miércoles 18 de septiembre de 2019 - 5:30 PM

Pedófilos usan frases ‘inofensivas’ para hallar a sus víctimas en Internet

Quizás para muchos, frases como ‘caldo de pollo’, ‘club penguin’ o ‘código postal’ no le dicen nada, sin embargo, sí tienen significado para las redes de pedofilia en Internet.
Escuchar este artículo

¿Qué tienen en común estas palabras? Las iniciales CP; las cuales forman el acrónimo Child Pornography o pornografía infantil.

A través de sus cuentas de Twitter, tres usuarios realizaron una denuncia sobre la forma en la que se crean palabras que no levanten sospecha alguna para difundir este tipo de contenidos en redes sociales.

Uno de ellos logró mostrar, a través de Google Trends, que el país en el que más se está consumiendo este material es en México. Cuatro de las cinco búsquedas principales en Google asociadas a la frase ‘caldo de pollo’ tienen enlace directo con páginas de pornografía infantil.

Incluso, existen grupos de Whatsapp y Telegram para acceder a fotos y videos de actos sexuales con menores de 18 años. Sin embargo, en algunos de estos se le pide a la persona que vaya a entrar la elaboración de su propio material.

Por esta razón, en el marco del VII Encuentro internacional para la prevención y el manejo del riesgo de abuso y explotación sexual de niñas, niños y adolescentes en entornos digitales, miembros del Gobierno Nacional y entidades privadas y no gubernamentales hablaron acerca del panorama de los delitos sexuales con menores de edad a nivel mundial y qué herramientas se pueden llevar a cabo para reportar contenidos que vulneren la vida e integridad de ellos.

De acuerdo con cifras de la ONG Inhope, el 59 % del contenido sexual con menores de edad es practicado con niños de 0 a 13 años. El 80 % de las víctimas de este tipo de violencia sexual son niñas.

Samantha Woolfe, líder en expansión y relacionamiento de la organización, recomienda, en caso de que una persona encuentre los grupos o páginas que difunden pornografía infantil, que lo denuncie en las plataformas de Inhope y Te Protejo. En estas páginas, aparece un botón rojo que dice ‘reportar contenido ilegal’ y el software ICCAM (I see child abuse material) empieza el proceso de reporte del contenido.

“Te protejo e Inhope están unidas para atender casos de explotación y violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes. A través de la denuncia anónima, se puede saber si el video tiene su dominio en otro país o aquí. Si está en otro país, podemos acudir a entidades internacionales como Interpol para determinar el origen del video y quiénes están detrás de estos delitos. Si el origen está en territorio nacional, es importante acudir a la Policía para que analicen la información”, enfatizó Woolfe.

De acuerdo con la entidad, los países en los que hay hosting o dominios de este material son: Países Bajos (44 %), Estados Unidos (25 %), Rusia (9 %), Francia (6 %) y Eslovaquia (5 %). Esto se debe a que el costo de crearlos es bastante económico con respecto a otros países.

Sobre la comunicación de estos temas, Woolfe recalcó la importancia del diálogo entre los distintos miembros de la familia.

“Es muy importante enseñarle a los niños y jóvenes en qué partes del cuerpo no deben dejar que ninguna persona, así sea un familiar, los toque o les exijan que lo hagan, como los genitales o los senos, en el caso de las niñas. También es imprescindible explicarles sobre lo que consumen en internet. Si tenemos un niño que usa portátil todo el día y tiene 12 años, hay que decirle que no cualquiera es amigo en el mundo virtual y que se rehúsen, bajo cualquier circunstancia, a hacer lo que les pidan”, resaltó Woolfe.

Por su parte, Carolina Piñeros, directora del grupo colectivo Red Papaz, indicó que, a través de la expansión del conocimiento de herramientas digitales como En Tic Confío y Te protejo, se busca crear una red de protección contra delitos de abuso sexual y pedofilia, e informar a los ciudadanos sobre los peligros a los que los niños están expuestos en el mundo digital.

“Nos complace formar parte del pacto para proteger a los niños, niñas y adolescentes de nuestro país y tener de nuestro lado a la ministra de las TIC, Sylvia Constaín, en este proceso. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, a pesar de la facilidad que nos brinda las herramientas digitales para rastrear casos de violencia sexual hacia menores de 18 años, aún hay que trabajar de la mano con las empresas de telefonía y la Policía Nacional para dar una respuesta rápida a estos hechos”, resaltó Piñeros.

Se estima que en otros países, las autoridades reaccionan en cuestión de minutos en atender un caso de violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes, mientras que en Colombia, la respuesta tarda siete días. Por ende, es fundamental agilizar los procesos para evitar la llegada de este material a redes de pedofilia de todo el mundo.

RECOMENDACIONES

El portal de En Tic Confío recomienda que este tema debe ser discutido en las familias para evitar caer en redes de explotación. Además, se debe tener cuidado a la hora de publicar fotos de niños, ya sean hermanos, primos o hijos menores de edad con trajes que denoten hipersexualización del niño o joven, o en el que muestren desnudez, pues este puede convertirse en un material atractivo para los depredadores sexuales en Internet.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad