martes 16 de junio de 2020 - 12:00 AM

Durante la cuarentena, venta de combustible se redujo 50%, en la ciudad

Escuchar este artículo

Nadie se salva de las pérdidas económicas que ha traído el COVID-19 a cuenta del aislamiento preventivo obligatorio.

Otro sector que está viendo su bajo flujo de caja es el de los combustibles, quienes en estos casi tres meses de confinamiento han tenido una reducción del 50% en ventas para el caso de Bucaramanga.

Sin embargo, los análisis de la Asociación Colombiana de Petróleo hablan que la reducción y afectación de las ventas en las estaciones de servicios es del 70% para gasolina y del 50% en diésel.

Myriam Sanabria, gerente regional de Terpel en Santander, asegura que en el comparativo de febrero de este año, mes en el que la pandemia no había llegado al país, frente a abril, cuando ya se estaba en confinamiento, se pasó de vender 2,7 millones de galones a 1,3 millones en la capital santandereana.

“Prácticamente la apertura arranca desde el 1 de julio y tendremos más movilidad. Se puede mejorar, pero no vamos a llegar a lo que teníamos en febrero “, explicó Sanabria.

Si bien en junio la movilidad en la ciudad ha ido aumentando con la reapertura de algunos sectores económicos, Sanabria explica que comparando los nueve primeros días del sexto mes en 2019 con el 2020, la reducción en ventas es del 32%.

Según dice la gerente de la marca, las restricciones los fines de semana y el toque de queda en las noches han llevado a las bajas ventas y hace que el cambio de la curva sea más lento.

Como otros sectores, las estaciones de servicio implementaron sus protocolos de bioseguridad que buscan brindar la protección de empleados y consumidores finales. Se maneja un servicio innovador a través de un lenguaje a señas, la atención se hace por la ventana del copiloto y se mantiene el distanciamiento social, entre otras prevenciones.

Programas sostenibles

A lo largo de la emergencia sanitaria y económica, Terpel ha participado en diferentes campañas donando combustible para los vehículos que transportaban alimentos a la población más vulnerable a través del programa Juntos saldremos adelante y la Patrulla Aérea Civil Colombiana.

También, la compañía donó kits de protección para médicos colombianos, insumos médicos y equipos de bioseguridad a hospitales, principalmente en Leticia y el Pacífico.

Con la campaña ‘Unidos somos más’ de la Andi, aportaron dos mil ventiladores mecánicos para mitigar la crisis de la pandemia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad