viernes 12 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Diseñan un plan para adecuar el relleno sanitario de Santander en Lebrija

Ante la justicia y entes de control como la Procuraduría se presentaría un plan entre las cuatro alcaldías del área metropolitana de Bucaramanga, con el fin de hacer realidad la adecuación en Lebrija del nuevo relleno sanitario regional, y para que se permita la disposición en El Carrasco mientras se habilita dicho sitio.

Los gobiernos de los municipios que conforman el área metropolitana de Bucaramanga insistirán en el proyecto que pretende definir un terreno en Lebrija para la construcción y habilitación del sitio regional de disposición final de residuos sólidos, que sería la solución y el reemplazo de El Carrasco.

Las autoridades locales iniciaron mesas de trabajo para definir, entre otras acciones, la formulación de un nuevo plan que se presentaría ante el juez que ordenó el cierre de El Carrasco y los respectivos organismos de control.

Lea también: Este jueves reportan 160 casos de COVID-19 y 4 fallecidos en Santander

De acuerdo con la información obtenida por Vanguardia, tal propuesta abordará dos iniciativas: la definición y adecuación del relleno regional en Lebrija, y la transformación de El Carrasco en una especie de parque tecnológico en el que se puedan clasificar y aprovechar los residuos, como orgánicos y materiales de construcción, entre otros.

Una de las primeras acciones propuestas entre los alcaldes es la expedición de un acto administrativo conjunto, que permita agilizar los procesos de contratación, por ejemplo, con el fin de adecuar rápidamente una estación de transferencia que se contempla para acopiar los desechos de los cuatro municipios y posteriormente disponerlos en el relleno que se adecuaría en Lebrija.

Otra idea que se discute, en el marco del plan que gestionan las alcaldías, es la instalación de una estación metropolitana de clasificación y aprovechamiento, mediante la cual se generaría compostaje con los restos de poda y de alimentos. Residuos de construcción también serían aprovechados, entre otros, para así disponer la menor cantidad posible de desechos en el relleno.

“Estamos trabajando en equipo con los alcaldes del área, Miguel Ángel Moreno, Carlos Román y Mario José Carvajal para habilitar un nuevo relleno sanitario que beneficie a toda la ciudadanía y solucionar las dificultades que tiene hoy El Carrasco”, indicó Juan Carlos Cárdenas, alcalde de Bucaramanga.

“Es la opción más lógica”

Al cierre de 2020 las alcaldías del área metropolitana suspendieron la gestión para materializar el proyecto de Lebrija, a raíz de la terminación anticipada de un estudio que se llevó a cabo entre el AMB y la UIS, y del cual quedó pendiente su tercera fase.

En la actualidad la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab, y la Empresa de Servicios Públicos de Santander, Esant, trabajan en conjunto para tratar de desarrollar y culminar la etapa que resta en dicha investigación.

También le sugerimos leer: Desde este viernes Bucaramanga censará a su población recicladora

Hélbert Panqueva, subsecretario de Ambiente de la Alcaldía de Bucaramanga, informó este jueves a Vanguardia que “queremos presentar un nuevo plan al juez, a la Procuraduría y a la ciudadanía en general. Hay compromiso de los cuatro alcaldes para diseñar una hoja de ruta concreta, con acciones claramente definidas. Ya comenzamos a gestionar la formulación de un acto administrativo conjunto, para que se otorguen competencias a determinados funcionarios, por ejemplo, para poder contratar de manera mucho más rápida los diseños y la construcción de una estación de transferencia.

“Los estudios ya dijeron que el nuevo proyecto puede adecuarse en Lebrija, pero debemos gestionar las voluntades políticas y coordinar los diferentes actores para que esta iniciativa se pueda desarrollar. La idea es realizar un trabajo permanente, por eso nos vamos a reunir semanalmente para ver avances, revisar cronogramas y buscar recursos. La opción más lógica es Lebrija. Si el proyecto lo ejecuta un privado o una figura pública, es lo que se va a determinar. Chocoa es otra alternativa, pero tiene restricciones. Lo que buscamos es que exista una solución”, agregó el funcionario.

En la segunda fase de dicho estudio se identificó un área de más de 600 hectáreas de extensión en Lebrija, con terrenos potenciales para la adecuación del sitio de disposición regional. No obstante, uno de los mayores inconvenientes es la oposición manifestada por la comunidad.

En la alternativa de Chocoa, vereda de Girón, el mayor inconveniente es una orden judicial que mantiene paralizadas intervenciones como movimientos de tierra, además del rechazo de miles de gironeses.

“En la medida en que se trabaje de la mano con la autoridad ambiental y exista voluntad política, el relleno se podría adecuar en un año, con su licenciamiento ambiental. En estas mesas de trabajo participan, por ahora, las cuatro alcaldías, el AMB y la CDMB. Vincularemos a la Alcaldía de Lebrija y a la Gobernación de Santander en su momento”, precisó el Subsecretario de Ambiente de Bucaramanga.

Proyecto para El Carrasco

Al tiempo que se gestiona el proyecto de Lebrija también se trabaja la propuesta de transformación de El Carrasco, en donde se quiere implementar tratamientos y tecnologías para evitar que residuos aprovechables se entierren en un relleno.

“La estación de clasificación y aprovechamiento de los residuos sólidos será una realidad. Es un trabajo en conjunto con los alcaldes del área, que permitirá reducir la cantidad de desechos que se generan en cada municipio. Le apostamos a la producción de compostaje, estación de transferencia, rutas de reciclaje y manejo adecuado de gases”, señaló Miguel Ángel Moreno, alcalde de Floridablanca.

Le puede interesar también: Se han incautado más de 300 armas traumáticas en Bucaramanga y su área

Para la próxima semana se programa un pronunciamiento oficial por parte de los cuatro alcaldes sobre ambos proyectos y el plan que se presentará, según lo informado a Vanguardia.

“Lo que se prohibió hacer en El Carrasco es la disposición convencional, es decir, enterrar los residuos. Pero las demás actividades propias del plan de cierre y de clausura van a continuar, estas labores no pueden parar y tal vez se necesitarán entre 20 años y 30 años. Queremos modernizar la forma de gestionar los residuos en El Carrasco, como el aprovechamiento de gases para generar energía. La disposición de residuos en El Carrasco va a depender del tiempo que se requiera para desarrollar el nuevo sitio”, precisó el Subsecretario de Ambiente de la Alcaldía de Bucaramanga.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad