viernes 27 de mayo de 2022 - 11:28 AM

Koz y Shurastey: La historia del hombre y su perro que iniciaron un viaje y murieron juntos en el trayecto

Koz, un ciudadano brasilero que decidió recorrer América con su perro golden retriver, perdió la vida en un accidente en Estados Unidos. Estuvieron en Colombia .

En abril de 2017, cansado de su trabajo como vendedor y de sus clases de Educación Física, Jesse Koz se ideó un sueño: recorrer toda América con su compañero fiel, un perro golden retriver al que bautizó Shurastey.

Con tan solo 10.000 reales en los bolsillos (alrededor de 8 millones de pesos colombianos), Koz inició su viaje. Adaptó su carro, uno escarabajo Volkswagen modelo 1978, con parrillas y maletas y acomodó un almohadón como cama en la silla de atrás en la que en las noches, tras jornadas de devorar los kilómetros, le servirían para dormir junto a Shurastey.

Salió de Balneário Camboriú, en Brasil, y recorrió 19 países y 85.000 kilómetros. Su viaje terminó este lunes cuando al tratar de esquivar un obstáculo en Portland, Oregón (EE. UU.), perdió el control de su vehículo, se pasó de carril y terminó estrellándose contra una camioneta que venía en sentido contrario. Koz y Shurastey murieron.

Un largo recorrido

Su afán de vivir en libertad y sin que le costara mucho dinero, llevó a que la primera parada de Koz y Shurastey fuera Uruguay. Con el entusiasmo vivo por conocer otros paisajes siguieron de largo hasta Argentina para iniciar un recorrido de vuelta. Pasaron por Paraguay y llegaron a las playas de Santa Catarina, en Brasil. Koz pensaba quedarse en su país, pero la promesa hecha a su perro lo hizo seguir adelante. Fue así como subieron por Río de Janeiro, Pará y Mato Grosso do Sul.

Koz y Shurastey: La historia del hombre y su perro que iniciaron un viaje y murieron juntos en el trayecto

Con la línea imaginaria de un mapa en su cabeza, Koz embarcó a Shurastey en su carro, al que bautizó Dodongo, y pasaron a Bolivia, Chile, Perú, Ecuador y Colombia. Aquí, y como lo registró en sus redes sociales, Koz y su perro pasearon por Cali, se bañaron en las aguas de Río Claro, en Antioquia, y posaron juntos en la Piedra del Peñol, en Guatapé. Las noches estrelladas del Cabo de la Vela también recibieron a Koz y Shurastey en 2019.

Con cada paso de su recorrido registrado en las redes sociales, Koz y Shurastey se volvieron famosos. En Instagram superaron los 400.000 seguidores y empezaron a vender sus propias camisetas, además de conseguir pauta comercial en distintos productos relacionados con los perros y las veterinarias. Sin embargo, no todo fue color rosa; en la etapa de escasez, Koz vendió estampas y fotos a un dólar para continuar su recorrido.

Desde Colombia, Koz envió a Dodongo a Panamá y allí retomó su viaje que continuó por Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y México. En cada una de las ciudades quedaba el registro fotográfico y subía la fama. La pandemia los frenó en el país Azteca y se quedaron a vivir allí entre marzo y septiembre de 2020, cuando pudieron regresar a Brasil, pero dejaron en un taller a su carro fiel de aventuras.

El último viaje

Fue solo hasta febrero pasado que Koz y Shurastey retomaron su viaje junto a Dodongo. Siempre hubo una canción que se convirtió en himno y de la cual salió el nombre del perro: “Should I stay or should I go”, de la banda The Clash.

Koz y Shurastey: La historia del hombre y su perro que iniciaron un viaje y murieron juntos en el trayecto

Salieron de México y llegaron a Estados Unidos con su único objetivo: consumar su viaje hasta Alaska. El pasado lunes 23 de mayo, cuando se desplazaban por una carretera de Portland, en el estado de Oregón, Estados Unidos, un obstáculo inesperado hizo que Koz frenara en seco, lo que le hizo perder el control de Dodongo, se pasó al carril contrario y se estrelló contra una camioneta Ford. Koz y Shurastey murieron en el lugar del accidente, mientras que la conductora fue trasladada a un hospital donde, según las autoridades, se recupera de las lesiones graves causadas por el choque.

Koz y Shurastey: La historia del hombre y su perro que iniciaron un viaje y murieron juntos en el trayecto

Dicen que en la eternidad se encuentran los amigos que mueren, pero este último viaje, tras un recorrido de 85.000 kilómetros, lo emprendieron juntos Koz y Shurastey. ¡Buen viaje!

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad