lunes 23 de octubre de 2023 - 3:32 PM

¿Cuáles son los retos que tiene la transición energética en Colombia para evitar problemas en la producción y generación de empleo?

Colombia se encuentra en el top 40 de 120 países dentro del Índice de Transición Energética del Foro Económico Mundial. Sin embargo, cayó 10 puestos en comparación con 2021, al pasar del escaño 29 al 39 este año.
Compartir

La transición energética en Colombia se ha convertido en un tema clave en el ámbito gubernamental y económico.

Recientemente, un estudio realizado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) arrojó algunas luces sobre los efectos de una economía baja en carbono en el mercado laboral y el sistema de seguridad del país.

El estudio proyecta una disminución del 12,1 % en la producción de crudo y la pérdida de 117.000 puestos de trabajo en los departamentos petroleros, así como una reducción del 11,8 % en la producción de carbón y la eliminación de 145.000 empleos en estos departamentos productores.

Hay que recordar que la transición energética consiste en el paso de la producción de combustible fósil a energías renovables no convencionales en Colombia

¿Cuáles son los retos que tiene la transición energética en Colombia para evitar problemas en la producción y generación de empleo?

No obstante, según la firma BDO Colombia S.A.S., también existen oportunidades a la vista que ayudarían a compensar este efecto: como parte de una transición justa para los empleados y comunidades que se benefician actualmente de la minería y la extracción de hidrocarburos es importante identificar a las poblaciones más vulnerables al cambio para tratar de ofrecer alternativas rentables.

“Se debe buscar empleabilidad en los proyectos de energía renovable que ojalá sean financiados con los mismos hidrocarburos que hoy comercializamos. El país podrá también incentivar la extracción responsable de los llamados metales ‘estratégicos’ como el cobre, níquel, litio, entre otros, para dinamizar la economía de los sectores más afectados, lo que terminaría asumiendo empleos perdidos, una oportunidad que no podemos desaprovechar”, afirmó Juan Camilo Campos, socio de auditoría y líder de la industria de recursos naturales y energía de BDO en Colombia.

Lea también: Ecopetrol redujo cerca de 500 mil toneladas de emisiones de CO2 en los últimos cinco años con su plan de eficiencia energética

¿Cuáles son los retos que tiene la transición energética en Colombia para evitar problemas en la producción y generación de empleo?

Oportunidades y retos

Campos analiza cuatro retos en esta transición energética en el país según, el Plan Nacional de Desarrollo:

1. Diversificar el consumo de energía. No solo se trata de financiar una matriz energética más limpia, sino de diversificar el consumo de energía.

Por ejemplo, el sector de transporte en Colombia que consume actualmente el 41 % de la energía total, representado en 18 millones de vehículos, usa principalmente (95 %) combustibles fósiles.

Por lo tanto, “debemos pensar en cómo transitar más rápidamente a una movilización con energías limpias. Esto pone de manifiesto la necesidad de grandes inversiones en la transformación, no solo de las personas y empresas, sino del Gobierno para crear los incentivos apropiados”, dice Campos.

2. Desde la perspectiva de la oferta de energía, los incentivos también son claves. No obstante, el reciente Plan Nacional de Desarrollo aumentó el porcentaje de transferencias hasta un 6 % por la generación de energía producida a partir de fuentes no convencionales, lo cual deberá ser tenido en cuenta para el diseño de futuras políticas públicas.

Asimismo, en la última reforma tributaria se adoptaron algunas otras medidas como la limitación a la no causación del impuesto al carbono para quienes certifiquen ser carbono neutro, lo que puede desestimular la transición.

3. Superar obstáculos en proyectos de energía verde. Éstos se han visto obstaculizados por reclamos de las comunidades, que no solo se evidencian en consultas previas interminables, sino en algunas vías de hecho como el bloqueo de vías que dificultan, entre otras cosas, el suministro de materiales para la construcción de los proyectos.

¿Cuáles son los retos que tiene la transición energética en Colombia para evitar problemas en la producción y generación de empleo?

4. Por último, es clave que en los foros internacionales se haga un llamado con mayor ímpetu a los países desarrollados para redoblar esfuerzos y facilitar este proceso de transición energética mediante la innovación tecnológica y la consecuente reducción de costos para el resto del mundo.

Se trata entonces de una articulación de carácter global intrincada que requiere mayores esfuerzos para acelerar el cumplimiento de los objetivos climáticos.

Le puede interesar: Los cuatro ajustes a la reforma pensional que proponen 18 exministros de Hacienda, exdirectores del DNP y académicos

Mitigación de una transición energética desordenada y acelerada

En la mitigación de los efectos de la transición en el mercado laboral, el director de Desarrollo Social del DNP, Horacio Coral, manifestó que “el país puede irse anticipando con estructuras de protección social y se pueden tener como alternativas algunos programas de transferencias monetarias, así como de formación para el trabajo con el objetivo de ir haciendo el ajuste en las actividades económicas de las regiones donde el sector extractivo tiene una alta participación y puedan hacer tránsito a lo que se ha denominado empleo verde”.

El estudio tomó como referencia los departamentos carboníferos del país (Cesar, Córdoba, La Guajira y Norte de Santander) y los departamentos petroleros (Arauca, Casanare, Meta, Santander y Putumayo). También el estudio explora las posibilidades de implementar algunas políticas de mitigación para contrarrestar los efectos que se generan en el escenario de una reducción a la mitad de la producción de petróleo y carbón.

En ese sentido, desde el Gobierno se deben buscar incentivos para incrementar la producción en el sector agrícola, agroindustria y turismo, a nivel departamental. Por ejemplo, al aumentar la oferta de empleo en la agricultura, industria y turismo se estima que de los 117 mil empleos que se dejarían de tener en el sector petrolero, pueden generarse hasta 93.000 puestos de trabajo que compensaría y brindarían nuevas oportunidades a los trabajadores.

En el sector del carbón, de los 145.000 empleos que se perderían, serían compensados con los hasta 120.000 puestos de trabajo que se generarían si se incentiva una mayor producción en estas tres ramas de la economía.

Adicionalmente, una política enfocada al desarrollo de los sectores de la agroindustria y el turismo ayuda a mitigar la reducción en la producción y el empleo a nivel regional. Sin embargo, no logra mitigar completamente los efectos negativos de la descarbonización.

En tanto, una política de subsidios ayuda a reducir la probabilidad de caer en la pobreza de los hogares, pero no contribuye a mitigar los efectos de la reducción en empleo y producción, además de que hay que considerar su financiamiento.

$!¿Cuáles son los retos que tiene la transición energética en Colombia para evitar problemas en la producción y generación de empleo?
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista económico en Vanguardia. Ganador del premio Simón Bolívar a mejor reportaje en audio en 2023. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, de la Universidad Pontificia Bolivariana.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad