viernes 18 de diciembre de 2020 - 12:00 AM

Llegó la hora de la reingeniería en el Atlético Bucaramanga

Después de concluir con una pobre temporada, en la que no cumplió ninguno de los objetivos, en el Atlético Bucaramanga llega una etapa clave, en la que deberá conformar, de una vez por todas, un plantel competitivo para 2021.
Escuchar este artículo

Finalizó otra floja temporada de Atlético Bucaramanga y desde ahora la labor de cuerpo técnico y directivos será conformar un elenco que vuelva, después de más de dos años, a ser protagonista del balompié colombiano.

Todo está por hacer, la junta directiva del club ya confirmó la continuidad de Guillermo Sanguinetti al frente del equipo, pero gran parte de la nómina, que tampoco hizo méritos, no seguirá para 2021 y las miradas están puestas en la conformación del plantel, algo en lo que se falló en las últimas temporadas.

“A partir de ahora empieza otro proceso, hay el interés del club por seguir el mismo y vamos a empezar a trabajar, a diagramar lo que va a ser el campeonato que viene”, dijo el entrenador Sanguinetti, quien sostuvo que no ha firmado pero hay un acuerdo de palabra.

A la hora de los balances, son pocos los que se salvan, en una temporada donde el club santandereano quedó sin opciones muy pronto de ingresar entre los ocho mejores de la Liga, también se despidió de la Copa y en la Liguilla el camino fue el mismo.

Entre los mejores de la pobre campaña, por sólo mencionar a algunos, aparecen el arquero Jefersson Martínez, el zaguero Homer Martínez, el mediocampista Johan Caballero y Diego Herazo, quien terminó como goleador del equipo. Algunos chispazos aportaron Germán Gutiérrez, defensor que sumó más minutos, Jhon Pérez y Steve Makuka.

Varios jugadores ya dieron un paso al costado, entre ellos Maicol Balanta, Homer Martínez, Henry Rojas, Javier Orobio y Jéfersson Martínez. Además, John Pérez y Johan Caballero también estarían cerca de actuar para otros equipos.

Lea también. “Vamos a tener la posibilidad de elegir de cara a lo que viene”: Guillermo Sanguinetti, DT de Bucaramanga

Saber elegir es un punto clave, teniendo en cuenta que en las recientes temporadas se contrataron jugadores sin un buen presente futbolístico, que al final impidieron un resultado exitoso.

Esa elección es indispensable hacerla pronto, aprovechando el corto periodo de vacaciones, porque también ha sido una constante que el cuadro Leopardo muchas veces termina de armar el equipo sobre el inicio de la competencia e incluso deja vacantes que después es más difícil llenarlas.

A la hora de conformar la nómina se hace indispensable apostarle a jugadores con gol, debido a que este aspecto ha sido un auténtico dolor de cabeza, siendo que desde que se fue Michael Rangel en 2018, varios de los problemas del club pasan por la incapacidad para definir las acciones que se generan en el frente de ataque.

Claridad a la hora de definir el sistema de juego y la identidad del equipo también es clave, porque a partir de allí el entrenador define cuáles son los jugadores que mejor se adaptan a su idea futbolística.

La continuidad en el fútbol, como en la vida, es trascendental y los directivos ya apostaron por Sanguinetti al frente del equipo pero ahora deben entregar las herramientas para que se consolide el proyecto y no suceda lo de campañas pasadas en las que en los primeras jornadas de optó por cambiar al entrenador.

Precisamente, hombres como Hárold Rivera y Hernán Torres no encontraron respaldo a su labor al frente del club y salieron sin éxito, pero en otras escuadras, como Santa Fe y Tolima, realizan destacadas campañas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad