena
El Día de la Madre, que se conmemora hoy en el país, será una conmemoración atípica. No solo porque tendrá que celebrarse en medio de la cuarentena que desde finales de marzo pasado vive el país para hacerle frente a la pandemia del coronavirus, sino que para evitar las riñas y homicidios que suelen presentarse en esta fecha, en varias ciudades del país también se aplicará la ley seca y el toque de queda.
Tradicionalmente, el Día de la Madre es una de las fechas más violentas del año. De acuerdo con cifras de la Policía Nacional, en esta misma fecha en 2019 se reportaron 179 lesiones personales y 464 casos de violencia intrafamiliar. Además, hubo 123 casos de violencia de género, aumentando así en un 20 %, frente a los 92 registrados en 2018. Por otro lado, 835 personas fueron detenidas por diversos delitos. También se incautaron 83 armas de fuego y más de 1.000 armas blancas.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad