sábado 17 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Cdmb instalará sistema para alertar y controlar olores ofensivos en Bucaramanga

La Cdmb anunció que emprenderá un proyecto por un valor cercano a los $4.900 millones, para instalar un sistema de alertas tempranas contra olores ofensivos, y para renovar las estaciones que monitorean la calidad del aire en el área metropolitana de Bucaramanga.
Escuchar este artículo

Hasta el momento ninguna acción ha resultado eficaz para aliviar el problema de malos olores que se generan en la zona industrial de la capital santandereana. La molestia de la ciudadanía es constante y las quejas se incrementan durante los fines de semana.

Desde hace más de 10 años habitantes de Bucaramanga y de Girón soportan nauseabundos y penetrantes olores que se originan por actividades relacionadas con el procesamiento de grasa y de tejido animal, de acuerdo con lo identificado por las autoridades.

Lea también: Consejo de Estado ordena ponerle freno a los olores ofensivos en Bucaramanga

Tras una determinación del Consejo de Estado que se conoció en julio del año pasado, y mediante la cual se ordenó a las autoridades ambientales locales realizar acciones contra los malos olores, se dio a conocer un nuevo proyecto que se emprenderá con el fin de mitigar tal problema.

La Corporación Para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, informó que se destinarán recursos en el diseño e instalación de un sistema de alertas tempranas para vigilar y advertir en tiempo real olores ofensivos, que facilitará la localización de las fuentes generadoras del hedor.

Conforme con lo indicado, dentro de este mismo proyecto también se contempló la modernización de las estaciones mediante las cuales se realiza el monitoreo de la calidad del aire. (Ver Recuadro).

Cerca de $4.900 millones se destinaron para la ejecución de ambas iniciativas.

“Debe iniciar en dos meses”

El sistema de alertas contra olores se conformaría de siete estaciones de medición, que registrarían información durante las 24 horas.

La zona industrial, Villas de San Ignacio, Gaitán, Nariño, Nápoles, La Joya y Centroabastos, son las zonas en donde se instalarían dichas estaciones.

Según lo explicado, la idea es crear una especie de cerco con equipos de medición especializados, que podrán detectar sustancias generadoras de malos olores en el aire. Tales datos serán enviados automáticamente a una central de monitoreo que se dispondrá.

Previamente, se llevará a cabo un estudio para determinar cuál es el tipo de tecnología que se debe adquirir, entre otros detalles más que se deben precisar en este proyecto.

Leonel Herrera Roa, subdirector de Ordenamiento y Planificación Integral del Territorio de la Cdmb, indicó que “el problema de olores es complejo de diagnosticar, y por eso se hará una investigación a profundidad. La vigilancia en tiempo real permitirá identificar los olores cuando empiecen a salirse de los parámetros, desde la misma fuente de generación; nos avisará que algo está funcionando mal.

“Este proyecto permitirá identificar si las empresas lo hacen bien o mal, qué tienen por corregir, y un monitoreo constante las 24 horas para prevenir que los olores se salgan de sus niveles o áreas, hacia sectores poblados de la ciudad”, explicó el funcionario.

En estos momentos se tiene el registro formal de cinco empresas que operan de forma legal y cuya actividad comercial genera hedores como los denunciados por bumangueses y gironeses.

Sin embargo, las autoridades reconocen que es muy posible que en inmediaciones de la zona industrial existan más lugares en donde se procesa grasa y tejido animal de forma ilegal.

Aunque todavía falta conocer los resultados de la investigación que se iniciará, lo proyectado es que este sistema de alertas contra olores ofensivos opere de forma articulada con organismos como la Policía Ambiental.

“Este proyecto debe iniciar dentro de dos meses. Se calcula que habrá varias etapas, pero el proyecto final ya con el centro de monitoreo montado y en funcionamiento, tendría una duración cercana a los 11 meses”, precisó Herrera Roa.

Renovarán cuatro estaciones

De las ocho estaciones que se instalaron en Bucaramanga y su área para el monitoreo de la calidad del aire, actualmente solo funcionan tres de ellas. Conforme con lo explicado por la Cdmb, dichos equipos ya “cumplieron su vida útil”; fueron instalados en 2001 precisó la entidad.

Esta red de vigilancia también será renovada, con la compra de cuatro estaciones nuevas, que “estarán ubicadas en cabecera, Hospital Local del Norte, Gaitán y Piedecuesta”, informó Leonel Herrera Roa, subdirector de Ordenamiento y Planificación Integral del Territorio de la Cdmb.

Según lo informado, estos equipos recolectarán información durante las 24 horas, y también tendrán una conexión permanente y automática con un centro de monitoreo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad