domingo 19 de mayo de 2019 - 12:00 AM

¿En qué va la marihuana medicinal?

Colombia es el cuarto país de América Latina en dar el paso de implementar el “cannabis medicinal”. Los otros países son Chile, Puerto Rico y Uruguay.

La marihuana pasó de ser perseguida por las autoridades en Colombia, a estar en proceso de legalización y regulación, al menos en sus aplicaciones medicinales.

La marihuana tiene un pasado de sangre y guerra en la disputa por su manejo, un presente por sus cualidades curativas y un futuro aún discutible por el “uso adulto”, antes llamado “recreativo”.

A partir de la expedición de la Ley 1787 de 2016 y sus normas reglamentarias, Colombia cuenta con un marco jurídico integral que regula el acceso al cannabis con fines medicinales y/o científicos.

Además, con la decisión del Congreso, Colombia se convierte en el cuarto país de América Latina en tener legislación sobre el uso de la marihuana con fines terapéuticos y paliativos.

Esta iniciativa del exsenador Juan Manuel Galán Pachón fue precisamente el tema del Congreso que recientemente se realizó en Cartagena y que se denominó “Expocannabiz”, cuyo objetivo era mostrar cómo se mueve esta industria que está en auge y que en Colombia representa una potencia por su piso trópico.

Le puede interesar: “Colombia es un gran jugador en el espacio de cannabis”: Vicente Fox

El primer congreso internacional de cannabis medicinal reunió a cerca de 170 empresas, con un 40% de participación internacional.

Actualmente, el país cuenta con el 44% del cupo total de exportación de cannabis en el mundo y el potencial nacional de la industria se calcula en un 50% para 2025, lo que pone al país como líder dentro de la industria en departamentos como Caldas, Boyacá y Cundinamarca.

El expresidente de México, Vicente Fox, durante el congreso reconoció que “el paso de Colombia en la legalización a esta nueva era ha sido muy importante, porque ya no podemos ver la marihuana para el chupe del cigarrito. Veo un futuro muy promisorio para Colombia ya que es un gran jugador en el espacio de cannabis”.

Por buen camino

El autor y ponente de la ley de la marihuana medicinal Juan Manuel Galán Pachón, manifestó que los avances que ha tenido Colombia en este tema no los ha tenido ningún país del mundo.

Indicó que el hecho de que en Cartagena, durante el Congreso se hubieran reunido alrededor de mil empresas, más las cerca de mil 100 solicitudes de licencias de empresas que están haciendo cola para entrar al emprendimiento del cannabis medicinal, son cifras muy representativas de lo que está significando el desarrollo de la industria en Colombia.

Para Galán Pachón el país es muy atractivo para el mundo para incursionar en este mercado, no solamente por su situación geográfica, climática y física para la producción del cannabis, sino porque aquí hay un tejido de universidades y de organizaciones científicas.

Los desafíos

Colombia ha liderado una lucha contra las drogas y el narcotráfico por más de 50 años, pero es necesaria la formulación de una política mucho más fundamentada en la evidencia, los datos que en los mitos o en los estigmas.

En este sentido el exsenador considera que es importante hacer la diferencia porque el principal reto que va a tener la industria del cannabis medicinal es el desafío reputacional de una sustancia que estuvo prohibida durante tantas décadas y que esté saliendo de la prohibición con una apuesta de una fortaleza en la investigación científica en hacer estudios médicos, clínicos, hacer rastreos y trazabilidad desde la semilla hasta la venta y trabajar en un proceso de responsabilidad social empresarial”.

La legalización del uso del cannabis como alternativa en la medicina se dio en 2016, y aunque ya han pasado tres años, el autor y ponente de la Ley, considera que “ha tomado tiempo porque se están haciendo bien las cosas; en Colombia estamos acostumbrados a hacer las cosas a las carreras y terminamos cometiendo errores. Ha ido lentamente porque se quiere aceptar, crear institucionalidad, para que responda a este desafío, porque se quiere hacer investigación científica para que haya empresas serias en la materia, pues no son las gotas artesanales son productos científicamente diseñados desde la semilla hasta el extracto final que se le vende al paciente.

Reconoció que el tiempo que se ha implementado en el marco legal, va a repercutir en el mediano plazo en posicionar a Colombia como un país serio, que tiene la mejor regulación, que está trabajando todos los componentes de este proceso, en donde la prioridad son los pacientes para que accedan a un producto de buena calidad, seguro y a buen precio, que son los cuatro elementos rectores de la ley.

El paso al

“uso adulto”

Sobre el “uso adulto” de la marihuana el exsenador Galán, manifestó que “todos los países van evolucionando hacia allá, pero la marihuana carga con un estigma de prohibición de tantos años y en Colombia, especialmente por el narcotráfico, la guerra contra las drogas y las víctimas que ha dejado; creo que el país tiene que madurar durante varios años todo el proceso en el uso medicinal para dar ese paso en el “uso adulto” en unos años, cuando se tenga una regulación estableciendo una institucionalidad efectiva e investigación sobre el uso del cannabis”.

“Ahora es prematuro y ese fue el error de Uruguay que se lanzó con la medicinal y lo que llamaban recreativo al mismo tiempo y esto resultó contraproducente, por lo que se vio como una experiencia equivocada”, explicó Galán Pachón.

Usos en la medicina

María Fernanda Arboleda Castro, anestesióloga especialista en medicina del dolor y cuidados paliativos y Directora Médica de Khiron (Empresa de Cannabis)

El cannabis medicinal es una herramienta más que se tiene para el control de síntomas en diferentes enfermedades, es decir, con el cannabis medicinal no se pretende curar ninguna enfermedad, ni se pretende que sea la primera línea de tratamiento o único tratamiento para controlar una enfermedad, sino más bien es un medicamento que se integra al tratamiento que el paciente esté recibiendo.

Se pede utilizar para pacientes con dolor crónico, esclerosis múltiple, autismo, trastornos del sueño, pacientes con cáncer, enfermedades inflamatorias intestinales y epilepsia, entre otra.

Las vías de administración para el cannabinoides puede ser oral, inhalado ya sea fumada o un dispositivo especial que se llama vaporizador, con cremas o por vía rectal.

Colombia es uno de los países que el marco regulatorio ha avanzado y es modelo para otros países como Perú y Chile.

En Colombia se está trabajando con la Asociación Colombiana de Medicina Interna, del Dolor, de Cuidados Paliativos, de geriatría y trastornos del sueño y se ha podido llegar a más de 4 mil médicos especialistas en diferentes eventos académicos, tratando de sensibilizarlos sobre el cannabis medicinal, con el fin de que se tenga impacto en el paciente.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad