sábado 11 de enero de 2020 - 12:00 AM

Buses en Bucaramanga y Metrolínea perdieron 17 millones de usuarios, en tres años

Transportistas y comunidad sufren los perjuicios de la crisis que atraviesa el transporte público de pasajeros en el área metropolitana de Bucaramanga. Vanguardia habló con expertos sobre las fallas que habrían ocasionado tal situación y sobre aquellas acciones que podrían brindar soluciones.
Escuchar este artículo

El transporte público urbano de pasajeros en Bucaramanga y sus tres municipios vecinos atraviesa uno de los momentos más críticos de la última década.

Mientras los operadores de Metrolínea y los dueños de buses convencionales aseguran estar “al borde de la quiebra” ante tal crisis, la ciudadanía se queja del deficiente servicio que existe, de su alto costo y de la falta de rutas en los diferentes sectores.

Lea también: ¿Volverán a unirse en Bucaramanga Metrolínea y los buses convencionales?

Esta semana, el Área Metropolitana de Bucaramanga dio inicio a un riguroso estudio técnico, que tendrá encuentros de trabajo con cada una de las empresas transportadoras de la ciudad. Por medio de dicha gestión se recaudarán propuestas y se analizará la viabilidad de las mismas, con el propósito de definir soluciones puntuales, concertadas y planificadas.

Este sábado, dueños de buses y busetas convencionales harán una reunión para definir si realizan o no un cese de actividades la próxima semana, como protesta pública ante la mencionada crisis.

La situación en cifras

Las estadísticas oficiales reflejan la preocupación expuesta por los transportistas y el descontento de muchos ciudadanos del área, quienes ‘se bajaron del bus’ y prefirieron comprar automotor o acudir a la ‘piratería’.

Buses en Bucaramanga y Metrolínea perdieron 17 millones de usuarios, en tres años

En solo tres años, Metrolínea y los buses convencionales perdieron 17 millones 257 mil usuarios. Esta significativa pérdida de pasajeros se registró entre 2016 y 2018, según cifras del Dane.

En promedio, por cada día transcurrido en dicho lapso ambos sistemas de transporte dejaron de vender cerca de 15 mil 759 pasajes.

En 2015, los buses y Metrolínea movilizaron un total de 105 millones 112 mil usuarios. Al año siguiente se registró la pérdida más cuantiosa de pasajeros de la última década.

A modo de comparación, en 2016 el transporte de pasajeros vendió 93 millones 832 mil pasajes. Es decir, en esta vigencia el número de viajes vendidos se redujo en 11 millones 280 mil, con relación al año anterior.

Es pertinente informar que en 2015, el exalcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández hizo unas polémicas declaraciones que se difundieron por redes sociales, en las que aseguraba como candidato a la alcaldía que de resultar electo se haría “el pingo” con la ‘piratería’.

En 2017 continuó dicha pérdida de pasajeros. Ese año los dos sistemas movilizaron 88 millones 101 mil usuarios, 5 millones 731 mil viajeros menos que en 2016.

Para 2018, la disminución de pasajeros se frenó un poco y las pérdidas no fueron en millones, sino en miles. En tal vigencia se vendieron 87 millones 855 mil pasajes, 246 mil viajes menos se comercializaron.

Es preciso informar que en 2017 se pusieron en marcha las denominadas ‘rutas piloto’, entre Metrolínea y los buses convencionales. Ante la positiva respuesta de los ciudadanos, tal esquema de transporte urbano se amplió a 14 rutas que luego se llamaron ‘complementarias’ y que operaron hasta el 30 de noviembre pasado.

Aún no existen cifras consolidadas sobre los usuarios que movilizaron Metrolínea y los buses a lo largo de 2019. Se espera que en próximas semanas el Dane revele tales estadísticas sobre transporte público urbano de pasajeros.

Buses en Bucaramanga y Metrolínea perdieron 17 millones de usuarios, en tres años

Hablan los expertos

Vanguardia consultó a dos reconocidos ingenieros expertos en tránsito y movilidad, Víctor Julio Azuero y Luis David Arévalo. Ambos concuerdan en afirmar que una solución a la crisis del transporte es la prestación de un servicio unificado entre ambos sistemas.

“La creación de rutas complementarias es una buena medida, pero debe existir una planeación rigurosa. Lo ideal sería, por ejemplo, que un usuario pudiera tomar una ruta en Café Madrid (Bucaramanga) y que con el mismo pasaje pueda hacer transbordos para llegar a cualquier barrio de Piedecuesta”.

“La idea es que dichas rutas hagan recorridos cortos y recojan a los pasajeros en los barrios, para llevarlos a las troncales como la carrera 15 o la autopista, y que allí el pasajero aborde el masivo”, explicó Azuero.

Las posibles fallas cometidas

Según Luis David Arévalo, tal crisis obedece a que:

1. “Faltó planeación. No se ha aplicado ingeniería de tránsito y transporte para el diseño de rutas masivas y colectivas”.

2. “Metrolínea inició mal. Desde el principio fue mal diseñado y mal administrado este sistema”

3. “Existe pésima alimentación en los barrios y deficiencia de rutas en lugares periféricos”.

4. “Los ciudadanos buscan rapidez en su viaje y los buses o Metrolínea les causan demoras, por eso prefieren optar por la ‘piratería’”.

5. “En vías como en la carrera 33 deberían habilitarse carriles exclusivos o preferenciales para que fluya con rapidez el transporte público”.

6. “Falta la promoción de acciones pedagógicas y crear beneficios para quienes usan el transporte, como descuentos para estudiantes”.

“La solución es hacer una verdadera integración entre ambos sistemas, con el uso de tecnología y de forma planificada, para que se logren reestructurar las rutas de manera acertada y exitosa”, dijo Arévalo.

¿Qué hace falta para mejorar el transporte público?

Buses en Bucaramanga y Metrolínea perdieron 17 millones de usuarios, en tres años

Claudia Caro: “En Morrorrico tenemos un servicio muy malo. Faltan más rutas en los barrios. Las rutas complementarias mejoraron el transporte, sería bueno que vuelvan”.

Buses en Bucaramanga y Metrolínea perdieron 17 millones de usuarios, en tres años

Lina Bautista: “Quitaron muchas rutas en los barrios. Sería bueno que hubieran más alimentadores para los vecindarios”.

Buses en Bucaramanga y Metrolínea perdieron 17 millones de usuarios, en tres años

Carlos Rivera: “Se necesitan buses en los barrios que es en donde no hay y que trabajen con Metrolínea. Faltan inversionistas que compren más buses”.

Buses en Bucaramanga y Metrolínea perdieron 17 millones de usuarios, en tres años

Yoladis Caballero: “Quitaron las rutas complementarias; eso es lo que falta, que con un solo pasaje uno pueda llegar a su destino, porque si no sale más barato el pirata”.

Buses en Bucaramanga y Metrolínea perdieron 17 millones de usuarios, en tres años

Jhon Jaimes: “Lo justo sería que, con el valor que tiene el pasaje, uno se pudiera movilizar por toda el área metropolitana”.

Buses en Bucaramanga y Metrolínea perdieron 17 millones de usuarios, en tres años

Melba Osorio: “En Metrolínea falta mejorar la frecuencia de las rutas y en los buses normales falta que se creen nuevas rutas para los diferentes barrios”.

Dato: 1.041 ‘comparendos’ se impusieron por ‘piratería’ en la capital santandereana entre enero y agosto de 2019, según las cifras más recientes publicadas por la Dirección de Tránsito de Bucaramanga. En 2018, tal cifra consolidada fue de 3.173 multas impuestas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad