miércoles 18 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

¿Cuándo se reactivarían en Bucaramanga las obras de las ciclorrutas?

En un debate convocado por Vanguardia, la Alcaldía de Bucaramanga dio a conocer las gestiones que emprendió para tratar de reactivar las obras de las ciclorrutas. Un representante de la oposición, que participó en dicho ‘cara a cara’, aseguró que la veeduría ciudadana a tal proyecto se mantendrá. Esto fue lo mejor de la discusión.
Escuchar este artículo

El proyecto de las ciclorrutas se estancó cuando apenas había alcanzado un 25% de ejecución en sus obras, tras la orden que impartió una jueza de la capital santandereana y en la cual solicitó la suspensión inmediata de los trabajos de construcción, el pasado 10 de septiembre.

Son $13 mil 66 millones los que la Alcaldía de Bucaramanga destinó para llevar a cabo esta iniciativa, en la que también se invirtieron cerca de $2.700 millones durante su fase de diseño y planeación.

Lea también: Estos son los alcances de la suspensión provisional de la ciclorruta en Bucaramanga

A pesar de sus amplias diferencias, opositores y promotores de las ciclorrutas coinciden en la misma inquietud: ¿Qué pasará con este proyecto y con las obras que quedaron ‘a medias’?

Las órdenes de la jueza

Para la jueza, la Alcaldía de Bucaramanga procedió a ejecutar dicho proyecto sin tener en cuenta las disposiciones del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, entre otras exigencias legales vigentes.

“No cabe duda que se vulnera el derecho colectivo al desarrollo ordenado del territorio”, señaló la togada en su determinación.

En tal decisión y en una aclaración que emitió el pasado 13 de septiembre, la jueza informó que “el tiempo que la obra dure suspendida depende de la diligencia con que la Administración Municipal dé cumplimiento a las órdenes impartidas en la medida cautelar”.

Dichos requerimientos son los siguientes:

1. Adoptar los Planes Maestros de Movilidad y Ciclorrutas para reglamentar los corredores a intervenir.

2. Gestionar ante el Concejo la revisión del POT, para modificar las especificaciones técnicas de las ciclorrutas.

3. Ajustar el mínimo de ancho de carril único, mediante acto administrativo de la Secretaría de Planeación.

¿Qué gestiona la Alcaldía?

En medio del debate sobre las ciclorrutas que realizó Vanguardia en la mañana de este martes, el Jefe de Gobernanza de la Alcaldía de Bucaramanga, Manuel Azuero, informó a la ciudadanía sobre las acciones que se adelantan para tratar de reactivar las obras de este proyecto.

“Se apeló la decisión de la jueza; no obstante, las obras siguen suspendidas. Esperamos que el tribunal tenga en cuenta los argumentos legales y técnicos del Municipio, y así se permita que las obras continúen. De forma paralela, la Alcaldía irá atendiendo los requerimientos que ordenó la jueza”, indicó Azuero.

A continuación encontrará algunos apartes de la discusión realizada. Si desea ver este debate, puede ingresar a la cuenta de Vanguardia en las diferentes redes sociales.

Por parte de la oposición participó Iván Leal (I.L.), comerciante y presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio García Rovira. En representación de la Alcaldía de Bucaramanga asistió su Jefe de Gobernanza, Manuel Azuero (M.A.)

¿Hubo suficiente ‘socialización’ de este proyecto?

I.L.: Uno de los descuidos más grandes es que no hubo concertación. El Municipio lo que hizo fue una divulgación del proyecto, una vez ya contratada la obra. Esta concertación debió hacerse mucho antes de que estuvieran los estudios previos del proyecto. La poca socialización que se realizó fue con ciclistas y con algunos ciudadanos que la apoyan. Como presidente de junta de acción comunal, nunca me llegó una comunicación de la Alcaldía sobre las ciclorrutas.

M.A.: Entiendo el sesgo que le atribuyen al proceso de socialización, que fue realizado sobre todo con los bici-usuarios, quienes venían exigiendo desde hace varios años que este tipo de iniciativas se llevaran a cabo. También convocamos, en 2017 y 2018, a otros actores y sectores, que no respondieron a este llamado.

¿El diseño de las ciclorrutas careció de estudios?

I.L.: Los diseños de las ciclorrutas tienen deficiencias graves, algunas de ellas señaladas por la Sociedad Santandereana de Arquitectos. Además, según la jueza, el Municipio debe contar con un plan maestro de movilidad y ciclorrutas. Por ejemplo, no se pensó en el mejoramiento de los andenes, cuando hay trazados de las ciclorrutas que van por calles en donde el andén no tiene ni 20 centímetros de ancho. Qué pasó con la planeación de los expertos, no es posible que solo se piense en el bici-usuario y no en el resto de población.

M.A.: Bucaramanga es un solo territorio con el área metropolitana. De hecho, el plan maestro de movilidad de Bucaramanga sí existe, y fue incorporado a un plan maestro metropolitano 2011-2030. La estrategia de la bicicleta se incorporó como un hecho metropolitano. Adicionalmente, en 2018 el Ministerio de Transporte acogió, mediante resolución, la guía de ciclo-infraestructura, que define una serie de tipologías mucho más diversas y actualizadas que las que contempla el POT de Bucaramanga, que es de 2014. No hay que cargarle al proyecto de ciclo-infraestructura los demás pendientes que hay en la ciudad, esto no quiere decir que no haya la necesidad de invertir en andenes y espacio público.

¿Cuáles son los aspectos negativos de este proyecto?

I.L.: El pequeño y el mediano empresario no fueron tenidos en cuenta. El proyecto no tiene estudios de impacto económico. Por ejemplo, en la calle 33 hay varios negocios de este tipo y qué pasaría allí cuando le resten 1,8 metros a la vía y un camión tenga que descargar mercancías. Esta genera un impacto y unos costos de producción, que no se tuvieron en cuenta. En el caso de los clientes, existen muchos mayoristas, y qué pasará con ellos cuando intenten comprar o recoger productos. Y qué pasará con aquellos que llegan en muletas o en sillas de rueda. Estas afectaciones hacen que los sectores comerciales se vuelvan poco atractivos y los clientes se desplazarán a otras zonas.

M.A.: Sobre lo que se ha criticado en cuanto a las tipologías del proyecto, se trata de asuntos de criterio, pero esto no quiere decir que no existan estudios que sostengan la propuesta del Municipio. En este proyecto la Alcaldía buscó priorizar al ciclista, que estaba excluido del desarrollo de la ciudad. Por ejemplo, se ha propuesto que la ciclorruta proyectada por la carrera 29, que es una vía central en Sotomayor, se traslade a la carrera 27A, que es una vía marginal de dicho barrio; si se hiciera nuevamente estaríamos marginando a los pedalistas. Cada una de estas tipologías, como el tipo de segregación, ancho de carril, corredor vial y trazado de la ciclorruta, tienen una explicación técnica.

Ante la paralización de las obras ¿Habrá detrimento patrimonial para Bucaramanga?

I.L.: Me inquieta que si no se tiene un plan maestro de movilidad y de ciclorrutas para Bucaramanga, entonces estaríamos hablando de una contratación que se realizó sin el lleno de los requisitos, y es ahí donde actuarán los órganos de control. Las leyes ya existen. Se deberá corregir lo que se tenga que corregir en el proyecto, por ello acudimos a los mecanismos de participación ciudadana, para que se reivindiquen los derechos de las comunidades y que consideramos vulneradas. Esto se hubieses podido evitar si hubiera existido un diálogo asertivo y una concertación con la ciudadanía

M.A.: Es importante aclarar que no hay $13 mil millones invertidos, se ha invertido una parte de este monto, que corresponde a los costos de las actividades que se han hecho. Cuando el tribunal tome una determinación, la Alcaldía definirá el próximo paso a seguir. Si hay una decisión en favor del Municipio, las obras continuarán y los costos no tendrán por qué elevarse. En este momento, lo que los contratistas hayan hecho se les paga, con el visto bueno de la interventoría. Los recursos que no se ejecuten quedan en las cuentas del Municipio, hasta tanto haya certidumbre sobre el futuro de la obra. Si el tribunal plantea un camino alterno, habrá que esperarlo para seguirlo. Estamos completamente seguros de que hemos actuado bajo el marco de la ley.

Pese a la suspensión ordenada, aún se ven algunos trabajos. ¿Qué tareas continúan?

I.L.: La orden que dio la jueza fue la suspensión completa de las obras. Si se realizan tareas de señalización, también son labores del contratista y que están contempladas en el contrato, y que debieron suspenderse. Muy seguramente para pagarle al contratista por el avance de la obras, estos trabajos también estarán incluidos. Me parece que no es algo correcto. Por ejemplo, el sábado pasado, cuando se conoció la aclaración de la jueza, todavía seguían adelante con la instalación de bordillos.

M.A.: La jueza, en su aclaración, mencionó que el Municipio es autónomo en el plan de contingencia que realice ante la suspensión de las obras. Para que haya absoluta claridad, ayer (lunes) la Alcaldía expidió una resolución, que limita el alcance de estas actividades. Por seguridad y para salvaguardar el patrimonio de la ciudad, el Municipio también debe realizar las tareas de señalización y complementarias, para evitar accidentes. No obstante estén suspendidas las obras, por las ciclorrutas que ya están terminadas no pueden motos ni carros, ni pueden dejarse al garete.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad