martes 23 de abril de 2019 - 12:00 AM

Con un proyecto turístico se busca enseñar sobre las abejas

En el apitour se le muestra a los visitantes cómo viven las abejas, cómo se reproducen y los productos que realizan. También se les habla sobre los animales y plantas que se encuentran en la zona.

En la vereda Boquerón, específicamente en el 13 km vía a Mogotes, se está realizando un apitour. Este proyecto que es dirigido por varios apicultores, busca enseñarle a locales y turistas, por medio de una caminata y una visita a un apiario, las generalidades sobre las abejas y la agricultura local.

El recorrido

El punto de partida es la finca El Placer, de Eduardo Cardozo. Allí los participantes reciben una instrucción sobre la organización de las abejas, la forma en la que viven, cómo se reproducen y los productos que realizan. “Lo que se busca en esta primera fase es que las personas hagan un reconocimiento de todo el tema, para que identifiquen ciertos elementos cuando estén en el apiario”, mencionó Horacio Castellanos Niño, apicultor. También, se les dan una serie de instrucciones sobre los implementos de seguridad que deben portar.

Después, se realiza una caminata de 500 metros hacia el apiario. En el camino el guía les habla a los asistentes sobre la manera en la que se cultiva café, caña, banano y otros elementos que se dan en el sector. Asimismo, se les enseña sobre algunos árboles y animales que se encuentran en la zona.

En el apiario las personas pueden disfrutar de dos zonas. En la primera se encuentran las abejas meliponas o ‘angelitas’, que se caracterizan por no tener aguijón, y en la segunda están abejas Apis Mellifera, que provienen de Europa y sí pican.

En la parte de las meliponas, los turistas pueden observar sin ninguna restricción las siete especies que están dentro de las colmenas. “La ventaja es que aquí uno puede probar la miel, ver el polen y la cera sin que le piquen a uno las abejas ”, señaló un turista.

Para entrar en la segunda parte sí se toman algunas restricciones, como evitar hacer ruidos fuertes, encender un ahumador, para mantener a los insectos tranquilos, y asegurar el casco, la máscara y el traje de cada persona. En este espacio se puede ver colmenas más grandes y fuertes.

Productos

A los visitantes también se les enseña sobre algunos productos que se derivan de labor de las abejas, entre ellos las mieles de sabores. “Cuando no hay cosecha de néctar las abejas pueden seguir haciendo muchas cosas, entre ellas las mieles de sabores. Estas últimas se logran alimentandolas con cítricos, café y otros frutos”, mencionó Castellanos Niño.

Proyecto comunitario

En este proyecto turístico se busca involucrar también a las demás personas de la vereda. “Estamos haciendo contactos para que se unan a la ruta turística otras fincas o grupos que aporten a la parte cultural y gastronómica, con mitos, leyendas y platos típicos, que le sumen a la experiencia”, señaló el apicultor.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad