miércoles 05 de junio de 2019 - 4:39 PM

Este jueves continúa la audiencia contra el alcalde de Rionegro, Santander, y otros capturados

La Fiscalía avanza en la solicitud de medida de aseguramiento por delitos como homicidio agravado y concierto para delinquir.

Cerca de 13 son los homicidios que, sumados, tienen a Wilson Vicente González Reyes, alcalde de Rionegro; a Uriel Velandia Gutiérrez, exalcalde de Sabana de Torres; al Intendente retirado de la Policía Alonso Almeida Almeida y de Jhon Mario Cadena; frente a un juez en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga. Los señalan de presuntos nexos con las Águilas Negras.

Desde el pasado viernes avanza la audiencia en la que la Fiscalía ya solicitó medida de aseguramiento en un centro carcelario para los procesados por delitos como homicidio agravado y concierto para delinquir.

Según el ente acusador, versiones entregadas por dos reinsertados de las autodefensas, vinculan a los capturados con homicidios ocurridos en Bucaramanga y el área metropolitana, el Bajo Rionegro, Puerto Wilches y Sabana de Torres.

En las declaraciones, los delincuentes que se encuentran privados de la libertad, los señalan como partícipes en los crímenes de dos comerciantes de gasolina, ocurridos en el 2007, en la entrada del conjunto residencial Versalles, en Floridablanca, también de otro doble homicidio el 24 de diciembre del 2008 en Puerto Wilches.

Lea también: Detalles del asesinato ocurrido en centro comercial de Bucaramanga

Además, aseguran que el exalcalde de Sabana de Torres era socio de alias ‘Tarazá’, exjefe político de las AUC en Santander con quien tenía una IPS.

En cuanto a González Reyes, alcalde Rionegro, conocido como ‘Pocho’, dice la Fiscalía, que hacía parte de las Águilas Negras y enlazó a la organización criminal con el sargento Almeida, entonces agente de la Sijin quien le informaba sobre los operativos, las órdenes de captura y hasta apoyaba los homicidios.

FOTO/ M.V. Vanguardia/ Exjefes de la Águilas Negras y Los Rastrojos, señalan al Intendente retirado de la Policía, Alonso Almeida de colaborar con las bandas criminales para poder cometer homicidios.
FOTO/ M.V. Vanguardia/ Exjefes de la Águilas Negras y Los Rastrojos, señalan al Intendente retirado de la Policía, Alonso Almeida de colaborar con las bandas criminales para poder cometer homicidios.

En agosto del 2007 en el kilómetro 14 de la vía Palenque - Café Madrid, por órdenes de ‘Pocho’, habría sido asesinado Víctor Alberto Rico Florián, alias ‘El Soldado’, integrante de las Águilas Negras, quien supuestamente se había desmovilizado de las AUC.

El relato del testigo indica que Víctor acudió a un CAI a decirle a la Policía que el ahora alcalde de Rionegro y otros ‘paracos’ estaban tomando en una tienda en la Avenida Quebradaseca con carrera 17 y que ‘Pocho’ tenía una pistola Calibre 765.

Una patrulla llegó, lo requisó y le incautó el arma, pese a que tenía salvoconducto. Fue entonces cuando González Reyes habría llamado a Almeida y le pidió que lo ayudara. El uniformado llegó al CAI, recuperó el arma y averiguó quién los había ‘sapeado’.

Al enterarse que el informante había sido ‘El Soldado’, ‘Pocho’ habría dado la orden para asesinarlo.

Lea también: Capturados tres presuntos homicidas en Bucaramanga

“Nos fuimos en una camioneta Hilux negra que ‘Pocho’ tenía y en una Batea cerca a Café Madrid nos bajamos.

“Él (Wilson Vicente) me dio la pistola y me dijo que lo matara, pero alias ‘Compota’, quien era más arrebatado me la quitó, y le disparó en la cabeza.

“El cadáver lo encontraron sin ojos como cuatro días después” declaró el testigo a las autoridades en el año 2013, versión que repitió en el año 2015, cuando González Reyes era candidato a la Alcaldía.

El segundo crimen por el que señalan al mandatario de Rionegro, sucedió a finales del 2007, la víctima fue un patrullero de la Policía Antinarcóticos y de hidrocarburos, por el que contrabandistas habrían pagado 20 millones de pesos a las Águilas Negras.

Al parecer, el patrullero le estorbaba pues no dejaba que trajeran gasolina de Venezuela. Para este homicidio, ocurrido en el barrio Molinos Bajos, de Floridablanca, según la Fiscalía, Wilson llevó a un compadre suyo para que transportara en moto al sicario y Almeida Almeida les habría informado con detalle acerca de los movimientos de las patrullas de Policía el día del crimen y así facilitó el asesinato.

Tras conocerse todos estos testimonios, la Fiscalía avanza en la solicitud de medida de aseguramiento. A las 4:00 de la tarde de este jueves, se reanudará la audiencia.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad