Publicidad

Nacional
Miércoles 03 de abril de 2024 - 04:06 PM

Si la tendencia sigue, entre el 10 y el 13 de abril Colombia alcanzaría el nivel crítico de los embalses

Colombia enfrenta una crisis energética debido a la reducción de los niveles de los embalses que alimentan las hidroeléctricas. Según expertos, si la tendencia persiste, podríamos alcanzar un nivel crítico del 27 % en abril.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Archivo / VANGUARDIA Un racionamiento energético tendría consecuencias económicas negativas y requeriría medidas para mitigar su impacto en la población y la actividad empresarial.
Archivo / VANGUARDIA Un racionamiento energético tendría consecuencias económicas negativas y requeriría medidas para mitigar su impacto en la población y la actividad empresarial.

Compartir

La situación de los embalses que alimentan las hidroeléctricas de Colombia ha generado preocupación en el sector energético.

Según el experto en energía e hidrocarburos, Sergio Cabrales, docente de la Universidad de los Andes, existe una tendencia preocupante de reducción de los niveles de agua en estos reservorios. Si esta tendencia persiste, entre el 10 y el 13 de abril, podríamos alcanzar un nivel crítico del 27 %, lo que enciende las alarmas sobre un posible racionamiento eléctrico.

Los embalses son vitales para la generación de energía en Colombia, ya que la mayor parte de nuestra electricidad proviene de fuentes hidroeléctricas.

Actualmente, los niveles de los embalses se encuentran en un 31,5 % de su capacidad, marcando mínimos históricos. La empresa XM, encargada del sistema energético, ha enviado una carta al Ministerio de Minas y Energía advirtiendo sobre la gravedad de la situación.

Sin embargo, Adrián Correa, director General de la Unidad de Planeación Minero Energética, indicó que es la primera vez en tres meses que no se presenta descenso de niveles. “¡Comienza la recuperación de embalses!”. Esto lo dijo porque ayer los embalses para la generación de energía dejaron de caer y de hecho XM reporta un leve crecimiento diario de 0,06 %.

Las causas de la crisis

La disminución de los niveles de los embalses se debe a varios factores:

1. Escasez de Lluvias: Durante los últimos meses, las precipitaciones han sido insuficientes para reponer los embalses. A pesar de que las lluvias representaron solo el 45 % de lo esperado, la demanda de energía ha aumentado debido a las olas de calor, el alza ha sido del 8 %.

2. El fenómeno de El Niño: El fenómeno climático de El Niño ha afectado las condiciones meteorológicas, reduciendo aún más los aportes hídricos. Los embalses han disminuido casi 10 puntos porcentuales en tan solo 23 días.

Si los embalses continúan disminuyendo y llegan al 27 %, se considerará una situación crítica. En este escenario, la capacidad de respuesta de las hidroeléctricas para satisfacer la demanda de energía podría verse comprometida. Además, las empresas generadoras de energía advierten que el ritmo de recuperación es lento y podría demorarse hasta noviembre.

Le puede interesar: Primeras alzas en servicio de energía se sentirán en abril, con aumento de 3%

Medidas propuestas

Para enfrentar esta crisis, el sector energético sugiere algunas acciones:

- Apoyo de las térmicas: Las hidroeléctricas podrían necesitar apoyo de otras fuentes energéticas, como las térmicas. El presidente de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg), Alejandro Castañeda, señala que la generación térmica podría cubrir hasta el 55 % de la demanda total.

- Campañas de Ahorro: Es crucial implementar campañas de ahorro energético para los usuarios. Además, se propone detener las exportaciones a Ecuador y comprar excedentes de energía de la industria local.

¿Qué impacto tendría un racionamiento en la economía?

Un racionamiento energético podría tener varios efectos significativos en la economía de Colombia:

  • Producción Industrial: Las empresas dependen de un suministro constante de energía para operar. Un racionamiento podría afectar la producción industrial, ralentizando las cadenas de suministro y reduciendo la fabricación de bienes.
  • Sector Comercial y Servicios: El comercio minorista, restaurantes, hoteles y otros servicios también se verían afectados. La falta de energía podría limitar las operaciones comerciales y afectar los ingresos.
  • Empleo: La disminución de la producción y el comercio podría llevar a despidos o reducción de horas de trabajo. Esto afectaría el empleo y el poder adquisitivo de los trabajadores.
  • Inflación: Si la oferta de bienes y servicios disminuye debido al racionamiento, los precios podrían aumentar. Esto afectaría la inflación y el costo de vida.
  • Confianza del Inversionista: La incertidumbre causada por el racionamiento podría afectar la confianza de los inversionistas y desincentivar la inversión en el país.
  • Impacto Social: Las familias también sentirían el impacto. La falta de energía afectaría la calidad de vida, especialmente en áreas sin acceso a generadores o fuentes alternativas.

Lea también: Alcaldía cierra 10 residencias y hoteles, algunos facilitaban la prostitución infantil en Bucaramanga

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad