domingo 09 de enero de 2022 - 10:36 AM

Las siete tareas pendientes del gobierno de Iván Duque en la recta final de su mandato

El 7 de agosto, un nuevo presidente reemplazará a Iván Duque, a quien le quedan siete meses para cumplir las tareas que les prometió a los colombianos.

COVID-19: vacunar, vacunar y vacunar

Enfrentar el cuarto pico de la pandemia de Covid-19, que ya está llegando por cuenta de la proliferación de casos de la variante ómicron, y lograr que al menos el 90 % de la población colombiana tenga el esquema completo de vacunación son los mayores retos que el Gobierno Nacional tendrá este 2022 en cuanto a la lucha contra el coronavuris.

Al comienzo de este enero, las estadísticas del Ministerio de Salud indican que ya se han aplicado 64.218.000 dosis contra el covid en el país y que más de 28.105.000 personas ya tienen esquema completo de inmunización contra la enfermedad.

“Continuar con el Plan Nacional de Vacunación para evitar cualquier tipo de cierre que puede afectar la economía y que podría desencadenar en otro estallido social como el que vivimos en abril del 2021”, plantea la politóloga María Alejandra Arboleda.

De su lado, el consultor político Álvaro Benedetti plantea que se debe acelerar el suministro de vacunas. “Si bien es cierto que no estamos tan atrás en el suministro, creo que ha faltado celeridad en relación con el acceso en todo el territorio nacional”, dice.

Según los analistas, el hueso duro de roer lo constituyen quienes no se quieren poner los biológicos.

Narcotráfico y grupos armados

“Para la Fuerza Pública de nuestro país no existe objetivo inalcanzable y para el terrorismo no hay guarida o refugio; donde esté, llegamos, golpeamos y defendemos la Constitución Nacional”, aseguró hace días el presidente Duque, por lo que se espera que las autoridades sigan trabajando en la captura y neutralización de los cabecillas de estructurales criminales como el ELN, el Clan del Golfo y las disidencias de las Farc, entre otros.

Entre otras cosas, porque estas operan especialmente en las zonas del país donde predominan los cultivos ilícitos y el narcotráfico.

De hecho, para este año se espera que el Gobierno Nacional avance en la erradicación de esos sembrados.

En ese sentido, el analista Álvaro Benedetti sostiene que “lo que pasó esta semana en Arauca, lo que ha pasado con las disidencias, lo que ha pasado especialmente en el Litoral Pacífico y el enfrentamiento y la presencia permanente de grupos irregulares que se disputan los corredores del narcotráfico dejan mucho que pensar en términos justamente del control territorial”, que debe recuperar el Estado.

Y agrega: “Hay que generar, de cara al cierre de este Gobierno, acciones contundentes que demuestren la presencia y la autoridad que hoy no se evidencia en muchos territorios del país”.

Que todos los niños y las niñas puedan volver a tener la posibilidad de acceder a la educación de una manera segura pero presencial, es otro de los pendientes del Gobierno.

Empleo, sinónimo de reactivación

“El mercado laboral en el país continúa manteniendo su senda de recuperación. En noviembre de 2021, la tasa de desempleo nacional se ubicó en 10,8 %, presentando una reducción anual de 2,5 pps. Este es el nivel de desempleo más bajo desde el inicio de la pandemia”, escribió en días pasados el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

Una buena noticia que va de la mano de la reactivación de la economía, que tuvo un repunte significativo al término del año que acaba de terminar, pero que tiene el reto de seguirse afianzando durante este año.

“Cómo lograr dejar unas bases sentadas para que el próximo Presidente encuentre no solo una economía en crecimiento, sino la posibilidad de ampliar la oferta laboral formal, bien sea por inversión extranjera directa, porque se creen nuevos puestos de trabajo en empresas ya existentes o porque existan condiciones para emprendimientos con un apoyo más solidario por parte del Gobierno”, plantea como mayor reto el consultor político Álvaro Benedetti.

Pero los expertos también sostienen que durante los siete meses que restan del mandato Duque se debe priorizar la reducción de la desigualdad y la pobreza, a fin de atender los reclamos populares y evitar nuevas protestas en el país.

Seguridad ciudadana

“La seguridad es uno de los grandes retos que tiene el Presidente”, dice la politóloga María Alejandra Arboleda, al recordar que esa fue una de las banderas de su campaña en el 2018 y una de las premisas de su partido, el Centro Democrático.

“Y lo que se puede percibir es que ha desmejorado bastante la seguridad, especialmente la ciudadana con el incremento de los hurtos”, precisa la analista.

Por su parte, el consultor político Álvaro Benedetti plantea que la inseguridad que se registra en varias de las capitales del país está ligada a las actividades de microtráfico y de la delincuencia organizada.

Precisamente esta semana el ministro de Defensa, Diego Molano, anunció la puesta en marcha del ‘Plan 1000 contra el microtráfico’.

“Es un plan para destruir ‘ollas’ e intervenir espacios que están siendo capturados por jíbaros (expendedores de drogas). Vamos a liberar espacios escolares y vamos a hacer esas intervenciones en todos los municipios y ciudades del país”, manifestó el funcionario.

Y Benedetti precisó que las autoridades deben retomar también el control territorial a nivel urbano y especialmente “en los cordones de miseria y de pobreza que existe en las ciudades”.

Implementar los Acuerdos de Paz y responder a las expectativas de la comunidad internacional en ese sentido, también está entre los pendientes del Ejecutivo.

Elecciones seguras y transparentes

Garantizar la seguridad de los candidatos y los votantes es una de las principales tareas que tiene el Gobierno Nacional de cara a las contiendas electorales que habrá este año en Colombia y que se iniciarán el próximo 13 de marzo, cuando se escogerán a los integrantes del Congreso por los siguientes cuatro años, que en esta ocasión incluirá a 16 representantes de las víctimas, a través de las Curules de Paz, lo que va a obligar a reforzar la seguridad en las zonas rurales del país.

Ese mismo día se harán las consultas interpartidistas, que seleccionarán a los candidatos presidenciales de las coaliciones Equipo Colombia, Centro Esperanza y Pacto Histórico.

Luego, el 29 de mayo se deberá llevar a cabo la primera vuelta entre quienes aspiran a suceder en el cargo a Iván Duque y el 19 de junio, la segunda.

“Él tiene que hacer el mejor esfuerzo posible, en su condición de Jefe de Estado, para dar todas las garantías institucionales para que el proceso no solo luzca transparente, sino que en efecto lo sea”, plantea el consultor político Álvaro Benedetti.

De frente contra la corrupción

“Sin importar los resultados de hoy, quedó claro que Colombia no aguanta más corrupción. Estos once millones de colombianos que votamos, que salimos a las urnas, enviamos un sonoro mensaje de rechazo al permanente saqueo de los recursos públicos”, dijo Iván Duque al conocerse la votación de la Consulta Anticorrupción, que se realizó el mismo agosto de 2018 en que se posesionó como presidente.

Pero pese a que entonces el Ejecutivo presentó un paquete legislativo destinado a atacar ese flagelo, la lucha contra la corrupción es un pendiente para lo que resta de este mandato.

Según analistas, el Gobierno deberá estar muy al tanto de la investigación del caso de Centros Poblados, ya que involucra a un ministerio, el de las TIC y porque, como lo recuerda la politóloga María Alejandra Arboleda, la lucha contra la corrupción fue una de las banderas de campaña de quien ya está en la recta final de su periodo.

Por ello, uno de los retos es garantizar que la modificación a la Ley de Garantías no se prestará para favorecimientos, como se ha denunciado.

Otro reto del Gobierno Duque es mantener a flote el Estatuto Temporal de Protección para los Migrantes venezolanos, que cuenta con el respaldode varios países y organismos.

A salir por la puerta grande

No salir por la puerta de atrás suele ser uno de los principales propósitos que enfrentan los gobiernos en sus últimas etapas, y el de Iván Duque no es la excepción.

Incluso, el consultor político Álvaro Benedetti plantea que ese pudo haber sido uno de los objetivos de la reciente alza del salario mínimo de los colombianos, con el que justamente el Jefe de Estado cumplió una de sus promesas de campaña.

De igual forma, para otros observadores, el Ejecutivo va a tratar de mejorar los índices de favorabilidad a la gestión del Mandatario, así como la imagen que los ciudadanos tienen de él y de su equipo de trabajo.

Y muy cerca de esa favorabilidad está la necesidad de no perder la gobernabilidad, a través de mantener aseguradas las mayorías en el Legislativo, a fin de poder sacar adelante algunas iniciativas que el Ejecutivo ha prometido tramitar con éxito.

Sin embargo, está claro que conseguir esa gobernabilidad no será fácil, dado que este 2022 será un año electoral, lo que hace que los congresistas puedan cambiar sus posturas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad