domingo 01 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

“Es más difícil hacer la paz que la guerra. Yo estuve en ambos lados”: Juan Manuel Santos

El expresidente de Colombia y Nobel de Paz 2016, Juan Manuel Santos, estuvo en Bucaramanga en el marco de la Feria Ulibro 2019 para hablar sobre su más reciente libro “La batalla por la paz”.
Escuchar este artículo

El expresidente de Colombia y Nobel de Paz 2016, Juan Manuel Santos, visitó Bucaramanga en el marco de la Feria Ulibro 2019 para hablar sobre su más reciente libro “La batalla por la paz”, el cual narra de manera detallada el proceso para poder darle fin al conflicto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, la guerrilla más antigua del mundo.

El conversatorio, que se realizó en el Gran Salón del Centro de Convenciones de Neomundo, fue espacio propicio para hablar del texto, pero sobre todo, poder reflexionar acerca de los hechos que han marcado la agenda política en estos últimos días, como lo son el anuncio de Iván Márquez, Jesús Satrich y alias El Paisa de volver a las armas.

Antes de iniciar el foro, Santos le pidio a la audiencia un minuto de silencio por todas las especies que se están perdiendo, víctimas del cambio climático.

De inmediato fue abordado por la moderadora Sandra Borda, Profesora e Investigadora del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Los Andes, sobre el anuncio hecho por estos personajes de volver a la guerra.

El expresidente, fue enfático en decir que nadie podrá quitarle a los colombianos el derecho a la paz, y recalcó que desde hace tiempo estos desertores estaban saboteando el acuerdo pactado.

“Santrich era el que más palo en la rueda le ponía a las negociaciones, igual Iván Márquez”, expresó.

Por otro lado, repitió lo que ha venido diciendo desde que se hizo público el anuncio hecho por este grupo, sobre de que todavía hay más de un 90% de excombatientes que hacen parte del acuerdo.

“Hay que cumplirle a los que creen que la paz hay que alimentarla todo los días. Los que salgan del proceso se vuelven unos simples criminales sin ningún tipo de tratamiento político”, dijo.

De igual manera opinó sobre las declaraciones que han venido haciendo aquellos que se oponen al proceso, explicando que “estos acuerdos no son de un gobierno o una persona, se hicieron a nombre del Estado”.

“Cada vez entiendo menos al expresidente Uribe”

Otro de los momentos claves de este conversatorio fue cuando se le preguntó lo que pensaba acerca de lo que el expresidente Uribe manifestó en diferentes medios sobre ‘bajar los acuerdos de la constitución y acabar con la JEP’.

“Yo cada vez entiendo menos al expresidente Uribe. Yo era su ministro de defensa, en octubre de 2006, me acuerdo muy bien de una serie de ideas que hizo sobre la paz, ofreciendo un proceso de paz. Recuerdo muy bien que dijo que esos acuerdos tenían que elevarse a un nivel constitucional para poder tener un acuerdo más benévolo con la guerrilla del que él hizo con los paramilitares”, contó.

Recalcó que los acuerdos no están en la Constitución por petición de los del ‘No’ cuando se perdió el plebiscito.

Aspectos como la politización que se ha hecho al rededor de los acuerdos, la JEP y el discurso que se manejó entre los del Sí y los del No, también se tocaron en dicho foro.

“Un acuerdo de paz es muy fácil de aprovechar políticamente. Yo pensaba que las víctimas eran quienes más se iban a oponer, pero descubrí que las víctimas, en un acto de inmensa generosidad, aprovecharon ese proyecto para que otras personas no sufran lo que ellos sufrieron”, manifestó.

En cuanto al discurso que se ha manejado desde que se iniciaron los acuerdos en su gobierno, dijo que la política es una constante lucha de poder que saca lo mejor, pero también lo peor del ser humano. Esto como referencia a toda la campaña de desprestigio y desinformación que se formó al rededor del proceso y fue aprovechada por muchos para hacer política.

También, aunque ha expresado que no está metido en político, dijo que estaría dispuesto a participar de un acuerdo que tenga como fin quitar la politización de la paz.

“Me siento Orgulloso de mi sangre santandereana”

En medio de risas en torno a su ‘pasado guerrillero’ del que muchos uribistas y críticos hablan, manifestó que este se debe, quizás a las raíces que tiene su familia.

“El mes pasado, hace 100 años fusilaron a la hermana de mi tatarabuelo por pelear por la independencia de este país. Tenían la guerrilla de Coromoro y por eso algunos uribistas dicen que soy guerrillero. Yo me siento muy orgulloso de mi sangre santandereano”, expresó mientras era aplaudido por la audiencia.

Al final del conversatorio, dijo que el acuerdo no se puede acabar, sino luchar y hacerlo cumplir. “Hacer la paz es más difícil que hacer la guerra. Yo estuve en ambos lados”.

De igual forma añadió que no piensa repetir la dosis que a él le dieron y es la de no molestar al nuevo gobierno. De igual forma fue enfatizó en acusar el accionar del presidente Trum de “amenzar el orden mundial para su beneficio”

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad