sábado 18 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Mal manejo de aguas residuales, el causante de olores ofensivos en el área metropolitana

Las plantas de tratamiento de aguas residuales que funcionan en el área no son suficientes. Bucaramanga no estaría tratando ni el 20%.

En el marco del seminario ‘Gestión de olores ofensivos en Bucaramanga’, que se desarrolló en la mañana del viernes pasado, docentes e investigadores de la Universidad de Santander, Udes, revelaron que la normativa asociada con el manejo de aguas residuales no se cumple en la capital santandereana.

Ángel Alberto Galvis Caballero, docente e investigador del programa de Ingeniería Ambiental de la Udes, explicó que lo anterior hace referencia a que en el área metropolitana solo se trata el 47% del total de aguas negras producidas. No obstante, el resto se quedan sin un manejo adecuado.

La situación es más crítica en Bucaramanga, donde aproximadamente el 89% de las aguas negras producidas no es tratada y terminan en los ríos Frío y de Oro.

Lea también: 47,4% de las aguas negras en el área van a los ríos

“Cuando este tipo de aguas llegan a los cuerpos hídricos sin ningún tratamiento, se empieza un proceso químico denominado proceso anaeróbico. En los procesos anaeróbicos se pueden generar compuestos como el ácido sulfídico, que genera olores fuertemente ofensivos, así como otros compuestos azufrados, los cuales tienen un impacto directo sobre la percepción de la población aledaña al río que se encuentra contaminado”, manifestó Galvis Caballero.

En este sentido, el alto impacto que pueden generar las aguas residuales sobre la gestión de olores ofensivos en la ciudad, se debe principalmente al no tratamiento de aguas residuales.

Para darle solución a este problema, el investigador sugiere cumplir con la normativa vigente. Pero solo se lograría con la construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, Ptar, con la capacidad suficiente para tratar las producidas diariamente.

Proyecto anunciado

A propósito del tema que se relaciona con una de las reiterativas quejas de la población, quien dice estar cansada de que las autoridades no hagan nada para controlar los malos olores que se perciben en los municipios del área, la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, Empas, anunció hace unos tres años recursos por el orden de los $250 mil millones para construir la Ptar de Río de Oro.

Lea también: Invertirán $35 mil millones más en la planta de Río Frío en Floridablanca

El dinero sería aportado, según lo conocido en ese tiempo, además de la Empas, por el Gobierno Nacional, Gobernación de Santander, alcaldías de Bucaramanga y Girón, Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Área Metropolitana de Bucaramanga y Empresa de Servicios Públicos de Santander - Esant.

Esta nueva infraestructura, en el norte de Bucaramanga, sería la que llegaría a complementar la Ptar de Río Frío, ubicada sobre el Anillo Vial Girón - Floridablanca. Una vez se ponga en operación trataría el 100% las aguas servidas de Girón y el 40% de las de la zonas norte y oriente de Bucaramanga que llegan al Río de Oro, considerado por expertos como uno de los más contaminados del país.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad