jueves 26 de octubre de 2023 - 3:00 PM

Detectan una explosión espacial masiva que crea elementos necesarios para la vida

Una kilonova es una explosión producida por la fusión de una estrella de neutrones con un agujero negro o con otra estrella de neutrones.
Compartir

Un equipo científico ha utilizado múltiples telescopios espaciales y terrestres, entre ellos el James Webb, para examinar la segunda explosión de rayos gamma más brillante jamás vista y ha constatado la creación de elementos necesarios para la vida.

Además: La Galaxia de Andrómeda: Un ‘vecino’ cósmico que no deja de deslumbrar

Las condiciones en las que se forman muchos de estos elementos químicos en el universo han sido un misterio y el nuevo análisis arroja luz en este sentido, apuntan sendas notas de la agencia espacial estadounidense Nasa y la Agencia Espacial Europea, ESA.

Esto ha sido posible gracias al Webb y a un fenómeno de alta energía: el estallido de rayos gamma GRB 230307A excepcionalmente brillante probablemente causado por la fusión de dos estrellas de neutrones, que dio lugar a una explosión conocida como kilonova.

Una kilonova es una explosión producida por la fusión de una estrella de neutrones con un agujero negro o con otra estrella de neutrones.

Detectan una explosión espacial masiva que crea elementos necesarios para la vida

El equipo científico, entre los que se encuentran investigadores de la Universidad de Birmingham y de la de Warwick (Reino Unido), publica sus resultados en Nature y describe que encontraron el elemento químico pesado telurio después de la explosión.

Vea esto: Así se aprecia una colisión de galaxias espirales de hace 1.000 millones de años

Es probable que otros elementos cercanos al telurio en la tabla periódica -como el yodo, necesario para gran parte de la vida en la Tierra- también estén presentes entre el material expulsado.

“Poco más de 150 años después de que Dmitri Mendeleev escribiera la tabla periódica, por fin estamos en condiciones de empezar a rellenar los últimos espacios en blanco para comprender dónde se creó todo, gracias al Webb”, apunta Andrew Levan, de Warwick y de la Universidad Radboud, Países Bajos.

Detectan una explosión espacial masiva que crea elementos necesarios para la vida

Para Ben Gompertz, de la Universidad de Birmingham, “el Webb supone un gran impulso y puede encontrar elementos aún más pesados (...). Sin duda, este telescopio ha abierto la puerta a hacer mucho más y sus capacidades serán completamente transformadoras para nuestra comprensión del universo”.

Aunque desde hace tiempo se teoriza que las fusiones de estrellas de neutrones son las “ollas a presión” ideales para crear algunos de los elementos más raros y sustancialmente más pesados que el hierro, los astrónomos se han encontrado hasta ahora con algunos obstáculos para obtener pruebas sólidas.

Se recomienda: Nuevo hallazgo: Marte tiene una capa fundida bajo el manto que lo recubre

Las kilonovas son extremadamente raras, lo que dificulta su observación. El estallido GRB 230307A fue detectado por primera vez por el telescopio espacial de rayos gamma Fermi de la Nasa en marzo pasado y es el segundo más brillante observado en más de 50 años, unas 1.000 veces más que un estallido típico visto por ese telescopio.

Ahora se han dado las condiciones perfectas para que los instrumentos NIRCam y NIRSpec del Webb escudriñaran este tumultuoso entorno.

Detectan una explosión espacial masiva que crea elementos necesarios para la vida

Entre otros, sus capacidades infrarrojas altamente sensibles ayudaron a identificar “el domicilio” de las dos estrellas de neutrones que crearon la kilonova: una galaxia espiral situada a unos 120.000 años luz del lugar de la fusión.

Antes de su aventura, fueron dos estrellas masivas normales que formaban un sistema binario en su galaxia espiral natal.

Tenga en cuenta: El Pentágono estadounidense documentó 274 ovnis en menos de un año

Como el dúo estaba ligado gravitatoriamente, ambas estrellas fueron lanzadas juntas en dos ocasiones: cuando una de ellas explotó como supernova y se convirtió en estrella de neutrones, y cuando la otra hizo lo mismo.

En este caso, las estrellas de neutrones permanecieron como un sistema binario a pesar de las dos sacudidas explosivas y fueron expulsadas de su galaxia de origen.

La pareja recorrió aproximadamente el equivalente al diámetro de la Vía Láctea antes de fusionarse varios cientos de millones de años después.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad