jueves 25 de marzo de 2021 - 12:00 AM

Plan para reestructurar Metrolínea está listo

El documento ya fue radicado ante la Procuraduría General de la Nación. Aún los dos operadores de transporte del Sitm no han confirmado la firma de la modificación o terminación anticipada de los contratos de concesión.
Escuchar este artículo

Faltando menos de cuatro años para cumplirse los 15 años de vigencia de los contratos de concesión, a los operadores de transporte de Metrolínea, MetroCinco Plus y Movilizamos, se les propuso la terminación anticipada de estos.

Lo anterior hace parte del plan de reestructuración que fue presentado en las últimas horas por el propio alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas Rey, quien de la mano de una firma consultora ha estado trabajando en lo que podría ser el ‘salvavidas’ del Sistema Integrado de Transporte Masivo, Sitm, que funciona en Piedecuesta, Floridablanca y, por supuesto, la capital santandereana.

“Es un trabajo en equipo que se ha venido desarrollando en los últimos seis meses con los operadores (MetroCinco Plus y Movilizamos), ente gestor (Metrolínea S.A.), autoridad de transporte (Área Metropolitana de Bucaramanga) y la empresa consultora (Sumatoria) para poder saldar ese pendiente histórico”, precisó.

El mandatario reconoció que el Sitm, desde su concepción, ha estado en crisis, pues inició con un modelo financiero que tenía planteado 80 millones de validaciones por año, pero hasta el momento esto no ha sucedido porque lo máximo que se ha alcanzado son 40 millones de validaciones por año y eso ocurrió justo en 2017.

Lo anterior quiere decir que en el mejor escenario, Metrolínea solo alcanzaría a tener la mitad de las validaciones determinadas para que fuera sostenible.

Entre las otras razones que han llevado a la crisis, dijo Cárdenas Rey, está la tarifa de pesos por kilómetros recorridos que se le paga a los operadores, las cuales están cerca de un 50% por debajo de las tarifas del Sitp en Bogotá y de un 40% con respecto al MIO de Cali.

Asimismo, también influyó la infraestructura que no se dio desde su comienzo y la vinculación de la flota mínima requerida que tampoco se alcanzó a llegar a esa realidad que se había mostrado, esto último porque las condiciones contractuales dificultaron la llegada de más vehículos.

“En 2020 se agrava la situación con el COVID-19. Tuvimos que reducir pasajeros, estuvimos a 15 mil validaciones por día. Eso es una cantidad mínima jamás esperada. Hoy en día tenemos cerca de 45 mil pasajeros día que no nos permitirá llegar a 18 millones de pasajeros al año”, subrayó.

Específicamente, en febrero y abril de 2020 las validaciones se disminuyeron en más del 75% y, actualmente, el Sistema cuenta con apenas un 50% de la demanda que tenía antes de la pandemia.

Lea también: Memorando de entendimiento, ¿la ruta para ‘salvar’ Metrolínea?

Problema y solución

Para el Alcalde de Bucaramanga, ante este desalentador panorama se necesitan soluciones donde todos aporten. Pese a que ya se cumplió el 73% del tiempo de ejecución de los contratos de concesión, solo se ha pagado el 5% de los buses adquiridos; de continuar con esos contratos se tendría que pagar en los siguientes cuatro años el 95% del valor, es decir casi tres veces más el valor de mercado.

En ese sentido, “la mejor decisión para avanzar es la terminación por mutuo acuerdo de la concesión y pasar a un nuevo modelo que tiene que ver con convenios de colaboración empresarial”, indicó.

De acuerdo con lo que se pudo establecer, el 15 de marzo se radicó ante la Procuraduría General de la Nación el plan preliminar de reestructuración técnica, legal y financiero de Metrolínea. En este, precisamente, se detalla que el nuevo sistema consistirá en organizar los transportadores tradicionales a través de un mecanismo denominado ‘Convenios de Colaboración Empresarial’, en los que se integrarán los servicios prestados por la flota del transporte masivo con el transporte público colectivo.

Esto traería menores costos al de los contratos de concesión, mejor calidad en la prestación del servicio, se le dará prioridad al ciudadano y mejorará tiempo de recorrido y frecuencias.

En la implementación de este nuevo sistema se requerirá de una nueva flota. “Hemos conversado con el Presidente de la República porque necesitamos cofinanciar esa flota para poder saldar esos cerca de 200 buses que necesitamos en el Sistema”, manifestó.

¿Y qué de los bancos?

Cabe resaltar que la decisión no está solo en manos de los dos operadores, las entidades financieras también deben intervenir.

De hecho, en los próximos días se hará una solicitud formal para que los bancos puedan flexibilizarse ante las condiciones de pago, por lo menos en los siguientes 6 meses para mantener la operación y los recursos no queden tan apretados dadas las condiciones de movilidad de pasajeros que hoy se tienen.

DATO: Sumatoria es la firma que fue contratada para efectuar la consultoría para reestructurar Metrolínea.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad