jueves 08 de diciembre de 2022 - 4:46 PM

Recomendaciones para evitar aumentos en las tarifas de energía y cortocircuitos en época navideña

Una mala instalación eléctrica, además de poner en riesgo la vida de las familias, también puede verse reflejada en aumentos en las tarifas del servicio de energía.

De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos de Bogotá, en Navidad se incrementa el riesgo de incendios en los hogares y el 50% de las emergencias se producen debido a sobrecargas en las tomas eléctricas para encender el alumbrado.

Así mismo, de acuerdo con Pavco Wavin, una mala instalación eléctrica, además de poner en riesgo la vida de las familias, también puede verse reflejada en aumentos en las tarifas del servicio de energía.

“Un corto circuito es una falla en la línea eléctrica que puede desencadenar en consecuencias muy peligrosas si no se actúa a tiempo, o si no se cuenta con sistemas de seguridad adecuados. Esto puede deberse a sobrecargas en el sistema, por daños en los conectores de la red o por afectaciones en los electrodomésticos o aparatos eléctricos que se conectan a la red. Para evitar cortocircuitos en los hogares, es necesario tener en cuenta una serie de precauciones”, expresó Orlando Polo, gerente de servicio técnico de Pavco Wavin.

¿Cómo evitar problemas con las instalaciones eléctricas en el hogar?

Es importante contar con elementos que cumplan con condiciones de calidad y estén diseñados para los requerimientos de la red.

Las instalaciones eléctricas requieren materiales especiales, no inflamables y resistentes, ya que de esta manera se garantizará que la energía fluya según se requiera. Un elemento que no cumpla con dichas características puede generar cortocircuitos y daños graves en la propiedad en donde se instalen.

Para evitar un posible cortocircuito en los hogares y aumentos en los recibos de la luz, Pavco Wavin entrega las siguientes recomendaciones:

Evitar que cables y enchufes entren en contacto con agua o líquidos.

Desconecte los aparatos eléctricos que no se estén utilizando.

Verificar el voltaje de la conexión de los aparatos que se vayan a usar y su compatibilidad, ya que se pueden generar cortos o daños en los mismos.

No situar aparatos eléctricos, extensiones, elementos decorativos que requieran conexión eléctrica en baños, duchas, piscinas, o en donde se tengan cercanía con agua o líquidos, incluso la lluvia.

Utilizar los elementos decorativos y aparatos eléctricos siguiendo las recomendaciones del fabricante.

Mantener los cables de los aparatos en buen estado y cambiar aquellos que nos estén en perfectas condiciones.

Ubicar los tomacorrientes lejos de elementos inflamables o combustibles.

Evite utilizar “enchufes pulpo” que permiten que muchos cables se conecten en un único enchufe.

Verificar el estado y funcionamiento de los fusibles en las viviendas.

Algunas actividades como empalmes o reparaciones requieren un conocimiento específico y los elementos de seguridad.

Por favor, evalúe que se tienen todos los elementos y condiciones necesarios para realizar dichas actividades, ya que se pueden causar daños graves al interior de la vivienda o generar un accidente.

En caso de que se presente un cortocircuito, acuda al cuadro eléctrico que normalmente se sitúa en las zonas de lavandería o en el interior de la vivienda junto a la entrada principal.

No manipule fusibles porque existe riesgo de descarga. Identifique si algún interruptor se ha desconectado y localice su ubicación en la casa. Si a pesar de identificar la posible causa del cortocircuito se siguen generando saltos en los interruptores, lo mejor es contactar a un electricista de inmediato.

Por último, hable con los niños pequeños acerca de los riesgos de manipular accesorios y cables eléctricos, así como manipular los tomacorrientes. Preferiblemente utilicé protectores plásticos.

“Un aspecto fundamental que reduce la posibilidad de cortocircuitos y daños en el sistema eléctrico, es que los cables estén protegidos y libres de contacto con agentes externos. Para ello, es necesario contar con un material resistente a altas temperaturas, impacto, corrosión, y que a su vez sea hermético y flexible para poder generar instalaciones eléctricas en espacios reducidos dentro de la edificación. Es por ello que, la tubería PVC es una excelente opción para conducir cableados eléctricos”, afirma Polo.

Así mismo, una sobre carga de energía en una instalación eléctrica se puede generar por no emplear los conductores adecuados, saturar la capacidad de una tubería de PVC con demasiados conductores eléctricos, realizar empalmes de los conductores dentro de una tubería, así como, el uso de conductores de mala calidad que no cumplan lo establecido con la normativa correspondiente.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad