jueves 18 de abril de 2019 - 12:00 AM

La Manuela Beltrán que aún grita en Santander

Ella misma cosió su falda, trenzó su crespo cabello y amarró sus chocatos. Olga Ariza interpreta a la desaparecida heroína, mientras fortalece el turismo del Socorro.

Se puede decir que Manuela Beltrán nunca morirá para los socorranos: una de las heroínas más reconocidas en el país, insignia del Socorro, imagen de los campesinos y comerciantes; aquella que rompió el edicto y desató toda una revolución en el año 1781. Una mujer con las mismas características de la desaparecida heroína: cabello crespo, ojos miel, vestida con falda de campesina, chocatos y trenzas; la misma que carga un canasto lleno de hojas de tabaco por las calles socorranas gritando “¡no más impuestos!”, se ha encargado durante los últimos 13 años de personificarla, para que propios y visitantes disfruten de un turismo experiencial.

Olga Ariza, representante de la Asociación de Gestores Culturales, interpreta a Manuela Beltrán desde el año 2006. Con sus manos cosió los vestidos, peinó sus abundantes cabellos, leyó e investigó a profundidad sobre la historia de la capital comunera y todo lo que envuelve a la revolucionaria: “Ser gestor cultural se lleva en la sangre, eso viene con uno desde la nacencia. Esto se hace con amor y con mucho sentido de pertenencia para seguir trabajando por la cultura e idiosincrasia de esta región. Ya es momento de que cada uno de nosotros empecemos a empoderarnos de lo que tenemos alrededor y de una tierra con un gran potencial histórico y cultural. No soy nacida en esta tierra, pero soy su hija adoptiva; cada que camino por sus calles me enamoro más, me enternezco más y me siento más orgullosa de amarrarme unos chocatos, personificar a esta importante mujer y gritarle al visitante, esto somos, de aquí venimos”.

Es ella quien se encarga de recibir en el punto de información turística del Socorro a todo el que quiera conocer sobre esos lugares que se tienen que visitar. Vestida con su personaje, portando un sutil micrófono en su mejilla y un amplificador en su cintura, Olga camina lugar por lugar presentando al pueblo como lo hubiese hecho la misma Manuela: “Uno siempre está dispuesto al qué dirán; hay gente que admira, así como otra que se burla. De una u otra forma uno termina perdiendo el temor, la pena y poco a poco se va apropiando de esto. Las formas del turismo experiencial siempre van a llamar la atención y toman importancia si uno es más disciplinado y persistente”.

Pese a la calamidad pública por falta de agua en Socorro, el municipio ha recibido a cientos de turistas en lo que va de Semana Santa, y vendrán más, dicen los expertos. Ariza ya está lista para seguir fortaleciendo la empresa cultural en el Pueblo Patrimonio dentro del proyecto de Ruta Patrimonial, con la que pretenden fortalecer culturas y costumbres: “Esto va a tener muy buenos resultados. Vamos a unir mucho más la Provincia y a muchos otros municipios que nos llevarán hasta Zipaquirá que fue donde se firmaron las capitulaciones. Es un trabajo de constancia y por más dificultades prevalecemos. Es una forma de decirle al Socorro cuánto lo amo”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad