viernes 24 de marzo de 2023 - 12:00 AM

Tema espiritual del día: ¡Debemos abrirles la puerta a cosas más esperanzadoras!

La actitud que nos corresponde asumir es esa que ‘siembra esperanza’. Las crisis, el desconcierto y las angustias no nos pueden aniquilar.
Compartir

Generalmente esas sensaciones de vacío y de desencanto suelen ser etapas muy comunes que los seres humanos experimentamos en diferentes momentos de la vida. Ellas pueden ser más o menos graves, dependiendo de las circunstancias por las que estemos atravesando.

Hoy muchos se encuentran angustiados o desconsolados por los problemas por los que atraviesan y temen por lo que pueda pasar; de ahí la importancia de recuperar el ánimo.

Recuerden esto: la vida tiene ‘altas’ y ‘bajas’ y no siempre se pueden sortear, pero sí podemos cambiar lo que sentimos. Entrenar otra forma de pensar es el primer paso para lograr tal objetivo.

Por eso a usted, amigo lector, lo quiero invitar a que analice muy bien las cosas que están sucediendo en su vida en este momento, para que logre llegar a la raíz del problema.

Lo primero que debe entender es que muchas veces la vida no es como la queremos y caemos en la trampa de desilusionarnos, porque tenemos la expectativa y creencia latente de que “si la vida no es como yo quiero, entonces no puedo ser feliz”, y no hay nada que esté más alejado de esa realidad.

Haya sido por la educación que nos dieron o por el entorno en el que crecimos, muchas veces nadie nos enseña a tener capacidad de tolerancia a la frustración. Y también a veces nos llenan de un positivismo tóxico, en donde supuestamente “todos los sueños se tienen que hacer realidad”.

La verdad de la vida es que en ocasiones las cosas no nos saldrán como pensamos y, a veces, es agotador luchar por querer lograr todo y no alcanzarlo; además la vida nos lleva por otros caminos y nos negamos a recorrerlos: nos aferramos a una idea terca y no queremos soltarla. Pero sobre todo no queremos aceptar las circunstancias que vivimos.

El secreto del éxito y de la felicidad consiste en sacarle provecho a lo que sí tenemos al alcance de nuestra mano y poder compartirlo con otros, el enfocarse en lo positivo, en lo que sí podemos cambiar, en aprovechar las oportunidades y sacar lo mejor de ellas. Es fundamental disfrutar el proceso y no solo el alcanzar la meta. No todo tiene que estar enfocado solo en “triunfar”, cuando se debería estar enfocado en “vivir”.

De pronto usted se sumerge en lo negativo, cuando lo que su alma necesita es que usted mismo la abrace y le haga disfrutar todos los días como si fueran los últimos, y no como si fueran los primeros de un infierno eterno.

Recuerde que la vida puede ser tan agradable como triste, dependiendo de su capacidad para poner situaciones en contra a su favor. Porque aunque usted y yo no somos responsables de lo que nos pasa, sí lo somos de la actitud con la que asumamos esas situaciones.

EL CASO DE HOY

Tema espiritual del día: ¡Debemos abrirles la puerta a cosas más esperanzadoras!

Testimonio: “Antes no sufría de ansiedad, ahora sí. No sé si fue la pandemia o que la vida me ha llenado de retos que antes no imaginaba. Siento que las cosas me quedan grandes y, aunque soy serio y profesional, percibo que todo se me complica más de la cuenta. Deme uno de sus consejos”.

Respuesta: La ansiedad es más común de lo que uno podría imaginar; de hecho, tras las secuelas de la pandemia, la estadística dice que seis de cada diez personas en Colombia pasan por un episodio similar al suyo.

La verdad es que, en estos tiempos, hay mucha incertidumbre y no tenemos control sobre muchos aspectos de nuestra vida, lo que nos hace sentir ansiedad.

Hay maneras simples de encontrar alivio en estos casos: no tomar tanto café, darse una ducha fría o caliente, compartir más en familia, tomar una clase de yoga, escuchar música, en fin...

También los ejercicios de respiración, constantes y enfocados, son buenas estrategias para reducir la ansiedad y el estrés.

Sin embargo, tal vez lo más importante es desplegar sus energías y esfuerzos en cosas que estén dentro de su control para reducir la ansiedad; es decir, cuando se sienta abrumado, es clave hacer actividades que le proporcionen alegría y comodidad. Por ejemplo: si preocuparse por las noticias le causa ansiedad, entonces vea una película de comedia o escuche su música favorita.

También orar uno o dos minutos diarios es relajante. Pedirle a Dios serenidad y una dosis tranquilidad es fundamental.

Debo aclararle que, si los episodios de ansiedad son recurrentes y no lo dejan llevar una vida normal, sería conveniente consultar la voz de un especialista.

REFLEXIONES CORTAS

* Lo que suelen llamar como ‘crisis’, es realmente un ‘cambio’; y el que no acepte esa variación, pues vive en caos. Siempre será preciso que sea consciente de que hay sucesos repentinos, que el mundo gira y que su cotidianidad no está ajustada a un libreto calcado. ¡Es preciso ser consciente de que usted sí puede cambiar!

Tema espiritual del día: ¡Debemos abrirles la puerta a cosas más esperanzadoras!

* Nada en esta vida es más importante que tener paz mental y, sobre todo, tranquilidad en el corazón. Cuide su paz interior, esa sensación de calma en la que deja de luchar contra los pensamientos y las emociones negativas y perturbadoras. ¡No cambie ese estado por ningún sueldo!

Tema espiritual del día: ¡Debemos abrirles la puerta a cosas más esperanzadoras!

* ¿Sabía que sus pensamientos hacen parte de los pilares de la creación de su realidad? Nadie discute el poder de su mente ni cómo ella interfiere en su estado de ánimo, en la salud o en los sentimientos. Por eso siempre será esencial trabajar en su actitud y en la manera como ve su entorno.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad