martes 22 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

De protesta en protesta marcha el transporte público en el área

Conductores y propietarios de los buses y busetas del sistema convencional entran, desde hoy, a paro indefinido. La honda crisis con la que arrastraban se volvió insoportable con la pandemia.
Escuchar este artículo

En la mañana de ayer, trabajadores de Movilizamos S.A., uno de los operadores de Metrolínea, suspendieron labores, afectando hasta en un 40% la operación del Sistema Integrado de Transporte Masivo, Sitm. Hoy, desde las 5:00 a.m., conductores y propietarios de buses y busetas del Transporte Público Convencional, TPC, entran en cese de actividades.

El personal de Movilizamos S.A. aseguró que les adeudan tres quincenas del salario y, además, urge una reestructuración de los contratos que se tienen con algunos acreedores. En este sentido, se decidió suspender actividades, lo que implicó una afectación en la prestación del servicio de todas las rutas alimentadores en Piedecuesta APD1, APD3, APD4, APD6, APD7 y APD9; en Bucaramanga, de las rutas AP14, AN1 y AN2; y en Floridablanca, de las AC1 y AP12.

Esta situación es una más que se suma a los agudos problemas que sortea Metrolínea S.A., tras su crisis. El 14 de septiembre, por ejemplo, la entidad confirmó que se acogerá a la Ley 550 de 1999, como mecanismo de reactivación empresarial y reestructuración de los pasivos.

El 12 de agosto, la Sociedad de Transporte Inteligente, Tisa, anunció que no iba más como agente recaudador de Metrolínea, debido a que le adeudaban aproximadamente 14 liquidaciones que suman $4.600 millones.

Y el 17 de junio, el 59% de la operación del Sitm se vio comprometida, tras no permitirse la operación de Metrocinco Plus por circunstancias contractuales. Piedecuesta, parte de Floridablanca y el Norte de Bucaramanga fueron los afectados con la suspensión de las rutas.

Lea también: Transportadores se irán a paro el 22 de septiembre

¡Programe sus recorridos!

A este mal clima, que de manera deshonrosa habla de la actividad ruinosa por la que avanza el sector del transporte urbano en el área, se le añade la parálisis laboral que para hoy tienen programada los conductores y propietarios de los buses y busetas del TPC. Desde las 5:00 a.m., se congregarán en los principales puntos de conexión entre los cuatro municipios del área metropolitana de Bucaramanga para exigir la reestructuración de rutas, operativos permanentes de control a la informalidad y soluciones para que los empleos se puedan mantener ante la insostenibilidad financiera del gremio.

Edwin Fabián Pinzón, gerente de la Asociación de Inversionistas del Transporte Convencional, Asitransco, confirmó que se tendrán concentraciones en la autopista Piedecuesta – Bucaramanga, Papi Quiero Piña, Transversal Oriental, Calle 45, Puerta del Sol, Chimitá, Morrorrico y La Virgen, entre otros sectores clave de movilidad.

“Nosotros habíamos solicitado una reunión previa y el director del Área Metropolitana de Bucaramanga lo que hizo fue citar a los alcaldes y a los gerentes (las empresas de transporte), y a nosotros no nos llamaron. El paro lo están convocado son los propietarios y los conductores, no los gerentes. Esta vez, el paro no se levantará. Desde enero hasta septiembre se realizaron reuniones y lo único que se logró fue dilatar el tema”, precisó Pinzón.

“No apoyamos el paro”

Luis Fernando Sánchez, presidente de Cotrausan, el gremio transportador urbano que agrupa a las empresas Transcolombia, Cotrander, Unitransa y Transgirón, comunicó que frente al paro anunciado por los transportadores “insistimos en agotar el diálogo, en que se generen espacios de concertación entre los manifestantes, las alcaldías y los empresarios. Nosotros no respaldamos esta conducta, respetamos el derecho constitucional a la manifestación pública, pero no estamos de acuerdo con bloqueos de vías, con vías de hecho que puedan generar traumatismos a la ciudad”.

Según Sánchez, las 11 empresas del TPC están en la obligación de garantizar la prestación del servicio.

Para los empresarios es claro que las rutas siguen siendo improductivas y más ahora cuando hay incremento desbordado de la informalidad.

“La informalidad es un fenómeno que ha crecido exponencialmente. Con la pandemia se multiplicó porque el desempleo, producto del cese de actividades económicas, obligó a que muchos de los que eran empleados pasaran a hacer parte de la informalidad. Es un mecanismo de sobrevivencia del ciudadano”, acotó el presidente de Cotrausan.

¿Qué está pasando?

Frente a este panorama, Vanguardia dialogó con Héctor Gerardo Cáceres Rincón, ingeniero de Transporte y consultor del Ministerio de Transporte, quien opinó que el problema del transporte masivo no es solo de Bucaramanga, sino de todo el país.

Lo que, a su juicio, sucede con Metrolínea es que nunca coincidieron los ingresos y la movilidad de pasajeros con lo que estaba calculado en los estudios, dejando como resultado el desfase de las tarifas y el incumplimiento de las obligaciones financieras por parte de los operadores.

“Con la pandemia la situación se volvió insostenible para los operadores. Es necesario entrar a mirar, junto con el AMB, cuál es la solución o las posibles alternativas para sacar adelante al masivo o pedir ayuda al Gobierno Nacional, también se deben evaluar costos operacionales de la empresa para saber si se pueden bajar y refinanciar”, señaló Cáceres.

Reconoció que el gran inconveniente que se tiene con el Sitm es el diseño, pues a su criterio no fue el adecuado porque la conectividad oriente-occidente y viceversa no son las óptimas, y los cálculos de movilidad de pasajeros de norte a sur y de sur a norte tampoco.

“Además los portales (Girón y Norte) que están diseños para que el Sistema entrara a operar no están funcionando, la estación de PQP ni siquiera se han construido. Esto quiere decir que no hubo coordinación correcta entre la infraestructura y el servicio, así que todo esto es el resultado de una pésima planificación”, manifestó.

Alcaldía de Bucaramanga

Frente a lo ocurrido en la mañana de ayer, Ángel Galvis, asesor de Despacho de la Alcaldía de Bucaramanga, indicó que debido a la emergencia generada por el COVID-19, las validaciones del Sitm se han visto reducidas significativamente. Es decir, actualmente se están movilizando en promedio el 30% de los pasajeros que el sistema transportaba en 2019, debido a las restricciones en ocupación y al hecho que sectores como el educativo aún no se han activado.

“Esta reducción en las validaciones está generando un déficit adicional al sistema, el cual hasta el mes de agosto se ha cubierto en su totalidad con $5.700 millones de recursos propios de la Alcaldía de Bucaramanga. Y para su funcionamiento, adicionalmente, se realizó una gestión con el Gobierno Nacional para utilizar $9.912 millones de recursos de cofinanciación”, subrayó Galvis.

Sin embargo, reconoce el funcionario, los operadores han tenido dificultades con la organización de las cuotas de los créditos con el sector financiero, lo que ha afectado el flujo de caja de los operadores para cubrir sus obligaciones. Inicialmente, durante la fase más profunda de la pandemia, las entidades financieras suspendieron las cuotas, pero en el último mes según lo comunicado por los operadores las reactivaron.

“Por lo tanto, es fundamental entender que la coyuntura actual del sistema se agudiza por la pandemia y es clave el compromiso de todos los sectores incluyendo el financiero. Desde la Alcaldía de Bucaramanga el compromiso por la sostenibilidad del sistema ha estado durante toda la pandemia, con este fin se han girado recursos, se está evaluando la gestión de recursos adicionales por las líneas de crédito que el gobierno nacional ha dispuesto y se están desarrollando desde Metrolínea”, indicó.

Con respecto al paro convocado para hoy, el asesor de la Alcaldía sostuvo que no es un cese de actividades autorizado por las empresas de transporte público colectivo, ni están representando a los conductores o propietarios de todas las empresas. “De hecho gran parte de los asuntos que los convocan son discusiones que deberían llevar al interior de sus organizaciones, con el fin que las mismas puedan realizar las correspondientes comunicaciones con las autoridades de tránsito y transporte según sea el caso”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad