sábado 04 de enero de 2020 - 12:00 AM

Medio Oriente, en vilo

El ataque estadounidense que acabó con la vida del general Qasem Soleimani en territorio iraquí, abre un período de incertidumbre en Medio Oriente. Iraq ha quedado atrapado en el pulso de fuerzas extranjeras.
Escuchar este artículo

La muerte del máximo líder del Ejército iraní, Qasem Soleimani, en un bombardeo estadounidense en Iraq, amenaza con escalar un conflicto y desencadenar consecuencias difíciles de predecir en una volátil región como Medio Oriente.

Soleimani, el hombre más poderoso del régimen de los ayatolas, era considerado el estratega de las fuerzas iraníes en la zona. Murió ayer de madrugada junto con otras siete personas, entre ellas Abu Mahdi al Muhandis, el líder de Hezbollah en Iraq, en un ataque con drones a un convoy cerca del aeropuerto de Bagdad.

Este ataque selectivo pondrá en tela de juicio el futuro de la presencia militar estadounidense en Iraq, después de casi 17 años de liderar una coalición internacional para derrocar al presidente Sa-ddam Hussein, y luego la ocupación en ese país.

Hoy, Iraq es un estado fallido convertido en ‘teatro de operaciones’ de facciones rivales y potencias extranjeras, bajo la influencia del terrorismo del Estado Islámico.

El asesinato del general Soleimani tiene varias implicaciones, estima Víctor De Currea-Lugo, periodista y experto en conflictos.

En primer lugar, destaca que es uno de los históricos líderes de la Guardia de la Revolución iraní, muy cercano al ayatola Alí Jamenei, quien de hecho ya prometió “vengar” su muerte. Es más, hay quienes lo interpretan como una “declaración de guerra” de Estados Unidos contra Irán.

Otra implicación, según el analista político, es que el ataque ocurre en territorio iraquí, donde varios países se disputan la influencia, entre ellos EE.UU. e Irán.

Por otro lado, su muerte es la respuesta al reciente asedio a la Embajada estadounidense en Bagdad por parte de milicias chiíes con el apoyo de Irán, lo cual a su vez es la respuesta a bombardeos norteamericanos en la zona, señala.

“Lo que uno ve es una escalada militar de ambos lados”, resume. Y en todo este contexto, identifica una clara geografía de disputa: Iraq.

Ahora bien, más allá de la narrativa y de la retórica de guerra, De Currea-Lugo prevé una respuesta por parte de Irán, “pero esa respuesta no necesariamente será en contra de Estados Unidos, si no para sus aliados o intereses en la región, y no necesariamente en poco tiempo sino que puede darse en semanas”.

Lo cierto, es que no hay que subestimar a la república islámica, que no es actor débil internacional que se deja intimidar en su propia zona de influencia.

“Realmente quien detiene el terrorismo en Medio Oriente es Irán y quien detiene al Estado Islámico, y Trump está tratando es de evitar el juicio político en su contra o por lo menos, posponerlo”, opina.

La muerte de Soleimani es trascendente, porque era el segundo al mando dentro de las fuerzas revolucionarias de Irán y además, una figura con mucho peso dentro del orden político iraní, añade en ese sentido, Alejandro Alvarado, abogado y analista internacional.

Incluso no descarta una confrontación armada en una zona que ya de por sí es un “polvorín”, refiriéndose a los procesos de inestabilidad que se viven en Siria, Líbano y Egipto.

“Seguramente esto va a llevar a que la violencia en esa zona se exacerbe”, advierte Alvarado, quien también ve probable una serie de ataques terroristas, que es “la consecuencia lógica de todo esta violencia que ocasiona Estados Unidos en Iraq e Irán”.

En esa línea, califica la política internacional de Trump de “errática”, porque inicia su mandato con un proceso de negociación con Irán, un acuerdo de desarme nuclear progresivo, que Estados Unidos empieza a incumplir, de manera unilateral y vuelve a empujar a la república islámica a una posición beligerante.

Le puede interesar: Irán: guerra o paz

$!Medio Oriente, en vilo

Juega a desestabilizar

A su modo de ver, lo que quiere el presidente estadounidense es mantener desestabilizada la zona, en una actitud que lleve a involucrar en el conflicto a China y Rusia.

“Los intereses petroleros de Estados Unidos en el Golfo (Pérsico) siempre han estado presentes y seguramente, está jugando a tener un tablero desestabilizador”, argumenta Alvarado, quien reconoce que meterse con Irán no es nada fácil, razón por la cual lo que hizo Trump resulta muy “provocador” y “se equivoca con este tipo de ataques”.

Igualmente pone de relieve el ambiente de inestabilidad en Iraq hacia EE.UU. y sus intereses. Muestra de ello, la Embajada de EE.UU. en Iraq instó a sus ciudadanos a salir inmediatamente de ese país y extremar las precauciones.

En ese sentido, José Ángel Hernández, doctor en Historia Contemporánea y director de la Maestría de Historia Contemporánea de la Universidad Sergio Arboleda, considera que Iraq es una ficha que mueven muchos contendientes en la zona: EE.UU., Irán, Rusia, Arabia Saudí (archienemigo de Irán) y el Estado Islámico.

“En definitiva, Iraq es un estado fallido, donde las diferentes facciones se enfrentan a muerte y son apoyadas, por potencias extranjeras”, recalca el docente universitario.

$!Medio Oriente, en vilo

Si bien Hernández reconoce que Washington ha tomado una decisión bastante dura en contra de Teherán, dejando a esa zona de Medio Oriente “en vilo”, recuerda que las guerras se multiplicaron durante la época de Barack Obama y se han reducido en la Trump.

A su juicio, es una decisión que tiene consecuencias de todo tipo, pues independiente de la interpretación que se haga de la figura del presidente Trump, él está enviando un mensaje al mundo de que Estados Unidos va a actuar cuando sus intereses o su prestigio se vean en problemas o en riesgo.

Desde su punto de vista, EE.UU. se vio abocado a este tipo de acciones luego de provocaciones continuas cu-yo colofón máximo ha sido lo ocurrido en su Embajada en Bagdad, el 31 de diciembre.

También le puede interesar: Regresa la amenaza nuclear

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad