miércoles 17 de abril de 2019 - 12:00 AM

La ganadería tiene en la mira a cultivos de caucho

Entre el 2010 y 2012 (cuando comenzaron las siembras de caucho en Santander) no había otro negocio agrícola lícito más atractivo que el cultivo de esos árboles. El kilo se vendía a US$5; hoy vale US$1,5.

Los productores de caucho llevan más de tres años sumidos en una profunda crisis ocasionadas por el derrumbe de los precios del producto. De vender el kilo a US$5, hoy, en el mejor de los casos, se logra colocar a US$1,50.

Y para terminar de completar, en el mercado nacional se consigue caucho natural a precios más bajos que el internacional, lo que es una práctica inexplicable que podría tener como soporte la existencia un contrabando técnico o subfacturación.

El gremio lo ha denunciado varias veces, pero sus voces de reclamo ante el Gobierno Nacional se quedan en solo anuncios y nada de acciones de control.

De acuerdo con Hernán Hernández Peñaloza, directivo de la Confederación Cauchera Colombiana, CCC, la muestra más preocupante de la actual crisis, se ve reflejada con el proceder de algunos compradores de fincas en las cuales habían siembras de caucho: lo están talando para establecer programas de ganadería, bajó el método de silvopastoreo.

El directivo dijo que en otros países, como por ejemplo, en Tailandia, el Estado le ruega y ayuda económicamente a los caucheros para renovar los árboles viejos de más de 50 años; pero acá, se hace voluntariamente, porque no ven que ese cultivo les genere algún ingreso.

Lea también: Los tapetes agrícolas y el látex centrifugado, metas de la CCC

“Compran la tierra con o sin cultivos de caucho. Toman esa horrible decisión, porque estiman que es más rentable y rápido la producción ganadera. La mayoría de caucho en Santander se sembró sobre potreros y al talar los árboles, vuelven las pasturas”, agregó.

Esa decisión tiene un solo soporte: no logran rentabilidad; incluso, han ensayado y perdieron.

Para el directivo, se necesita un gran conocimiento y talento administrativo para que con precios bajos aflore algo de rentabilidad o al menos, se salden los costos de producción.

Espera de 7 años

Hernández Peñaloza dijo que para poder tener la altura y grosor mínimo del árbol para comenzar a colectar el látex (ordeñar), hay que esperar 7 años.

Aparte de lo anterior, se tiene que realizar una inversión de $18 millones por hectárea.

Lea también: Importación de caucho debe tener un arancel

“Van cuatro casos reportados de tala del caucho en Santander; con uno solo es para ponerse a llorar. A los 40 años se utiliza como madera; pero a los 7 cuando comienza la producción, es una locura y producto del desespero económico”, agregó.

Hernández Peñaloza expresó que “en Colombia sin ninguna política gubernamental se esta acelerando esa tala de arboles por razones estrictamente económicas y el ministerio de Agricultura aun no se da por enterado”.

“Después de veinte años y mas de esfuerzo para forjar un país auto sostenible en el sector cauchero se esta iniciando la etapa del desmonte del negocio ante la mirada sorprendida de los países vecinos que son grandes importadores de la goma y la tristeza de miles de campesinos”, sentenció.

El líder gremial manifestó que en las bolsas internacionales ha habido un pequeño repunte del precios y la decisión de los grandes productores del mundo de reducir la oferta, llevaría el kilo a US$2,20.

$!La ganadería tiene en la mira a cultivos de caucho
las predicciones
Las medidas que han tomado los productores de caucho del mundo (Tailandia, Indonesia y Malasia) de tumbar las plantaciones viejas y una demanda que sube año a año (principalmente en China) llevaría, según los analistas, a que el precio del kilo de caucho repunte en considerablemente a partir del 2022.
Además, por razones de salud y cuidado del medio ambiente, el mundo está prefiriendo artículos con menos caucho sintético, el cual no es biodegradable.
Estiman, los economistas que el precio se podría estacionar entre US$3 y US$4, lo que se estima como conveniente.
Los analistas consideran que 300 mil toneladas de caucho no saldrán al mercado externo, tras decisión de los mayores productores para buscar repunte de precios.
cifras locales
Santander tiene sembradas 11 mil hectáreas de caucho en 13 municipios.
1.
El 80 por ciento de los productores de caucho, son pequeños campesinos y la actividad vincula a 1.120 familias.
2.
la media de producción, tras esperar 7 años, es de 1,2 toneladas de caucho seco por hectárea.
3.
El 40% de las hectáreas sembradas en el departamento, está en manos de medianos productores.
4.
En Santander existen 6 proyectos que superan las 100 hectáreas; en su gran mayoría no están por encima de las 10 hectáreas.
5.
Los laboratorios más reputados del país, certificaron la calidad del caucho seco que se produce en la planta de procesamiento de Santander.
6.
Los sembradores de menos de 5 hectáreas en el departamento fueron subsidiados por Usaid (EE.UU.) y el Estado colombiano.
7.
Para importar aceites, Colombia tiene un arancel del 70%; los caucheros piden una medida de protección solo del 5%.
La planta para el procesamiento de caucho más moderna de América Latina, se tiene en Puerto Araujo, Santander, la cual llevó una inversión superior a los $12 mil millones.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad