viernes 10 de julio de 2020 - 12:00 AM

4.195 estudiantes en el área no se han conectado a las clases

Las autoridades locales consideran que los índices de deserción podrían ser mínimos, pero no se descarta que en efecto suceda por todas las implicaciones que ha desencadenado el confinamiento.
Escuchar este artículo

Desde las Secretarías de Educación de Floridablanca, Girón, Piedecuesta y Bucaramanga se viene realizando un trabajo riguroso para encontrar a aquellos estudiantes que no han avanzado con el proceso educativo desde casa, ordenado en el marco del aislamiento preventivo.

De acuerdo con los informes oficiales, en promedio el 3% del total de menores matriculados en los colegios oficiales de cada uno de los municipios del área, para el año lectivo 2020, permanece ausente. No se sabe nada de su paradero.

Frente al tema, las autoridades municipales aún no se atreven a hablar de deserción escolar, como tal, pues consideran que son varios los aspectos que se deben evaluar para establecer con exactitud si es abandono voluntario del sistema escolar o hubo algún motivo de fuerza mayor para ausentarse.

Bucaramanga

En la capital santandereana, el 98,25% de los estudiantes registrados han sido atendidos durante la pandemia.

Sin embargo, la Administración Municipal, a través de la Secretaría de Educación, activó un plan en el que los rectores de las instituciones hacen un seguimiento semanal de las asistencias y comportamientos, por intermedio de plataformas, aplicaciones y entrega de material pedagógico. Cuando se trata de acceder a comunidades más vulnerables, se cuenta con el apoyo de Migración Colombia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf.

En el último reporte se determinó que de los 77.903 estudiantes matriculados, 1.363 están por fuera de la atención, esto equivale al 1,75%.

Ana Leonor Rueda, secretaria de Educación de Bucaramanga, manifestó que lo que más “llama la atención es que en esa cifra hay más niños que niñas ausentes y hay 145 estudiantes identificados como población venezolana, así que estaremos revisando con las autoridades de Migración los casos para saber si ya no están en el país”.

Según la funcionaria, en las últimas dos semanas, por intermedio de una búsqueda activa, se han logrado rescatar a más de 600 alumnos.

Lea también: Bucaramanga activa plan para buscar a 1.889 estudiantes

Girón

Frente a este mismo tema, Juan José Gómez, secretario de Educación de Girón, aseguró que contrario a lo que se esperaba, la matrícula se aumentó.

“Cuando arrancamos con la pandemia había 25.461 estudiantes y ahorita tenemos 25.468. Un 4%, algo así como 1.018 estudiantes, no se han contactado con las instituciones, pero a ellos los estamos buscando para saber qué sucede, si definitivamente es deserción o es que no cuentan con posibilidad de acceder al servicio educativo. Hemos encontrado algunos casos puntuales de niños que están matriculados en Girón pero no viven en la localidad”, precisó Gómez.

De hecho, desde la Dirección de Acceso y Permanencia se cuenta con una profesional en psicología brindando acompañamiento.

Gómez indicó que en términos generales, el 95,99% de los alumnos se han contactado. De los 25.468 niños, 16.554 tienen acceso a Internet y tienen computador en sus viviendas; 3.311 tienen acceso a otros medios tecnológicos como celular o tablet y cuentan con las plataformas de Whatsapp, Zoom, Meet u otra que le facilite el contacto con los docentes; y, 4.585 definitivamente no tienen un medio tecnológico, ni celular, así que con ellos se trabaja a través de guías.

Floridablanca

En Floridablanca, de los 32.969 estudiantes matriculados, el 3% se mantiene ausente.

Gisell Portillo, secretaria de educación de esta localidad, confirmó que se ha venido adelantando “la caracterización y seguimiento de 950 estudiantes de quienes se desconoce su paradero. Hay instituciones donde están conectados el 100%, pero hay otros donde faltan dos o tres. Cuando no hemos podido contactar a los padres, la Policía de Infancia y Adolescencia nos acompaña para ir hasta la casa y hablar con los niños y los padres”.

Pero lo que se ha evidenciado en muchos casos, afirma la funcionaria, es que los menores no tienen interés en seguir estudiando y a los padres tampoco se les ha visto comprometidos.

Lea también: El agua empieza a escasear en Lebrija

Piedecuesta

Por su lado, la Secretaría de Educación de Piedecuesta estableció que el 97% de los 28.800 estudiantes matriculados en los 79 establecimientos educativos oficiales, urbanos y rurales, se ha mantenido en el cumplimento de su calendario académico. La cifra restante está siendo buscada a través de una estrategia de acompañamiento.

Adela Silva, encargada de la mencionada cartera, comunicó que por directriz del Ministerio de Educación, la Alcaldía adelanta una estrategia de la mano de docentes y padres de familia para evitar la deserción estudiantil en el segundo semestre de 2020, teniendo en cuenta las particularidades del presente año por cuenta de la pandemia.

La actividad se desarrolla con un control diario, se reportan novedades en cuanto a comportamiento académico y asistencia a clases. A este trabajo en equipo, se ha sumado Icbf y Personería, que también hacen acompañamiento para confrontar en los domicilios de cada estudiante las novedades reportadas en el sistema como posibles decisiones de no continuar estudiando.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad