sábado 24 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Nuevos detalles del sicariato de un prestamista en Floridablanca

Retaliaciones por una millonaria suma hurtada a una organización de microtráfico en Cúcuta sería el móvil del asesinato de Julio César Roa Espinosa.

Cuatro días después del ataque sicarial que cobró la vida del prestamista Julio César Roa Espinosa, de 50 años de edad, en la carrera 8 con calle 4 del casco antiguo de Floridablanca, las autoridades continúan descifrando cada una de las piezas de este homicidio.

Vanguardia conoció que la motocicleta que se usó en la ejecución de este crimen, de marca AKT y color negro, había sido reportada como hurtada en Cúcuta, Norte de Santander. Los pistoleros la adquirieron a través del ‘mercado negro’.

Días antes del hecho, los delincuentes empezaron a seguir a Roa Espinosa para conocer cada uno de sus movimientos.

Fue así que lograron averiguar que su jornada iniciaba a las 5:40 a.m., cuando salía de su casa en el barrio Villabel en su automóvil Hyundai I35, con placas MTQ-499, a llevar a su hija, una menor de edad, hasta las instalaciones del colegio Gabriel Mistral, cerca del sitio donde fue ultimado.

Conociendo la ruta que todos los días tomaba de regreso a su vivienda, los pistoleros esperaron a que Julio César se detuviera en el semáforo de la carrera 8 con calle 4, justo frente al Hospital San Juan de Dios, para propinarle los cuatro tiros que finalmente acabaron con su vida.

Logrado su objetivo, los delincuentes tomaron la vía antigua y se desplazaron hasta el Parque lineal del barrio Lagos II. Allí dejaron abandonada la motocicleta y continuaron su fuga a pie.

Tanto la moto AKT como las cámaras de seguridad del sector son analizadas por investigadores de la Unidad de Homicidios de la Sijín para dar en primera medida con los autores materiales.

Una retaliación

El comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, brigadier general Manuel Vásquez, confirmó que efectivamente se trató de un ajuste de cuentas por un hecho delictivo ocurrido años atrás en la ciudad de Cúcuta, asociado con poderosas estructuras de microtráfico.

“La inferencia lógica nos lleva a deducir que ese ajuste, al parecer por temas de reparticiones, estaría ligado con organizaciones delincuenciales de afuera, es un tema que no es de aquí”, señaló el uniformado.

Dentro de esta hipótesis se investiga si el asesinato del prestamista estaría ligado con el crimen de John Fredy Hernández, conocido como ‘Pajarero’, cuyo cuerpo fue encontrado atado y con signos de violencia el 1 de marzo pasado flotando en el embalse de Topocoro, a la altura del puente El Tablazo (vía Bucaramanga-San Vicente de Chucurí).

En el 2009, el prestamista había sido condenado a siete años de prisión en Pereira, Risaralda, tras hacer parte de una banda de ‘apartamenteros’ conocida como ‘Los Siniestros’.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad