domingo 09 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Declaran calamidad pública en Vélez por desabastecimiento de agua

Las fallas en la red, el intenso verano y sin una solución a largo plazo, han producido el recorte de agua en la capital de la provincia de Vélez, situación que ya tiene desesperados a sus habitantes.
Escuchar este artículo

La comunidad veleña salió a las calles protestar luego de que durante nueve días no tuvieron suministro de agua. El hecho afectó no solo a los hogares, instituciones educativas, hospital y Centro Penitenciario, sino también a las empresas de bocadillo quienes denunciaron pérdidas de más del 40% de su producción.

La tubería que conduce agua desde el municipio de Bolívar hasta Vélez ha cumplido su ciclo y después de 50 años merece un cambio, según narró a Vanguardia Carlos Quiroga, quien durante más de una semana no ha recibido una sola gota de agua en su casa.

Según explicó, la presión con la que corre el líquido rompe los tubos de conducción y no llega el agua a Vélez.

“Tenemos una calamidad gravísima que incluso ha perjudicado a las empresas de bocadillo. Necesitamos conocer cuáles son las medidas urgentes a corto, mediano y largo plazo, pues si no se hace algo de inmediato seguirá existiendo la dificultad que por años no ha traído progreso al pueblo. Hoy en día con tanta ingeniería y formas de conseguir recursos es posible darle a Vélez el servicio de agua potable que necesitamos”, indicó.

La alcaldesa Angélica Mateus informó que, por la antigüedad de la tubería, esta misma termina rompiéndose. Afirmó que una solución a corto plazo es poner ventosas en el ducto para disminuir la presión.

“Cuando se presentan este tipo de daños, no nos queda otra alternativa que cerrar la válvula e impedir que llegue agua a la planta de bombero. Entiendo a la comunidad, la misma que en los últimos días se ha movilizado”, dijo.

La mandataria local anotó que se declaró la calamidad pública, pidieron apoyo de la Esan, así como de la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo y la Unidad Nacional de la Acción del Riesgo.

Al cierre de esta edición al municipio estaban llegando carrotanques provenientes de Tunja llenos de agua para abastecer a la comunidad. Además de la disponibilidad de uno del Cuerpo de Bomberos y otro más pequeño para atender situaciones como incendios. También la Escuela de Carabineros ha permitido el suministro desde uno de sus vehículos, aunque han tenido que atender otros municipios por la misma problemática.

Según Mateus, hace dos días empezó a llegar agua a la plaza de bombeo, aunque se trata de 22 litros por segundo y con muy poca presión. Algunos barrios aún no reciben y las fábricas de bocadillo están perdiendo entre un 45 y 50% de su producción.

“El agua que está llegando en los carrotanques se está suministrando para lugares como el Hospital de Vélez, el Centro Penitenciario, pues hablamos de más de 300 internos; el Asilo San José e instituciones educativas. Estos lugares tienen prioridad. Sin embargo, hay gente perjudicada hace más de ocho días”, señaló la alcaldesa.

Igualmente mencionó que en años anteriores no se había contemplado la situación porque existía un proyecto de la construcción de una represa desde el Gobierno de Horacio Serpa.

El proyecto colapsó y no hubo solución al tema del agua. Actualmente el municipio cuenta con 320 millones de pesos, recursos que provienen de Gestión del Riesgo para hacer los estudios y diseños respectivos de una nueva red.

Se prevé también la construcción de un tanque en la Empresa de Servicios Públicos, pues a donde están llegando se han desocupado y llenarlos puede tardar al menos 10 horas. Esto dificulta el proceso de que llegue agua de manera inmediata a los hogares veleños.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad