miércoles 26 de enero de 2022 - 11:00 AM

Así es la guerra por las economías ilegales en la frontera con Venezuela

Expertos hablan que tras la firma del acuerdo de paz con las Farc, el conflicto armado entró en una nueva fase, “una especie de conflicto por portafolio de economía ilegal”, donde ya ningún grupo busca la toma del poder por medio de las armas.

Desde la firma del acuerdo de paz con las Farc en 2016, algunos frentes de esa guerrilla quedaron a la deriva, al tiempo que otros grupos, como la guerrilla del Eln o el Clan del Golfo (heredero de los paramilitares), el EPL o los ‘Pelusos’, comenzaron una disputa por el territorio en Arauca y la zona de frontera con Venezuela, dominio con el que buscan el control de actividades como la minería ilegal, los hidrocarburos, el contrabando o el narcotráfico

En la tarde del 25 de enero, se conoció la explosión de dos artefactos explosivos en el municipio de Tame, en Arauca.

De acuerdo con informes de organizaciones de derechos humanos, este 2022 comenzó con graves afectaciones en contra de líderes y lideresas sociales a lo largo del país, así como atentados terroristas y masacres que, entre otras cosas, muestran la degradación de la violencia que debe alertar tempranamente a toda la comunidad internacional, sobre todo al considerar que se trata de un año electoral.

Le puede interesar: La frontera en Arauca ‘arde’ por guerra de guerrillas

Recientes informes de organizaciones sociales muestran cifras de 2021 que, aunque son inferiores a las de 2020 en asesinatos de líderes sociales (171 según Indepaz, 145 según la Defensoría del Pueblo y 78 según la ONU), mantienen la alerta, sobre todo en el caso de las masacres, que sí fueron superiores a las de 2020: se cometieron 96, con 335 víctimas.

$!Así es la guerra por las economías ilegales en la frontera con Venezuela

Para Néstor Rosania, investigador y corresponsal de conflictos armados, con este panorama se puede hablar de conflictos de alta fragmentación y de una transformación del conflicto colombiano.

De igual manera, señala que desde la muerte de Gaitán, Colombia ha sufrido tres conflictos: primero, uno que tenía un tema agrario donde había unas autodefensas campesinas hasta el 64; desde ese año en adelante se tuvo un conflicto de una izquierda guerrillera y una derecha armada (paramilitar); y el tercer estadio que es lo que se está viviendo, que es una especie de conflicto por portafolio de economía ilegal, donde ya ningún grupo busca la toma del poder por medio de las armas. Esto lleva a que sea un conflicto de alta fragmentación.

$!Así es la guerra por las economías ilegales en la frontera con Venezuela

Esto significa que ya no hay estructuras grandes y pesadas como eran los paramilitares de Castaño o las Farc del ‘Mono Jojoy’, sino que son grupos pequeños que combaten en una guerra diferente por portafolios de economía ilegal, es decir, hay como una atomización del conflicto, explica Rosania.

Sin una cabeza visible

En la región fronteriza con Venezuela, la lucha se recrudeció: en los últimos meses y en lo que va de año han sido asesinadas unas 40 personas en Saravena, municipio que fue blanco del atentado terrorista de la semana pasada, y en los vecinos municipios de Tame, Fortul y Arauquita, sin que hasta el momento haya claridad sobre los responsables de estos hechos.

En este sentido, el experto precisa que este es el peor escenario de la guerra, porque lo que hay es un escenario de fragmentación, porque no hay con quien negociar, no hay un mando único y definido sino que son grupos y grupos.

Estos tienen una lógica al estilo de las disidencias de ‘Gentil Duarte’, donde primero el Frente Sexto se salió de los acuerdos y después hizo lo mismo la de ‘Roberto Ramos’ y después la de ‘Carlos Patiño’ y “se va fragmentando más a medida que va pasando el tiempo”

Es como cuando un cáncer hace metástasis, explica Rosania.

¿Por qué se prendió la frontera?

Arauca es un departamento con gran riqueza petrolera y ganadera en el que desde hace más de 30 años el Eln controla prácticamente todas las actividades económicas, mediante extorsiones y secuestros, un ‘negocio’ que le quieren arrebatar las llamadas disidencias de la Farc, dedicadas también al narcotráfico, aprovechando la cercanía de la frontera con Venezuela.

Es tal la penetración y el poder alcanzado por el Eln en Arauca, que el pasado 21 de octubre la Fiscalía arrestó al gobernador José Facundo Castillo, acusado de adjudicar contratos a personas relacionadas con esa guerrilla entre 2012 y 2021, por cuantiosas sumas de dinero.

$!Así es la guerra por las economías ilegales en la frontera con Venezuela

Asimismo, Rosania precisa que “en la época de los narcotraficantes duros en Colombia toda la coca la sacaban del Magdalena Medio hacia Centro América por vía aérea, pero hoy en día los ‘grintos’ tienen todo el Caribe lleno de radares, entonces no tienen cómo sacarla por ahí, y la alternativa es que ahora la droga que sale por el norte del país se recostó (es lo que llamamos un efecto globo) al lado de Venezuela y de ahí la sacan por una ruta que se llama el ‘Arco del Caribe’, es decir, Venezuela, República Dominicana, Haití, México y Estados Unidos”.

En últimas, políticamente y en términos de opinión pública funciona, pero no pasa nada, indica el experto.

Entonces, toda la coca que sale por el norte tiene que pasar por Venezuela y por eso se incendió una zona que en su momento ha tenido presencia histórica del Eln y parte del Epl con el frente Libardo Mora Toro; esta zona fronteriza no estaba incendiada, porque lo que buscaban las Farc era tomarse las ciudades capitales del país, pero hoy en día tanto la frontera con Venezuela, como con Ecuador, en la costa nariñense, están incendiadas porque por ahí sale el 70% de la coca del país, según expertos.

Lea también: Guerra urbana: Así es vivir entre el miedo, desplazamientos y asesinatos en Arauca

Ellos explican que también podemos decir que “existe un conflicto binacional” porque no solo son las guerrillas de las disidencias de las Farc y el Eln que se hacen al otro lado de la frontera para que no les hagan nada, sino que ya tienen una capacidad militar dentro de Venezuela y en la frontera hay presencia de más de 17 grupos armados cartografiados, todos peléandose el tema de la coca y otros negocios ilegales.

Sin estrategia militar

El inicio de este año se ha visto enmarcado por los enfrentamientos entre las disidencias de las Farc y el Eln en Arauca que además de los actos terroristas ha puesto en inminente riesgo de desplazamiento a la población de varios municipios.

El personero de Saravena José Luis Lasso, en un medio radial, hizo énfasis en que se requiere seguridad en la región pero, más que nada, que se brinde apoyo a la sociedad civil.

Lasso destacó que, pese a que hay despliegue y presencia de la fuerza pública en la zona, aún se presentan homicidios y muchas personas siguen confinadas.

Tras la respuesta del Gobierno Nacional, del anuncio de dos batallones del Ejército Nacional que adelantarán tareas para garantizar el orden público en la zona, el personero de Saravena dijo: “Esto no se puede resolver solo con dos batallones. Debe haber presencia (de la fuerza pública), pero también debe haber respuesta a la crisis humanitaria”.

Expertos consideran que en Arauca “hay problemas estructurales que no se pueden resolver desplegando dos batallones de 600 soldados”, sino que se requiere una acción integral del Estado.

De acuerdo con esta situación, Rosania precisa que “las fuerzas militares tampoco se han adaptado a la nueva lógica del conflicto y vemos fuerzas militares que siguen pensando y desarrollando operaciones como si estuvieran persiguiendo al ‘Mono Jojoy’ del 98”.

Explica que la idea de Duque es mandar dos batallones, pero todos los grupos funcionan bajo la lógica de unidades tácticas de combate, es decir, andan en grupos de 10 y 15 y si los militarizan hacen un repliegue y como las tropas no se pueden quedar más de tres meses, cuando salen las tropas del territorio, los grupos armados vuelven y se hacen dónde estaban antes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Nelly Vecino Pico

Periodista de Vanguardia desde el 2001. Egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro del equipo de la página Nacional. Nominada al premio Luis Enrique Figueroa.

@nellyvecino

nvecino@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad