domingo 19 de junio de 2011 - 12:00 AM

El Alcalde responde inquietudes sobre la movilidad vehicular

El lento flujo vehicular en Bucaramanga se ha convertido en el "pan de cada día" para los 86 mil 37 conductores de carros particulares y para los 122 mil motociclistas que circulan en los municipios del área metropolitana.
Escuchar este artículo

Además del inusitado aumento del parque automotor durante los últimos años; los problemas de la movilidad vehicular son originados por las constantes invasiones del espacio público, el transporte informal, el deplorable estado de la capa asfáltica, la falta de cultura ciudadana, el atraso de al menos 25 años en materia de infraestructura vial y, sobre todo, la ausencia de autoridad para hacer cumplir las normas del Código de Tránsito.
Ante este negro panorama, la presente administración se la jugó con dos opciones: el Metrolínea y los ajustes de la restricción vehicular diaria. Pese a ello, las congestiones no paran.
El alcalde de la capital santandereana, Fernando Vargas Mendoza, aceptó la propuesta hecha en el transcurso de esta semana por la Página Bucaramanga y respondió ayer las inquietudes que, a través del 'chat' de vanguardia.com y de los correos electrónicos, le plantearon nuestros lectores.
Él respondió inquietudes sobre el tema de la movilidad vehicular y, de manera especial, del nuevo Pico y Placa, vigente desde el pasado 7 de junio.
En total, nuestras terminales virtuales recepcionaron 401 cuestionamientos. Y por considerarlo de interés para la comunidad, presentamos algunas de las respuestas y parte de los compromisos que adquirió Vargas Mendoza con nuestros 'chateadores'.
Veamos:

Leonardo Moreno: La solución a la movilidad de nuestra ciudad está en el mejoramiento de la capa asfáltica. Según un estudio elaborado por la propia Alcaldía y publicado en Vanguardia Liberal, el 92% del pavimento de los 628.33 kilómetros de los corredores viales con los que cuenta la capital santandereana está "vuelto nada". ¿No cree Alcalde que, en lugar de plantear 'elefantes blancos' que ni siquiera podrá inaugurar usted, y de "patinar" con un tema como el Pico y Placa, que tampoco va a funcionar, debería dedicarse a mejorar el pavimento?
Respuesta: "Es cierto que hay un evidente deterioro de la malla vial. Las anteriores administraciones locales dejaron que las vías llegaran a este nivel de desgaste extremo, perjudicando de manera grave la movilidad de los bumangueses. Lo peor es que para mejorar la estructura del pavimento y recuperar los sectores más críticos sería preciso invertir una suma cercana a los $480 mil millones; es decir, cuatro veces el dinero que le pagó Telebucaramanga al Municipio por su participación accionaria en esta empresa. No obstante los problemas presupuestales, mi administración tiene contemplado, para la recuperación de la malla vial, una suma cercana a los $58 mil millones, los cuales se han invertido de manera paulatina. De hecho, en la actualidad se hace la recuperación del asfalto de la carrera 33".

José Alfredo Pérez: Bucaramanga necesita vías para su movilidad y requiere de proyectos de infraestructura, antes que de restricciones vehiculares. Señor Alcalde: ¿por qué justifica medidas como el Pico y Placa? eso no está bien. Yo no voté por usted, pero tiene la obligación de mejorar esta ciudad y no lo está haciendo...
Respuesta: "Usted no puede desconocer que en la actualidad se están ejecutando obras claves para el Municipio, tales como el Viaducto de La Novena y el Intercambiador de Neomundo. Es cierto que Bucaramanga afronta las consecuencias de un atraso vial que nos está pasando la cuenta de cobro hoy día. Sin embargo mi administración, para contrarrestar dicho retraso, ha diseñado obras que contribuirán con la descongestión. Además del Viaducto y de la obra de Neomundo, están los intercambiadores del Mesón de los Búcaros y de Quebradaseca. Y todos ellos serán sólo el inicio de un ambicioso macroproyecto, el cual deberá continuar ejecutándose una vez entregue mi cargo como Alcalde. Hablo de la Troncal Norte-Sur,  una gran carretera que dispondrá de una extensión aproximada de 11 kilómetros y que unirá a la zona oriental de la meseta con el Anillo Vial".

Martha Mireya Ibáñez: Vivo en la urbanización Versalles y utilizo todos los días la salida sur-norte y viceversa para ir a Cabecera del Llano. Me parece que lo del Pico y Placa todo el día mejoró. ¿No cree que los motociclistas deberían tener una restricción vehicular similar a la de los conductores particulares?
Respuesta: "Considero que el gremio de las motocicletas tiene un Pico y Placa ajustado a sus requerimientos. Si bien es cierto que ellos no tienen una restricción vehicular como la de los conductores particulares, su movilización en las llamadas 'horas pico' sí está controlada. Con ellos, tal vez lo que ha faltado es más campañas de promoción de la cultura ciudadana y de respeto vial; no sólo por el tema de la movilidad, sino además por la accidentalidad. Me parece aterrador que, en lo que va del año, hayan muerto 26 motociclistas en igual número de accidentes de tránsito".
Juan Bautista: Yo creo que el Pico y Placa debería ampliarse a 4 dígitos, para frenar el paso de carros en 40% y no en 20%, tal como es ahora. Incluso se debería implementar el día sábado. ¿No ha pensado en esa posibilidad?
Respuesta: "Aunque a la gente al principio protestó por el Pico y Placa de dos dígitos un día a la semana, creo que con el paso de las semanas se ha venido acoplando al sistema. Es más, mejoró de manera considerable con la liberación parcial del carril de Metrolínea durante las 'horas pico'. Yo pienso que a esa medida hay que darle el tiempo suficiente para poder medir su impacto. Por ahora no contemplo alternativas para implementar el Pico y Placa el día sábado, aunque sé que eso aliviaría la movilidad cada fin de semana en la ciudad".

Emel Rengifo: ¿No sería posible que les permitieran a los taxistas ocupar el carril de Metrolínea? al fin y al cabo ellos también prestan un servicio público....
Respuesta: "Ese gremio, al menos por ahora, no tendrá posibilidad de utilizar estos carriles; salvo en los tramos que están autorizados. Yo creo que el tema no es de permitir el paso de móviles por ese tramo, sino de cultura ciudadana. Además, la gente debe aprovechar más las bondades que le ofrece el Sistema Integrado del Transporte Masivo".

Gabriel Ferreira: Me parece excelente el nuevo Pico y Placa, el de 2 dígitos un día a la semana. Sin embargo, ¿esta restricción vehicular no podría empezar a las 6:30 a.m., y no a las 6:00 a.m., para que alcancemos a llegar a nuestros sitios de trabajo y de paso poder dejar a nuestros hijos en el colegio?
Respuesta: "Los horarios pueden ser susceptibles de modificaciones. Yo sólo le pido un poco de paciencia para ver cómo madura esta nueva medida del Pico y Placa. A lo mejor, en un futuro cercano, se podrían flexibilizar las horas; pero ojo, todo dependería de las mediciones que arroje la actual restricción vehicular".

Darelbis Castro: La gente se queja de que la Dirección de Tránsito no cumple con su función de mejorar la movilidad. Los alféreces no se ven por ningún lado y sólo se les ve tomando tinto en las esquinas o "capturando" a los que violan el Pico y Placa. Mientras tanto, en todas las calles se ven parqueados los taxistas esperando clientes e impidiendo el flujo vehicular. ¿Qué ha hecho usted para solucionar este problema?
Respuesta: "Como Alcalde he establecido convenios con la Policía para que los agentes de esa institución nos ayuden a controlar el flujo vehicular. Me gustaría que la gente denunciara a aquellos alféreces que no cumplen con su trabajo o que están tras las 'mordidas', con miras a ponerles los debidos tatequietos".

Dayro Salas: ¿Por qué Bucaramanga no se une al Día sin Carro? la verdad, la ciudad lo necesita para descansar del ruido, de la congestión y de la contaminación...
Respuesta: "Estas pruebas didácticas se han aplicado en anteriores ocasiones pero, a decir verdad, han dejado grandes pérdidas en el sector comercial. No obstante, considero que este tipo de campañas contribuye de manera positiva al medio ambiente. Se podrían implementar nuevos ejercicios al respecto".

Julio M. Rangel: ¿Por qué no se ha incrementado el número de agentes de Tránsito para que controlen las calles céntricas de la ciudad, en donde se ven muchos carros particulares mal estacionados?
Respuesta: "Reconozco que la entidad tiene dificultades para sancionar a infractores que obstaculizan las calles de la ciudad; pero esto se debe a que los agentes activos que hay no bastan para todo lo que hay que hacer. Durante los años 90 eran 180 alféreces, ahora sólo son 134 y sólo 70 de ellos trabajan en el control del tráfico. Estamos trabajando, no sólo para redoblar los operativos de la mano de los agentes de la Policía, sino también para promover una mayor cultura ciudadana entre los bumangueses".

Carlos Manuel Estrada: ¿Ha contemplado la posibilidad de volver al sistema de los cepos, el cual  podría meter en cintura a tantos invasores del espacio público?
Respuesta: "Reconozco que hay gran cantidad de andenes y calles ocupadas de carros que impiden la segura y libre circulación de transeúntes. Pienso que los cepos podrían volver a ser un mecanismo de castigo de los conductores 'mal parqueados'. Sin embargo, el regreso de tal instrumento, utilizado con el fin de inmovilizar los vehículos infractores del Código de Tránsito, sólo se tomaría en consenso con la comunidad.  Y de hacerlo, sería manejado por Tránsito Local, no por entidades privadas como se hiciera en el pasado".

 

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad