jueves 25 de junio de 2020 - 10:30 AM

Alcalde de Medellín presionó a medios para obstruir publicación sobre violencia sexual: Flip

La Fundación para la Libertad de Prensa, Flip, rechaza las presiones por parte del Alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, y de personas cercanas al mandatario contra los equipos periodísticos de la W Radio y El Espectador.
Escuchar este artículo

La Flip pudo documentar que Quintero Calle presionó personalmente a directivos de medios de comunicación y señaló a periodistas de ser opositoras a su gestión como forma de evadir las preguntas acerca de asuntos sobre los cuales debe rendir cuentas.

En hechos conexos a esta situación, funcionarios de la administración intentaron forzar a medios nacionales y locales para mejorar la imagen del alcalde a cambio de pauta.

Funcionarios de Telemedellín solicitaron a la W Radio que rectificara una publicación veraz y que además el medio de comunicación accediera a suscribir y publicar un comunicado conjunto con Telemedellín para difundir como cierta una situación que no correspondía con la realidad.

En un acto de integridad periodística, Caracol Radio (empresa de la que hace parte La W) rechazó enfáticamente las aspiraciones del alcalde y de sus funcionarios para censurar a la prensa, respaldó a sus reporteras frente a los señalamientos del mandatario, declaró la oferta de pauta como un chantaje inaceptable y se negó a aparecer en un comunicado que pretendía difundir información errada para encubrir lo sucedido.

Le puede interesar: “No he cometido ninguna de las faltas de las que se me señala”: Ciro Guerra

Por su parte el director de El Espectador tampoco cedió a las presiones judiciales que anunció Quintero y le indicó que se debía comunicar con las periodistas que tenían preguntas por formularle y no con él como director.

Las denuncias

Durante la última semana un equipo periodístico de la W Radio ha estado documentando denuncias de mujeres que señalan a Quintero Calle de haber cometido actos de violencia sexual. En la reportería se incluía contrastar las denuncias de las dos mujeres con el alcalde de Medellín. Desde ese momento empezaron las presiones contra los medios de comunicación que estaban investigando el tema y sus fuentes.

Isabel Escobar, periodista de W Radio Medellín, se comunicó con la Alcaldía de Medellín y el secretario de Comunicaciones, Juan José Aux, le contestó que necesitaban dos días para dar una respuesta.

Antes de ofrecer su versión, Quintero contactó a Johana Fuentes, subeditora de la W, y le aseguró que estas denuncias eran un ataque político y que únicamente saldría al aire si el medio tenía otros testimonios que soportaran la denuncia.

Luego, Mariángela Urbina y Viviana Bohórquez, periodistas de Las Igualadas de El Espectador, retomaron la investigación y el 19 de junio se contactaron con Quintero para conocer su versión.

El mandatario no respondió a los cuestionamientos pero sí se comunicó con Fidel Cano, director de El Espectador, para persuadirlo sobre la publicación. Cano lo remitió a que respondiera las preguntas que Mariángela y Viviana tenían para él.

El alcalde de Medellín le aseguró al director del medio que iba a tomar acciones legales si la publicación afectaba su reputación.

Respuesta de Quintero

En entrevista con la W el Alcalde aseguró que nadie de su equipo iba a ser despedido por lo ocurrido: “No, no, definitivamente no, esto es absurdo. Yo cuido a mi gente, yo quiero a mi gente, tengo un buen equipo, es un equipo de gente joven, muy joven, sí, pero aquí todos estamos aprendiendo (...) si hubo un error en Telemedellín, se corrige y para adelante”.

En referencia a la información sobre ofrecimiento de pauta, Quintero le dijo a W Radio que se pudo tratar de un error por parte de la agencia de medios de Telemedellín, pues esa no es la forma de actuar de su administración.

Explicó que se trataba de una negociación entre dos empresas para determinar una estrategia de comunicación para perfilar al mandatario desde su lado humano y destacar tareas de autocuidado y protección de la COVID-19, sin embargo, la propuesta nunca llegó a su despacho.

”No andamos pidiendo esas cosas. Es inapropiado de las dos partes y no es la forma de operar de nosotros. Esa propuesta no llegó a la Alcaldía de Medellín, que es la que decide si va o no. Allí se hubiera descartado”, comentó Quintero.

“No estoy de acuerdo, pero entiendo lo que se pretendía: buscar la forma de hacer un ejercicio mediático para el Día del Padre. El objetivo era salir a medios a dar una entrevista (...) no concedo entrevistas frecuentemente porque estoy ocupado en el tema del coronavirus. No se llegó a un acuerdo (...) Ni Caracol Radio ni la W Radio es comprable, menos por $ 5 millones”, agregó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad