lunes 18 de mayo de 2020 - 12:00 AM

“Santander me dio la posibilidad de ser profesional”: José Serpa

José Serpa, uno de los pedalistas colombianos más destacados entre 2006 y 2015, dialogó con Vanguardia de sus inicios deportivos en Bucaramanga, donde aún vive, de sus temporadas en Europa, de la reactivación de este deporte y de la actualidad de nuestros ciclistas.
Escuchar este artículo

El día anterior de la etapa 20 del Tour de Francia 2015, que terminaba en el mítico puerto de montaña del Alpe d’Huez, José Serpa, Nairo Quintana y Winner Anacona se encontraron en el hotel. Los ciclistas colombianos hablaron de todo un poco y antes de despedirse bromearon sobre la fracción que se avecinaba.

“Yo me voy en la fuga y después tú atacas y cuando me alcances, yo te pongo paso”, le dijo Serpa a Quintana, entre risas.

Nairo, del Movistar y con apenas 25 años, pretendía descontarle más de dos minutos a Froome en la clasificación general para arrebatarle el primer puesto.

El día de la etapa, el 25 de julio, después de varios intentos, ‘Nairoman’ logró distanciar, a nueve kilómetros de meta, a Froome y el resto del equipo Sky; y 1.000 metros más adelante observó a Serpa, del Lampre.

“Yo estaba adelante, pero no sabía que él venía, cuando volteo a mirar, él me grita aprieta ya, e inmediatamente se me puso a rueda y tiré para él”.

Ese gesto, sin duda, ratifica el valor de José Serpa, un ciclista sucreño, que se hizo deportivamente en Santander y que estuvo durante 10 temporadas en el ciclismo del más alto nivel, con participaciones en el Giro, la Vuelta y el Tour. Su aporte fue clave para que su compatriota ganara unos segundos de oro, pero finalmente no los suficientes para desbancar al británico.

Al día siguiente, en el paseo de la victoria en los Campos Elíseos, una vez más se le aguaron los ojos cuando observó la Torre Eiffel, como en su primer Tour en el 2013. Además, era su última carrera en una gran vuelta, después de 10 temporadas en las que el león, como le dicen, rugió fuerte en la élite del pelotón mundial.

Y precisamente, por esa experiencia ciclística decidimos contactarlo para una entrevista. El lunes en la tarde se acordó que el martes, al mediodía, le quedaba más fácil, pues en el resto de la jornada se ocupa en su finca, a pocos kilómetros de Cartagena, y también de los entrenamientos, en las trochas cercanas a casa, donde reina la naturaleza y no depende del rodillo, sino de salir a enfrentarse con su bicicleta de MTB contra la montaña.

Fue muy puntual, como las salidas de las carreras más importantes, y muy atento, “con mucho gusto hablamos compadre”, nos dijo, e inmediatamente con la llamada de Vanguardia recordó esos inicios en el ciclismo de pista de Santander. La cuarentena lo tomó en Bolívar y lo separó de su hogar en Bucaramanga, pero confía en un pronto reencuentro.

Lea también. José Serpa cerró sus Juegos Nacionales con un oro en el ciclismo de ruta

‘León santandereano’

“Tengo los más bonitos recuerdos de Santander, fue el departamento que me dio la posibilidad de ser profesional, y creo que inicié en los Juegos Nacionales del 2000 en Boyacá, con dos medallas, un oro y una plata; en los Nacionales del 2004 también logré dos medallas de plata, y yo creo que a Santander le debo casi todo lo que ha sido mi carrera deportiva porque fue el departamento que me apoyó cuando más lo necesité. Me dio el salto al profesionalismo”.

En la Tierra del Cañón del Chicamocha creció tras la huella de Víctor Hugo Peña, Hernán Buenahora y Hernán Antolínez, en una época en la que reconoce con nostalgia que “viví en el velódromo de Bucaramanga, el deporte estaba muy bien organizado en Santander, tenían comedores comunitarios para los deportistas, había camarotes, habitaciones bien acomodadas y éramos cuartos a nivel nacional”. Nada que ver con la actualidad.

Lea también. Severo Hernández: sin trofeos, pero con su nombre en el libro de la gloria

Conquistó Europa

En el 2006, a los 26 años, comenzó su periplo europeo, donde dejó huella en escuadras como Androni Giocattoli, Selle Italia y Lampre, entre otros.

¿Cuál es el recuerdo más especial de esa carrera en el Viejo Continente?

“Recuerdo mi primer Tour de Francia, porque había sido el sueño desde niño; yo ya había corrido siete Giros de Italia, pero no sentía esa paz interior y cuando tomé la partida y cuando llegué a los Campos Elíseos y veo la Torre Eiffel aún se me erizan los vellitos de pensarlo”.

En Colombia, muchos critican cuando un ciclista nacional, llámese Nairo, Rigoberto Urán o Esteban Chaves no suben al podio, pero para Serpa, el solo hecho de participar es un logro inmenso.

“Imagínate que son 20 equipos del WorldTour, cada equipo tiene 30 o 32 corredores y de esos eligen ocho o nueve que van al Tour; llega una selección de los mejores 200 corredores del mundo, porque es el evento más importante, y los que estamos en el ciclismo sabemos lo importante que es estar ahí y mejor aún estar entre los primeros”.

Lea también. El santandereano ‘a la rueda’ de Nairo

Opinión autorizada

A Serpa, que nació en Sampués, pero pasó su infancia en Villanueva y echó raíces en Bucaramanga, la voz se le llena de orgullo cuando repasa el camino que transitó.

“El Giro del 2009 fue mi mejor momento, terminé noveno y andaba muy bien, casi medio Giro duré trabajando para Gilberto Simoni, hasta que un día él desistió y perdió tiempo. Tuve más libertad, pero perdí minutos esperándolo a él y de no ser por eso seguramente hubiera estado más arriba”.

De los grandes de su época, como Alberto Contador, indicó que es un caballero y enorme ciclista; de Vincenzo Nibali sostuvo que ha tenido un bajón, pero es peligroso y en cualquier momento saca la clase y de Chris Froome aún se asombra con esos ataques letales, en los que su equipo hacía todo el desgaste y cuando los rivales estaban en el límite, el británico aún tenía fuerzas para imponer su ritmo.

Y justamente, ¿cómo ve ahora a Egan Bernal en esa disputa por el liderato del equipo Ineos de Froome y Geraint Thomas?

“Egan es un muchacho muy joven, tiene mucho por dar todavía, ya Froome y Thomas son más calculadores, pero será complicado manejar a esas tres personas en un mismo equipo, y a quien elijan, ya a los otros dos les tocará sacrificarse”.

A Nairo, a quien considera uno de los grandes del ciclismo nacional, le augura un buen paso en el Arkéa. “Este año era uno de los mejores de Nairo, este cambio de equipo le sirvió mucho, lo liberó de tensiones en el Movistar, y recuperó esa fortaleza en los ataques”.

Aunque respira ciclismo, a Serpa no le tiembla la voz para sostener que la reactivación del ciclismo mundial para agosto, como indicó la UCI, tiene muchos afanes. “Yo creo que están apresurados, sé que del ciclismo viven muchas familias, muchas personas, pero sin la salud y la vida no puedes disfrutar de esa familia, la verdad creo que muchos corredores les tocará hacerlo obligado, porque es su trabajo, pero es muy apresurado”.

Lea también. Luis Herrera y su victoria en la Vuelta a España, el precursor de los ‘escarabajos’

Sigue pedaleando

En los últimos kilómetros de la charla, Serpa nos contó que a pesar de sus 41 años aún no piensa en el retiro. En los pasados Juegos Nacionales ganó tres medallas, dos en pista y una en ruta; que lo motivaron a volver a sus inicios.

Precisamente, sus inicios fueron en el velódromo, en la pista, y desde su experiencia quiere aportarle a la juventud de Bolívar, departamento por el que compite ahora.

La exigencia de la ruta quedó de lado y ahora también vuelve al pasado en el aspecto personal, pues se ocupa de las labores de la finca, como cuando era niño, y se moviliza en bicicleta por la trocha, ya no una pesada, que fortaleció sus piernas, sino una con la mejor tecnología.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad