jueves 10 de junio de 2021 - 12:00 AM

La fiscal socorrana asesinada en Norte de Santander habría recibido amenazas

Esperanza Navas Sánchez, abogada socorrana egresada de la Universidad Libre El Socorro, tenía una reconocida trayectoria profesional. Hace cinco años estaba radicada en Tibú donde fungía como Fiscal Primera Seccional. Allí, trabajaba en casos fuertes relacionados con drogas y microtráfico.
Escuchar este artículo

Fue Directora de tránsito del municipio comunero por varios años, luego la nombraron Juez en Simacota, la trasladaron a Cimitarra y finalmente, hace cinco años se radicó en Tibú, municipio del Catatumbo, Norte de Santander, donde fungía como Fiscal Primera Seccional.

Siempre se caracterizó por su temple, era muy comprometida con su oficio. Ella y otro fiscal trabajaban en una zona golpeada por la guerra y en la que aún quedan vestigios de una atroz violencia.

Esperanza, al parecer, vendría recibiendo fuertes amenazas.

Viajaba seguido a su natal Socorro y les comentaba a sus seres queridos que estaba trabajando en casos fuertes relacionados con drogas y microtráfico.

No se sabe si sería por cuenta de aquellas investigaciones que fue víctima de vil ataque de sicarios en su residencia, a cuadra y media de la sede de la Fiscalía en Tibú.

Lea también: Sicario se hizo pasar por cliente para asesinar a un hombre en el barrio Albania en Bucaramanga.

Ocurrió hacia las 11:20 de la mañana. Cuando salía de la casa, dos sicarios en motocicleta se le acercaron y le propinaron nueve disparos.

Algunos lugareños intentaron auxiliarla, pero murió cuando la trasladaban a un centro hospitalario.

El Colectivo Feminista Espacio Violeta rechazó el asesinato de la fiscal y señaló que en lo que va de este año once mujeres han sido asesinadas en Norte de Santander.

La alerta temprana más reciente de la Defensoría del Pueblo, precisa que en el municipio y en zonas aledañas hacen presencia cinco grupos armados que se disputan el control territorial.

Está de luto el pueblo comunero

Esperanza era esposa del periodista también socorrano, Fernando Otero.

Era madre de dos hijas, una de ellas vive en Bucaramanga y otra en Canadá.

Los socorranos lamentaron la tragedia y expresaron sus condolencias a la familia.

“Siempre fue una mujer muy correcta y organizada en sus funciones”, expresó Sandra Sarmiento, una allegada de la víctima.

“Esperancita, amiga, compañera de estudios, Dios la reciba en su Santa Gloria, que triste y lamentable noticia. Mis condolencias a sus hermanas, Mery, Cecilia, Mariela, a sus hijas y toda su familia, mi abrazo solidario y mucha fortaleza.”, fue el mensaje que escribió un socorrano en las redes sociales.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad