miércoles 24 de julio de 2019 - 12:00 AM

Niños en mendicidad en Bucaramanga: ordenan aumentar los controles

Durante las últimas horas 27 niños fueron asistidos por las autoridades en Bucaramanga, luego de que sus padres fueran sorprendidos ejerciendo la mendicidad junto a los infantes.

En un Consejo Extraordinario de Seguridad, desarrolado ayer, la Alcaldía de Bucaramanga solicitó a las autoridades competentes ejercer mayor control y realizar más operativos para prevenir y evitar la utilización de menores de edad en actividades de mendicidad.

Así lo informó Luz Bernal Rojas, subsecretaria de Interior de la capital santandereana, al término de dicho encuentro. Policía, Ejército, Fiscalía, Migración Colombia, Icbf y Personería fueron convocados al mismo.

Lea también: Autoridades protegen a 15 menores venezolanos que mendigaban en calles de Bucaramanga

Dicho requerimiento del Municipio se presentó a raíz de una denuncia sobre “el alquiler de niños” para que terceros pidan dinero en las calles.

De hecho, una vez se conoció tal información, las autoridades activaron los operativos de control para determinar si en efecto se trata de bandas organizadas o de personas que exclusivamente se dedican a dicha modalidad de explotación infantil.

Según explicó Bernal Rojas “la información que nos entregó cada una de las instituciones que participó del Consejo es que, no existen casos en la ciudad sobre alquiler de niños para mendicidad.

“Las personas que se ven mendigando con infantes en la calles, en su mayoría venezolanos, lo hacen con sus propios hijos y con su mismo núcleo familiar”, aseguró la funcionaria.

Desplegarán tres operativos por semana

De forma conjunta entre las autoridades referidas, cada semana se llevarán a cabo tres operativos a gran escala en múltiples puntos de la capital santandereana, para garantizar que aquellos infantes que son expuestos por sus padres a la mendicidad se les respeten sus derechos.

“Siempre se han mantenido los operativos al respecto. Se ejecutará el Plan Semáforos, el Plan Parques y el Plan Establecimientos de Comercio, con el fin de verificar que a estos menores no se les violen sus derechos”, indicó la Subsecretaria de Interior de Bucaramanga.

La funcionaria le solicitó a la ciudadanía no contribuir con la mendicidad, y en caso de cualquier ayuda entregarla a entidades humanitarias como el caso de la Cruz Roja.

27 niños asistidos

Durante este el lunes y martes, los controles ejercidos permitieron brindar asistencia a 27 infantes que estaban junto a sus padres mientras estos pedían dinero en las calles.

En este tipo de situaciones, las autoridades requieren a los tutores del menor la documentación de identidad del núcleo familiar, y de estado de migración si es el caso.

Sumado a esto, personal experto del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, valoran al menor en aspectos sicológicos, nutricionales y físicos, entre otros, con el fin de determinar si el niño sufre algún tipo de abuso o descuido por su familia. Si es necesario, la entidad le asigna al infante un hogar sustituto.

En medio de dicha asistencia, el Icbf también les brinda a los padres la oportunidad de vincular a su hijo a los diferentes programas de atención sin costo que brinda la entidad, para que así puedan ejercer la mendicidad mientras sus hijos están al cuidado de un adulto responsable y en un recinto seguro.

“Falta articulación entre Icbf y Policía”

Finalizado dicho Consejo de Seguridad, la Personería de Bucaramanga hizo pública su preocupación por la falta de integración entre las acciones que ejecutan Policía e Icbf con relación a la protección de infantes.

Según Rafael Picón Sarmiento, personero Local, “el Icbf culmina labores a las 5:00 p.m. Si la Policía encuentra un niño con sus derechos vulnerados después de las cinco de la tarde, no tiene a donde conducirlo porque encuentra cerrado el Icbf. Lo mismo ocurre los fines de semana.

Cuando la Policía encuentra un niño vulnerado un viernes, le toca esperar hasta el lunes que vuelve a dar atención el Icbf. Mientras tanto, el niño se ve obligado a quedarse en alguna comisaría. Por ley, el Icbf debe disponer un grupo de atención y reacción para estos casos, las 24 horas”, señaló el Personero.

Vanguardia conoció que las comisarías de familia también están facultadas para recibir y custodiar infantes que intervino la Policía a raíz de una vulneración. Posteriormente, el niño es dejado a disposición del Icbf.

“Hace falta otro hogar de paso”

Por ley, ciudades como Bucaramanga deben disponer un hogar de paso, que sirva como refugio para infantes que sufrieron algún tipo de abuso o vulneración de sus derechos, y que según las autoridades no deben volver junto a sus familias debido al riesgo en el que se encuentran. El menor permanece en dicho lugar, hasta que se le encuentre un hogar sustituto.

Aunque en la capital santandereana ya opera un sitio de este tipo, el Personero de Bucaramanga evidenció que “el hogar de paso que existe ya se quedó pequeño para tantos casos, su cupo es muy limitado. Estamos preparando un requerimiento formal, para hacerles ver esta problemática a la Alcaldía de Bucaramanga y al Icbf, que son los responsables de su operación”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad