lunes 01 de agosto de 2022 - 11:21 AM

Pensiones, dividendos y otros detalles que se ultiman en la tributaria de Petro antes de llegar al Congreso

Empieza la cuenta regresiva: en una semana se presenta el proyecto. Equipo de Petro debate los últimos cambios.
Compartir

Reuniéndose un par de veces a la semana desde que Gustavo Petro ganó las elecciones, el equipo económico del presidente electo cocina la reforma tributaria. Los últimos puntos que se han estado ajustando y analizando tienen que ver con gravar las pensiones altas, reformar el impuesto a los dividendos y continuar con la sobretasa al sistema financiero que quedó consignada en la última tributaria de Iván Duque.

Al mismo tiempo, el Pacto Histórico ya sabe qué hará con el impuesto al patrimonio y se propondrá gravar progresivamente con tasas marginales que van desde 0,25% a 1% a aquellos que empiezan desde los $1.000 millones. Así mismo tendrán lugar el impuesto a las bebidas azucaradas, la tarifa diferencial de renta empresarial y la reducción de beneficios tributarios.

Eso sí, de los ajustes que se ultiman el equipo de Petro ya ha dado pistas. Por ejemplo, las pensiones consideradas altas serían aquellas por arriba de $10 millones al mes; quienes reciben esas mesadas estarían entre los 420.000 más pudientes sobre los que se pondría la mira, aunque no se sabe cómo se gravarían.

En cuanto a dividendos el texto de la reforma moderaría el tono respecto a lo que Petro proponía en su plan de gobierno, donde consignó que estos pagarán impuestos y “será obligatorio decretarlos, al menos en un porcentaje cercano al 70%”.

“Siempre deberán pagar impuestos independientemente de la forma en que se distribuyan o a quien distribuyan las utilidades los accionistas”, se lee en uno de los apartados del programa del presidente electo.

Es que los detalles del proyecto se han conocido de a poco, aunque hay alguno que otro que guardan con recelo. El objetivo es llevar el texto contra viento y marea al Congreso el próximo lunes, 8 de agosto

Independientes, pensativos

Por los adelantos del proyecto, quienes más preocupados parecen estar son los independientes. Como los asalariados están pagando más que quienes no lo son, José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda designado, dijo que se tendría mayor rigurosidad tributaria con los trabajadores cuenta propia, cuya carga impositiva pasaría de 10% a 35%.

Pero ese no sería el único “golpe” para ellos, pues como mencionó este medio se evalúa incluir en la tributaria un artículo para bajar el umbral para ser responsable de IVA de 3.500 UVT ($133.014.000 con la UVT de este año) a 3.000 UVT ($114.012.000).

Sobre el papel, eso haría que más colombianos que prestan sus servicios como independientes empiecen a tener que llevar contabilidad, facturar electrónicamente y, por qué no, contratar un contador.

Para el colombiano de a pie también será relevante conocer si en efecto habrá impuestos para las gaseosas, los alimentos ultraprocesados y algunos planes de telefonía móvil, como vienen pidiendo desde algunos sectores del equipo de gobierno.

Lea: Tras descubrirse más gas en el Caribe colombiano, ahora el problema es el cierre financiero del proyecto

Las críticas

En un análisis sobre la tributaria, Mauricio Alviar Ramírez, decano de la Escuela de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad EIA, hizo varias observaciones, como el hecho de que la más reciente encuesta Pulso Social del Dane halló que uno de cada tres colombianos considera que no es su deber pagar impuestos.

Esto, mencionó, “nos aleja de la responsabilidad social que debe prevalecer a la hora de financiar el gasto público”. Según él, en los países desarrollados se logra mayor equidad focalizando el gasto público con eficiencia y no simplemente recargando a algunos ciudadanos.

Piensa que es necesario explorar la declaración universal de renta de personas naturales en el país, entendiendo, entre otras cosas, que estas pagan solo el 19% de los impuestos directos, mientras las empresas responden por el resto.

A su juicio, una reforma tributaria –como la de Petro– que no toque el IVA se quedará corta, pues ese impuesto representa el 42% de los ingresos corrientes de la Nación. Además, sería un frente importante si lo que se busca es recaudar $50 billones, aumentar la asistencia social y reducir las actividades de extracción de hidrocarburos

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad