viernes 22 de septiembre de 2023 - 10:06 AM

Ángela Mantilla, la santandereana que expone su arte en el Westfield World Trade Center de Nueva York

Esta es la historia de Ángela Mantilla, una talentosa artista santandereana que logró llevar su arte hasta el icónico World Trade Center de Nueva York. Con una pasión por la arquitectura y el arte digital, Ángela ha conquistado el mundo del arte con sus impresionantes obras 3D.
Compartir

La iniciativa Mujeres del Web3 (WW3) es una iniciativa que está tomando medidas importantes para abordar las disparidades de género en el espacio del Web3 y los Tokens No Fungibles (NFTs) y su participación en la 78ª Cumbre de Ciencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGA78), que se realiza en Nueva York hasta el 26 de septiembre, es un paso significativo hacia la igualdad de género en el mundo digital.

$!Ángela Mantilla, la santandereana que expone su arte en el Westfield World Trade Center de Nueva York

La Web3, también conocida como la “tercera generación” de internet, promete una estructura más segura y libre. Esta nueva fase de internet es vista por muchos en el sector como la “gran revolución de internet”. La Web3 permitirá a las máquinas interpretar un volumen mucho mayor de datos, lo que permitirá una interacción mucho más profunda con otros usuarios desde cualquier plataforma. Pero su principal valor es la descentralización de internet: crear una red más equitativa y restar poder a los “gigantes de internet”. El término fue acuñado en 2014 por el cofundador de la criptomoneda ethereum, Gavin Wood.

Ángela Mantilla, la santandereana que expone su arte en el Westfield World Trade Center de Nueva York

Por otro lado, los Tokens No Fungibles (NFTs) son piezas de contenido digital vinculadas a la cadena de bloques, la base de datos digital que sustenta las criptomonedas, como bitcoin y ethereum. A diferencia de las criptomonedas, que son fungibles y pueden reemplazarse o intercambiarse por otro idéntico del mismo valor, los NFTs son únicos y no intercambiables entre sí, lo que significa que no hay dos NFTs iguales. Los NFTs transforman las obras de arte digitales y otros objetos de colección en activos únicos y verificables que son fáciles de comerciar en la cadena de bloques.

Es por esto que este 2023, la sesión de WW3 titulada “Mujeres en el Espacio del Web3: Reduciendo desigualdades a través de oportunidades digitales y tecnológicas” es un evento innovador que destaca los logros y desafíos enfrentados por las mujeres líderes, creadoras y desarrolladoras en la industria del Web3.

$!Ángela Mantilla, la santandereana que expone su arte en el Westfield World Trade Center de Nueva York

Mujeres del Web3 trabaja para fomentar un entorno inclusivo y empoderar a las mujeres en el paisaje del Web3 y los NFTs. La líder de la sesión y fundadora de WW3, Sandra Martínez, enfatiza la importancia de este momento para iluminar y elevar a las mujeres en el Web3.

La programación del pasado 21 de septiembre en Nueva York incluyó una sesión de WW3 UNGA78 (en español) dirigida y moderada por la periodista y presentadora de criptomonedas, Julieta Milanesio. Esto será seguido por la Exhibición de Arte Latine UNGA78.

La exhibición, curada por la apasionada artista colombiana Lucia Díaz, se llevó a cabo en The Canvas 3.0 (World Trade Center) en colaboración con WHIM, BitBasel y Let’s Disrupt Digital (LDD).

Ángela Mantilla en una exhibición de su obra en Londres. Foto suministrada/VANGUARDIA
Ángela Mantilla en una exhibición de su obra en Londres. Foto suministrada/VANGUARDIA

Las pantallas digitales mostraron el trabajo de más de 100 artistas latinoamericanos y entre ellas, una santandereana: Ángela Mantilla.

“La verdad, nunca había oído hablar de todo este tema hasta que recibí un correo de Lucía”, le contó Ángela a Vanguardia vía WhatsApp. Ángela reside actualmente en Londres.

Sus piezas llamaron la atención de la curadora colombiana pues fusionan la arquitectura (su profesión y gran pasión) con el arte, el surrealismo, los viajes, la naturaleza, la fotografía y las nuevas tecnologías. “Me encanta crear piezas que transporten a los espectadores a lugares extraordinarios, tanto reales como imaginarios. No busco replicar lugares tal como son, sino capturar su esencia y cómo se siente estar allí, ya sea una memoria que se está desvaneciendo o un sueño”. Para Ángela el arte es una forma de escapar, de aprender y experimentar.

$!Ángela Mantilla en una exhibición de su obra en Estados Unidos. Foto suministrada/VANGUARDIA
Ángela Mantilla en una exhibición de su obra en Estados Unidos. Foto suministrada/VANGUARDIA

Comenzó a interesarse por el arte digital y allí se encontró con el mundo de los metaversos y ya ha creado un par de ellos. Actualmente, trabaja en un metaverso que es una réplica exacta de una galería de arte en Texas, Estados Unidos. “Es una forma de llevar su galería al mundo entero y poder tener exhibiciones verdaderamente globales”, explica.

Ángela ha tenido la oportunidad de mostrar su trabajo en varias galerías alrededor del mundo y ha podido seguir creando arte a su propio ritmo. De momento sigue con su trabajo regular y se dedica a crear arte en su tiempo libre: en las noches y fines de semana.

$!“El paraíso en vía de extinción”, otra de las obras que envió a la exposición en el Westfield World Trade Center de Nueva York. Foto suministrada/VANGUARDIA
“El paraíso en vía de extinción”, otra de las obras que envió a la exposición en el Westfield World Trade Center de Nueva York. Foto suministrada/VANGUARDIA

Su interés en el arte digital

Ángela ha estado interesada en el arte desde pequeña: “solía asistir a clases de pintura los sábados con mi hermana, ¡nos encantaba! Nuestra sala de estar era nuestra sala de exposiciones. Después del colegio, solía ir al almacén de lámparas de mi madre en la 33 y dibujaba todas las lámparas del almacén. Me gustaba dibujar a lápiz todo lo que veía”.

Vivió en Bucaramanga hasta que terminó el colegio y luego fue a estudiar arquitectura en la Universidad de Los Andes, en Bogotá. “Elegí arquitectura porque quería una carrera artística pero también me gustaban las matemáticas. Cuando estaba terminando la carrera, vi varias electivas más artísticas y diferentes y por casualidad vi un curso de modelado y animación 3D. ¡Me enamoré del tema del 3D de inmediato! Empecé a estudiar más el tema y a hacer renders para mis proyectos y para los proyectos de mis amigas. Luego empecé a cobrar por hacer renders y me di cuenta de que podría ser una carrera”, dice.

$!“El día después”, obra de Ángela Mantilla. Foto suministrada/VANGUARDIA
“El día después”, obra de Ángela Mantilla. Foto suministrada/VANGUARDIA

Cuando terminó la universidad trabajó como “freelancer” durante un par de años entre Bogotá y Bucaramanga, pero confiesa que fue difícil: “la visualización 3D no era apreciada en Colombia y no había una industria establecida, así que decidí irme del país para perseguir mi sueño de ser artista 3D. Me mudé a Inglaterra para hacer un máster en visualización arquitectónica y me quedé a vivir y trabajar allí. La industria 3D ya está bastante establecida aquí y es un trabajo respetado”.

Después de trabajar aquí durante 7 años, ahora es artista 3D asociada en su empresa. Su trabajo está enfocado en la arquitectura para planificación o para imágenes de ventas, así que en mi tiempo libre empecé a hacer piezas 3D para expresarse más libremente, “para hacer todas las locuras y experimentos que jamás podría hacer en mi trabajo”.

$!Ángela Mantilla, la santandereana que expone su arte en el Westfield World Trade Center de Nueva York

Su vida en Inglaterra

Ángela se mudó a Canterbury en 2015 para estudiar y vivió allí durante un año. Durante los últimos meses de su estancia comenzó una pasantía en una empresa en Londres. Una vez que terminó su maestría, se mudó a Londres. Afortunadamente, pudo convencer a la empresa para que le ayudara con la visa, por lo que pudo quedarse.

$!“Relatividad Rosada”, obra de Ángela Mantilla. Foto suministrada/VANGUARDIA
“Relatividad Rosada”, obra de Ángela Mantilla. Foto suministrada/VANGUARDIA

Hace cinco años, se cambió a una empresa llamada DBOX, una agencia de marketing que hace un poco de todo, pero se especializa en la creación de imágenes arquitectónicas 3D para marketing, ventas, planificación y evolución del diseño. Sus clientes son arquitectos, constructores, diseñadores e inversionistas.

Comenzó su carrera en DBOX como junior y fue ascendiendo de rango hasta llegar a ser “middleweight”, después senior y ahora ya es asociada.

Le puede interesar: Ministerio de las Culturas, las artes y los Saberes certifica como museo la Casa de la Cultura Custodio García Rovira

“Siempre he disfrutado creando imágenes en mi tiempo libre, especialmente aquellas que son un poco más artísticas, coloridas y experimentales. Durante la pandemia, tuve más tiempo para dedicarme a mi arte debido al confinamiento. Fue durante este tiempo que produje una gran cantidad de arte y me sumergí en el mundo de las criptomonedas, los Tokens No Fungibles (NFTs) y el metaverso. Esta experiencia me ha permitido explorar nuevas formas de expresión artística y expandir mis horizontes creativos”, explica Ángela.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Comunicadora social - periodista egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Desde 2005 hace parte del equipo de Vanguardia, trabajando en crónicas y reportajes premium, los cuales se enfocan en temáticas culturales, población Lgbt, y mujer y género.

Ganadora de un premio Luis Enrique Figueroa en 2007 con ‘Aquí estamos pintados’ y un premio CPB con ‘Diario de una bulimica’ en 2008.

@paola_esteban

Besteban@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad