viernes 01 de septiembre de 2023 - 8:35 AM

Un año después, ¿qué se sabe del intento de asesinato de Cristina Fernández?

Hace un año, el intento de magnicidio contra Cristina Fernández de Kirchner en Buenos Aires conmocionó al mundo. El ataque fue elevado a juicio con tres acusados.
Compartir

El 1 de septiembre de 2022, mientras la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, saludaba a los militantes kirchneristas que la esperaban a las afueras de su casa en Buenos Aires, un hombre apuntó una pistola contra su cabeza y oprimió el gatillo.

Aunque el tiro no salió porque no había bala en la recámara, en videos quedó registrado el intento de magnicidio de ese jueves por la noche que conmocionó al país y el resto del mundo.

El hombre que empuñaba la pistola, identificado como Fernando Sabag Montiel, de nacionalidad brasilera, era esperado por su novia, Brenda Uliarte. Ambos irán a juicio oral tras ser acusados de coautores de tentativa de homicidio agravado, delito con una pena hasta de 15 años de prisión.

Le puede interesar: Gobierno descarta que se deban aplazar las elecciones pese a amenazas y alertas en algunas regiones.

A la lista de los tres acusados, denominados 'la banda de los copitos' por simular ser vendedores de algodones de azúcar el día del ataque, se suma Nicolás Carrizo, quien fue partícipe secundario del ataque de hace un año junto a la pareja.

Kirchner contó que se dio cuenta del intento de asesinato cuando ya se encontraba en su casa tras el registro en videos que fue emitido en noticieros y redes sociales. “Yo siento que estoy viva por Dios y la Virgen”, afirmó.

El día siguiente del atentado, gran parte de la sociedad argentina salió a las calles para rechazar el intento de magnicidio contra Kirchner y el "ataque a la democracia".

Un año después, ¿qué se sabe del intento de asesinato de Cristina Fernández?

¿Cómo avanzan las investigaciones?

Luego de la querella de la vicepresidenta, la investigación amplió su radio de acción y ahora busca posibles autores intelectuales que estén vinculados a lo sucedido esa noche en Buenos Aires.

Fernández de Kirchner le solicitó a la justicia argentina indagar presuntos vínculos de la periodista Delfina Wagner y su vecina Ximena de Tezanos Pinto con los tres acusados.

Wagner se convirtió en un tema de interés mediático después de afirmar en diversas entrevistas que compartía su vida con Tezanos Pinto. Sin embargo, negó tener conocimiento previo de los acusados antes de que hicieran su aparición en el canal donde ella ejerce su labor, durante los meses anteriores al atentado.

Desde la perspectiva de los abogados de la vicepresidenta, Marcos Aldazábal y José Manuel Ubeira, la panelista del canal Crónica TV es vista como una "activista de extrema derecha con vínculos directos a individuos relacionados con esta causa y la agrupación Revolución Federal".

Asimismo, aseguraron que "los contactos entre los imputados, los sospechados en esta causa y actores de grupos de ultraderecha son prolíficos y reiterativos".

Esta suposición sigue el camino de la investigación con el objetivo de revelar a posibles instigadores, después de que la jueza María Eugenia Capuchetti solicitara en junio pasado llevar el caso a juicio oral y dar por concluida la investigación debido a la falta de pruebas de conexiones políticas.

La exmandataria solicitó su recusación argumentando que lo consideraba "un intento" para "evitar descubrir la posible implicación de terceros, financiadores e instigadores".

Previamente, Fernández apuntó contra el diputado Gerardo Milman, de la coalición opositora Juntos por el Cambio (centroderecha), como presunto nexo del ataque, que responde a la candidata presidencial por esa formación, Patricia Bullrich.

La conexión con Milman se estableció 20 días después del atentado, cuando Jorge Abello, un asesor del gobernante Frente de Todos (peronista), aseguró haber escuchado al parlamentario decir en un bar, antes del ataque, que estaría en la costa argentina "cuando la maten".

A comienzos de mayo, la vicepresidenta denunció lo que consideró un supuesto "encubrimiento" del atentado y señaló directamente a la exministra de Seguridad del Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019). Esta acusación se basó en una noticia que reveló que una testigo crucial en el caso había experimentado presiones para eliminar información de su teléfono móvil en unas instalaciones vinculadas a la exministra.

No obstante, estas "revelaciones mediáticas" no han avanzado en el sistema judicial argentino, que hasta el momento no ha logrado confirmar posibles conexiones.

A pesar de ello, han surgido voces que han cuestionado la autenticidad del atentado y han insinuado la posibilidad de que fuera una "puesta en escena" por parte de la vicepresidenta. Sin embargo, es importante destacar que las teorías planteadas a lo largo de este año no han proporcionado a la Justicia pruebas adicionales más allá de la actuación de individuos marginados impulsados por el odio.

Lea también: ¿Qué fue lo que pasó? Esta es la cirugía estética que le costó la vida a la actriz Silvina Luna

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad